Corte Electoral validó las firmas: "Vivir Sin Miedo" irá a plebiscito

Actualidad

8/05/2019 14:47

Corte Electoral validó las firmas: "Vivir Sin Miedo" irá a plebiscito

El senador Jorge Larrañaga agradeció a quienes hicieron "un enorme esfuerzo en todo el país" para alcanzar el plebiscito.

La Corte Electoral validó las firmas que presentó el senador Jorge Larrañaga para reformar la constitución según se propuso en la campaña "Vivir sin Miedo", impulsada por el también precandidato a la Presidencia por el Partido Nacional.

“Hay plebiscito y es por eso que quiero agradecer de manera muy especial a todos lo que hicieron un enorme esfuerzo en todo el país para alcanzar este resultado. Agradecer también a todos los funcionarios de la Corte Electoral por el trabajo desplegado”, afirmó este miércoles el senador en un video difundido en su cuenta de Twitter.

El 25 de febrero Larrañaga se hizo presente en el Palacio Legislativo donde anunció que había llegado a las firmas requeridas para someter la reforma a plebiscito. El legislador nacionalista Pablo Abdala confirmó a ECOS que desde el comando de la campaña Vivir sin Miedo se presentaron 405 mil firmas y que el descarte "fue muy bajo".

"Nosotros presentamos más de 405 mil firmas y desde la Corte Electoral nos dijeron que la tasa de descarte fue muy baja. Luego de analizar y comenzar el proceso de validación la Corte Electoral aprobó la cantidad de firmas mínimas requeridas, que son las 270.000 y nos comunicaron que habrá plebiscito", afirmó.

La campaña Vivir sin Miedo, que propone entre otras cosas los allanamientos nocturnos, la prisión permanente revisable y la creación de una guardia militarizada para actuar en coordinación con la Policía entre otros puntos, no estuvo al margen de la polémica.

Incluso dirigentes sindicales y organizaciones sociales, apoyados por partidos políticos como el bloque socialista, comenzaron a trabajar en una contra-campaña a nivel nacional.

Una de las dirigentes políticas que cuestionó la campaña Vivir sin Miedo y compartió en sus redes sociales los afiches de la contra-campaña fue la legisladora del Movimiento de Participación Popular, Manuela Mutti.

"El delito y la inseguridad tienen múltiples factores y no se solucionan con un solo paso. Llenar las cárceles de presos no es una solución de fondo porque al salir vuelven a estar en problemas. Hay que dar soluciones integradoras que incluyan la capacitación, el empleo, la educación y el diálogo con las familias y en ese camino se deben establecer la mayor cantidad de lazos interinstitucionales para articular soluciones de fondo. No se trata de un Código de Proceso Penal más duro o más blando. Es un problema complejo y las soluciones simples no dan respuestas, por eso me encanta que los jóvenes asuman el proceso de ponerse en contra de la reforma y se pongan a pensar desde donde tienen que ser abarcadas las soluciones", dijo en diálogo con ECOS.

El 13 de febrero, días antes de que Larrañaga se presentara en el Palacio Legislativo con las firmas, el precandidato estuvo reunido con el Secretariado Ejecutivo del Pit-Cnt y la central sindical le manifestó que llevaría adelante una campaña contraria a Vivir Sin Miedo.

"Nosotros no estamos de acuerdo con la reforma constitucional que plantea la campaña Vivir Sin Miedo. Aunque este no fue el tema central de la reunión nos pareció de orden decirle que vamos a hacer campaña para que no se apruebe la reforma porque no estamos de acuerdo y se lo dijimos mirándolo a los ojos. En una sociedad de hombres y mujeres libres las organizaciones son libres de opinar y el soberano decide. Nosotros vamos a dar todos los argumentos posibles para demostrar que la reforma no es positiva", expresó por su parte el presidente del Pit-Cnt, Fernando Pereira.

Las polémicas por las campaña también se desataron en la interna del Partido Nacional ya que el propio Larrañaga dijo que los dirigentes de Luis Lacalle Pou, uno de sus rivales con miras al 30 de junio, que se manifestaron a favor de la reforma lo hacían por conveniencia política.

"Ahora empiezan a decir tibiamente, tímidamente que van a ensobrar, ¿por qué? Porque hay indicadores que señalan que más del 80 y pico por ciento de los blancos quieren la reforma. Entonces, esto es un acto de conveniencia política", dijo el propio Larrañaga en declaraciones al programa Panorama que se emite por Radio 1410.

"Hay una dualidad notable de comportamiento, porque cuando comenzamos a juntar las firmas decían yo no firmo. No creían que íbamos a alcanzar la reforma", disparó el senador.