Bayardi: El error fue no haber sancionado antes a Manini Rios

Actualidad

10/04/2019 19:46

Bayardi: El  error fue no haber sancionado antes a Manini Rios

ECOS

Para el nuevo ministro de Defensa, el gobierno se equivocó al no haber amonestado al comandante por su “nivel de protagonismo político”.

Para el nuevo ministro de Defensa, José Bayardi, el principal error que cometió el Poder Ejecutivo en todo el proceso vinculado al Tribunal de Honor del Ejército fue no haber sancionado con anterioridad al comandante de esa fuerza, Guido Manini Ríos, por el “nivel de protagonismo político” que había comenzado a tener.

“Aquellas aguas trajeron estos lodos”, sostuvo este martes el flamante secretario de Estado ante la Comisión de Defensa del Senado. “Un vez que se sobrepasa determinado nivel de tolerancia, se termina generando determinado accionar”, sostuvo.

En su exposición ante los legisladores, el nuevo ministro fue muy duro hacia el ex comandante y actual candidato presidencial por el Partido Cabildo Abierto.

Según relató, Manini,entregó el 14 de febrero de este año a Presidencia el expediente del Tribunal de Honor que se le siguió a un grupo de represores. Según Bayardi, el ex jefe del Ejército “se vio compelido personalmente” a acompañarlo de un escrito de ocho carillas, con fuertes cuestionamientos al accionar de la Justicia.

Esa fue, reiteró, la causa de su destitución.

El ministro sostuvo que hubo un análisis a nivel del Ejecutivo sobre si las expresiones de Manini podían haber llegado a constituir delito, tanto a nivel penal como militar. Es que en el caso de los oficiales, aún retirados, su estado militar los deja sujetos por cuatro años a la eventualidad de sanciones.

Bayardi también cuestionó las declaraciones públicas de Manini en cuanto a que lo afirmado por José Gavazzo ante el Tribunal de Honor en relación al caso Gomensoro fue una maniobra para “dilatar” la sentencia por lo que, en su rol de comandante, ordenó continuar las actuaciones pese a la denuncia de un delito.

“Manini Ríos no debería desconocer que en un caso de sensibilidad como este, o con el expediente en general, lo que no está en el expediente no existe”, expresó.

Según remarcó ante la comisión, nunca hubo una comunicación por parte del ex jefe militar al respecto.

Este martes, en diálogo con ECOS, el ministro había afirmado que, entre la potestad que tiene el gobierno de sancionarlo y el derecho de Manini a ser candidato, “defenderé su derecho a ser candidato”.

Bayardi cargó además contra los generales que integraron el Tribunal de Honor, al considerar “inadmisible” que en el expediente afirmaran que los delitos por los que la Justicia condenó a Gavazzo, a Jorge Silveira y a Luis Maurente no están suficientemente probados.

“Me resulta inadmisible que pueda decirse que no existe la convicción respecto a que aquellos incidentes pudieran haber acontecido, tratándose de una generación que estaba en la etapa de la infancia cuando mucho de esto sucedió”, ironizó el ministro.

También le resulta inadmisible, dijo, que se no se haya violentado el honor de las Fuerzas Armadas por lo que Gavazzo dijo que hizo con el cadáver de Gomensoro.

“Estoy como afectado por la consideración, no porque piense que lo pueden volver a hacer, sino porque la conceptualización de esto, esa convicción, no le hace bien a la institucionalidad democrática de este país”, dijo.

Bayardi fue más allá y señaló que la convicción de los generales que actuaron en los tribunales de honor no fue tan libre.

“Creo que lo que iba a fundamentar y a respaldar el escrito del general Manini sobre las conceptualizaciones que hicieron los tribunales de honor, cuando no tenía ninguna obligación de hacerlo”, afirmó.

De lo contrario, dijo, no se explica que se haya hecho el duro alegato contra el Poder Judicial expresado en el escrito de Manini si no era con la intención de asumir la responsabilidad.

Bayardi sostuvo por otra parte que el expediente estuvo en el Poder Ejecutivo desde el 14 de febrero hasta el 30 de marzo. “El plazo es irrisorio en la Administración Pública para el manejo de un expediente, y más cuando estuvo la Semana de Carnaval de por medio”.

En su visión, se trata de uno de los plazos más cortos en que se ha procesado un expediente a nivel del Estado. “No conozco otro de estas características que haya sido manejado con esta celeridad”, apuntó.

El presidente quemado

En la oposición se insistió en que el gobierno debe asumir la responsabilidad en la polémica.

“Estoy convencido de que el que está quemado es el presidente de la República”, dijo el senador y precandidato nacionalista Luis Lacalle Pou. “No hay ninguna intención de hacerse cargo y de informar”, agregó.

El legislador reclamó conocer si el secretario de la Presidencia, “el señor Toma, toma –valga la redundancia– conocimiento de primera mano, por parte del ministro y de los asesores legales, de los hechos que se habían modificado. Ahí vamos a saber hasta dónde alcanzó el fuego”, sostuvo. “Tengo la convicción de que no solo lo sabe el secretario, sino también el presidente”, concluyó.