Contra campaña de "Vivir Sin Miedo" se expande en el país

Por: Danilo Costas

Actualidad

21/04/2019 08:00

Contra campaña de "Vivir Sin Miedo" se expande en el país

"No a la reforma, el miedo no es la forma" es el lema de la contracampaña que juega su partido militante en las calles y por redes sociales.

La contracampaña a la reforma constitucional que impulsa el senador y precandidato del Partido Nacional, Jorge Larrañaga, va tomando forma a nivel nacional y gana presencia en el terreno virtual.

Contrarios a lo que propone la campaña Vivir Sin Miedo, el Pit-Cnt y varios colectivos sociales como la Federación de Estudiantes Universitarios (FEUU), el Colectivo Catalejo y Ovejas Negras, articulan por estas horas una campaña de respuesta y alternativas a algunas de las medidas que propone Larrañaga.

Luego de una reunión en la que participaron diferentes gremios, los promotores de la contracampaña definieron los pasos para una articulación a nivel nacional con el objetivo de pararse en la vereda opuesta a la reforma planteada por el legislador.

"El Pit-Cnt es importante a nivel de estructura porque tiene apoyo nacional y es un jugador clave en la articulación nacional entre los vecinos, en los diferentes barrios, en los centros comunales y hablar con la gente. A partir de ahí se puede hablar de construir convivencia y seguridad ciudadana, no creemos en las soluciones mágicas que se realizan detrás de un escritorio. La visión que se tiene sobre la seguridad está muy sesgada y no están todas las cartas sobre la mesa", dijo a ECOS la integrante del Departamento de Jóvenes del Pit-Cnt, Tamara García.

Para García la reforma que plantea Larrañaga es "demagógica" y dijo que se debe trabajar por soluciones de fondo.

"Nosotros estamos convencidos de que hay que discutir un concepto de seguridad interna y es fundamental discutir la seguridad desde todos los marcos, no solo desde los robos, sino también la seguridad que sufre una mujer desde el acoso callejero o el abuso sexual. Hay variables de la inseguridad que no se ven contempladas. El miedo existe y no lo niego, pero está mal enfocado y desde ese enfoque parcial no se puede hacer una política de seguridad. Con represión solo no alcanza. Convivimos con una agresividad importante a nivel de conocidos, familiares o entre vecinos. Según las cifras oficiales solo el 11% de los asesinatos se dio entre desconocidos mediante robos o rapiñas. El resto fue entre conocidos, vecinos que se conocen, problemas entre barras rivales o violencia familiar. ¿Cómo eso no está en la cuestión? Esta propuesta de reforma es sesgada y demagógica", expresó la dirigente sindical.

Para Daniela Buquet, referente del colectivo Ovejas Negras que promueve la diversidad sexual y los derechos de las personas LGBT, la contracampaña aún está en una etapa de formación rumbo a una convocatoria nacional masiva.

"Nosotros estamos trabajando desde el año pasado y estamos aún en la idea de fortalecer una articulación nacional con sindicatos, gremios, personas individuales y organizaciones sociales. El objetivo es que en la totalidad del país se comience a militar esta contracampaña, ya se armaron redes sociales y la idea es generar una fecha de convocatoria nacional para demostrar que el movimiento social está en contra de esta propuesta de reforma", expresó en diálogo con este portal.

En la actualidad ya hay conformados ocho bases territoriales para militar en la contracampaña y hay otros siete espacios en vías de construcción. Según expresó Buquet los ocho lugares ya asentados se encuentran en Lavalleja, Paysandú, Maldonado, La Paz - Las Piedras, Cerro Largo, Río negro, Florida y Salto.

Los espacios que aún están en formación se encuentran en Rocha, Durazno, Artigas, Flores, Treinta y Tres, Tacuarembó y Colonia.

Justamente desde Salto la legisladora por el Movimiento de Participación Popular, Manuela Mutti, hizo visible su apoyo a la campaña mediante su red social Instagram, donde compartió un folleto.

"No me pude sumar formalmente a la coordinadora de Salto que se está formando y creo que al ser una organización social estaba bueno que se mantuviera abierta porque a veces los actores políticos nos sumamos y podemos marcar la cancha. Creo que está bueno que los jóvenes se organicen y militen en contra de una campaña si entienden que perjudica a la sociedad. Los militares tienen una preparación para tiempos de guerra y no es la misma formación que la Policía. Son los Policías y la institución policial los que están aptos para llevar un arma en la calle porque están formados y capacitados para resolver conflictos y determinados procedimientos", dijo a este portal.

Para García la campaña servirá para "discutir la seguridad a fondo" al margen de las propuestas puntuales y el contexto de campaña electoral en el que se desarrolla.

"Si quieren discutir seguridad la discutimos en serio y ponemos sobre la mesa también a los trabajadores que no tienen un marco de garantías para trabajar a nivel de seguridad, porque por más que se conquistó una ley de responsabilidad empresarial todavía hay dificultades para ponerla en práctica. Murieron gurises en un depósito de una empresa de fuegos artificiales y se murió un compañero trabajador en el Disco por no tener los elementos básicos de seguridad. Ellos también salieron de la casa sin saber que no volvían. Somos víctimas de un montón de violencias, del acoso y de los accidentes de tránsito y no estoy mezclando todo, porque todo tiene un origen común que es no respetar las normas ni cuidar y respetar a la persona que tenemos al lado. Entonces, bajo ese marco, la inseguridad se genera desde ese individualismo y la falta de respeto. Creo que más que discutir seguridad hay que discutir sobre la convivencia", indicó.

García hizo también referencia a las políticas integrales en materia de seguridad y convivencia, que abarcan el proceder con el sistema carcelario.

"Hay sindicatos que trabajan con privados de libertad y los niveles de reincidencia bajaron notoriamente cuando el contexto marca lo contrario, porque ayuda y empuja a esa reincidencia. Si le damos dignidad a la gente y le damos espacios desde otros ángulos podemos generar un cambio. Hay más de 800 gurises que pasaron planes de integración y contención donde la central sindical y el Instituto Cuesta-Duarte jugaron un rol fundamental", sentenció.

Hasta el momento la campaña solo comunicó las razones por las cuales se opone a algunas medidas de Vivir Sin Miedo, como la creación de una guardia militarizada o los allanamientos nocturnos. Sin embargo, consultada sobre una agenda propia a nivel de propuestas, Buquet dijo que aún no están definidas.

"Nos moviliza el salir a decir que no porque la reforma plantea políticas punitivistas que van a aumentar la violencia. La gente que está en contra de este tipo de políticas y se moviliza para decir que no. Hoy no tenemos una propuesta propia, pero apoyamos una cantidad de propuestas que ya se llevan adelante en temas de seguridad y cárceles que dan resultado", afirmó.

Una de esas propuestas es el programa Nada Crece a la Sombra, un proyecto de Proderechos que desde hace varios años realiza actividades en cárceles del Instituto Nacional de Inclusión Social Adolescente y del Instituto Nacional de Rehabilitación.

El proyecto tiene como objetivo llevar adelante prácticas socioeducativas con el fin de generar mejoras de comportamiento en los internos y una nueva inserción a la sociedad mediante mejores niveles de convivencia.

Para Mutti las soluciones surgen de los lazos "interinstitucionales" de diferentes organismos y destacó la militancia comprometida de los jóvenes.

"La respuesta a la violencia debe ser siempre desde la convivencia y desde el cambio de las reglas de juego. Si hay gurises en la cárcel que luego de cumplir la pena salen y la sociedad no los inserta, la exclusión vuelve a generar más violencia. El delito y la inseguridad tienen múltiples factores y no se solucionan con un solo paso. Llenar las cárceles de presos no es una solución de fondo porque al salir vuelven a estar en problemas. Hay que dar soluciones integradoras que incluyan la capacitación, el empleo, la educación y el diálogo con las familias y en ese camino se deben establecer la mayor cantidad de lazos interinstitucionales para articular soluciones de fondo. No se trata de un Código de Proceso Penal más duro o más blando. Es un problema complejo y las soluciones simples no dan respuestas, por eso me encanta que los jóvenes asuman el proceso de ponerse en contra de la reforma y se pongan a pensar desde donde tienen que ser abarcadas las soluciones. Me parece bárbaro que le pongan cabeza y debate a esto porque son parte de la sociedad actual y de la que viene, no es un tema que se reduce a los políticos", cerró.

La campaña en contra de Vivir Sin Miedo ya tiene la aprobación de todos los sectores que integran el PIT-CNT y de algunos sectores del gobierno, como el Partido Socialista.

Para los socialistas la solución a los temas vinculados a la inseguridad y la violencia debe tener un "enfoque integral, interinstitucional y no centrado exclusivamente en el accionar policial".

El 13 de febrero el secretario del Pit-Cnt mantuvo un encuentro con Jorge Larrañaga donde se habló principalmente de empleo, aunque la central sindical le manifestó que llevaría adelante una campaña contraria a Vivir Sin Miedo.

"Ellos se mostraron contrarios a una militarización de las calles y lo que se explicó es que Uruguay ya tiene 20 kilómetros de frontera custodiados por militares que hacen tareas policiales. La idea de la reforma es crear una guardia de apoyo a la Policía, integrada por dos mil efectivos militares, pero con instrucción, formación y protocolos del Ministerio del Interior", dijo a ECOS el diputado nacionalista Richard Charamelo, integrante del equipo de trabajo directo de Larrañaga y uno de los asistentes al encuentro.

"Nosotros no estamos de acuerdo con la reforma constitucional que plantea la campaña Vivir Sin Miedo. Aunque este no fue el tema central de la reunión nos pareció de orden decirle que vamos a hacer campaña para que no se apruebe la reforma porque no estamos de acuerdo y se lo dijimos mirándolo a los ojos. En una sociedad de hombres y mujeres libres las organizaciones son libres de opinar y el soberano decide. Nosotros vamos a dar todos los argumentos posibles para demostrar que la reforma no es positiva y hay un sector de la población representada por Larrañaga que está de acuerdo con la reforma y en Uruguay la que decide siempre es la gente", expresó por su parte el presidente del Pit-Cnt, Fernando Pereira.

La propuesta de Larrañaga ya sumó las 400.000 firmas solicitadas y se someterá a un plebiscito en las elecciones nacionales.