Gobierno presenta alternativa para mantener a los tribunales de honor

Actualidad

7/05/2019 16:42

Gobierno presenta alternativa para mantener a los tribunales de honor

Defensa planteó conservarlos pero que no puedan abrir opinión cuando exista una sentencia firme contra los militares implicados.

El Ministerio de Defensa presentó este martes una fórmula alternativa que, de aprobarse, permitiría que se mantuvieran los Tribunales de Honor en el marco del proyecto de ley que promueve una una nueva ley Orgánica Militar.

Se trata de una modificación al artículo 144 de la proyectada normativa e implica que, cuando se trate de un asunto con una sentencia firme, el tribunal en cuestión no podría abrir opinión sobre dicha sentencia.

En todo caso, lo que podría hacer sería simplemente limitarse a evaluar los alcances éticos del fallo en el militar implicado. Así lo dijo en el Parlamento el ministro de Defensa, José Bayardi.

Según explicó, la fórmula implicaría que los tribunales de honor funcionarían de una manera similar que las colegiaciones de profesionales, como el Sindicato Médico o el Colegio de Abogados, que se limitan a juzgar la ética en el ejercicio de la profesión de sus integrantes.

La propuesta del gobierno será evaluada por la bancada del Frente Amplio, donde existen visiones contrapuestas sobre el asunto.

El mes pasado y por mayoría, la Mesa Política decidió la eliminación de los tribunales y la creación, en la órbita del Poder Judicial, de instancias “espejo” especializadas en cuestiones de honor militar.

Organizar la pirámide

Bayardi defendió por otra parte la propuesta que el Poder Ejecutivo había presentado para la reducción en el número de oficiales superiores en las Fuerzas Armadas.

De acuerdo a lo planteado, se propone que el Ejército pase de 16 a 13 generales incluido su comandante, en tanto que la Armada pasaría de seis a siete oficiales de ese rango.

Con respecto a los coroneles, la fuerza de tierra pasaría de 190 a 145, la Armada de 76 a 70 y la Fuerza Aérea de 50 a 45.

A su vez, los futuros ascensos quedarían habilitados exclusivamente a partir de la existencia de vacantes reales.

Para Bayardi, se trata de ordenar la “pirámide” de oficiales y organizar a las Fuerzas Armadas de la manera que, se entiende, es necesaria para no “cargarlas” de personal que no es imprescindible para el cumplimiento de las misiones asignadas.

Sectores como IR y el Partido por la Victoria del Pueblo plantean una reducción aún superior.

Los comandantes no

La oposición había planteado semanas atrás que la Comisión de Defensa convocara a los comandantes en Jefe de las tres fuerzas, para conocer su postura sobre la nueva ley Orgánica Militar.

Un pedido que fue descartado de plano este martes por Bayardi, que propuso en cambio que los legisladores le enviaran las preguntas correspondientes al ministerio. En caso de considerarlas “técnicas”, dijo a ECOS, avalaría que los militares las respondieran.

Según explicó, si habilita a que los comandantes se presenten en la comisión y hacen consideraciones políticas, “los tendría que sancionar”. Por ende, no permitirá que por eso “arruinen su carrera”.

El ministro insistió además en que las venias para destituir a los cuatro generales que el gobierno pretende cesar por su actuación en el tribunal de honor que juzgó a José Nino Gavazzo debe ser aprobada por el Senado.

Al respecto, la postura del Ejecutivo está respaldada por un informe jurídico del Parlamento, que indica que el cese debe ser ratificado por tres quintos de los votos de la Cámara Alta.

Bayardi ratificó que se pretende forzar una definición, aunque la iniciativa no cuente con los votos suficientes al ser rechazada por la oposición.

“En algún momento deberán levantar la mano y asumir la responsabilidad que tienen en función de lo que la ley determina”, señaló.

Si no se alcanzan los votos requeridos, los militares cuestionados seguirán en actividad, sin destino y cobrando el salario correspondiente.