Ex comandante: el plan de Vázquez era “no tocar” la ley de Caducidad

Actualidad

9/04/2019 20:03

Ex comandante: el plan de Vázquez era “no tocar” la ley de Caducidad

Actas del Tribunal de Honor incluyen declaración de Ángel Bertolotti, que explica la “orden explícita y directa” para buscar restos.

Antes de asumir funciones como comandante en Jefe del Ejército en febrero de 2005, el entonces general Ángel Bertolotti mantuvo una serie de “reuniones de conocimiento” con Tabaré Vázquez, que un mes después asumiría como presidente de la República. También con el que sería secretario de la Presidencia, Gonzalo Fernández.

El motivo fue que se juzgó necesario provocar una “transición normal” entre un gobierno de un partido tradicional y uno nuevo, y así aclarar “procedimientos, doctrina y operativa” que el primer mandatario del Frente Amplio pensaba aplicar.

Tiempo y después y ya en su cargo, Bertolotti fue citado junto a los demás comandantes a una reunión en la clínica médica privada de Vázquez. Allí el presidente les habló de su plan: “no tocar la ley de caducidad” y aplicar el artículo 4 en algunos casos, como los de María Claudia García de Gelman, Zelmar Michelini y Héctor Gutiérrez Ruiz.

“La orden que existía era la de no comprometerme con dar nombres ni responsables, y que todo estaba dentro de lo que había estudiado la Comisión para la Paz”, señaló Bertolotti.

Así lo indica la declaración que hizo el ex comandante el 11 de junio de 2007, ante el Juzgado Penal 19 de Montevideo, en el marco de la “megacausa” que investigaba diversos casos de delitos de lesa humanidad cometidos antes y durante la dictadura.

Su testimonio está incluido en el voluminoso expediente del Tribunal de Honor militar que se le siguió a varios represores, entre ellos José Gavazzo, entregado este martes por el gobierno a la Comisión de Defensa del Senado.

“Nunca me dieron una orden concreta, lo que hice fue comenzar a investigar dentro del Ejército”, expresó Bertolotti. Lo que hizo, subrayó, fue facilitar información y demostrar la disponibilidad de la fuerza de aclarar hechos y sucesos, en las condiciones que marcó el presidente: “sin nombres”.

“Nunca me pidieron nombres, culpables, cabezas o víctimas, y yo no se las dí”, afirmó.

El gobierno le dio apenas dos meses de plazo para elaborar un informe, y Bertolotti “trató” de ordenar a sus generales, transmitiendo el concepto de mando y haciendo cumplir estrictamente lo ordenado por el presidente.

“A los generales les gustó poco pero era la orden del presidente”, señaló.

Luego de eso, Bertolotti se encargó de diseñar un plan sobre “Qué, cómo, cuándo y dónde”, según lo marcado por Vázquez.

Entre sus preocupaciones estaba la manera de manejar el tema dentro y fuera del Ejército y demostrar que su fuerza se había visto envuelta “en algo que no quiso, el enfrentamiento entre uruguayos” y cómo “podía salir robustecida con lo degradada que había sido hasta ahora”.

En el informe, dijo Bertolotti, se incluyó todo lo que coyunturalmente “podría ser”, ya que “nadie tiene la verdad exacta porque no hay confesión escrita, no hay nada”.

Cada comandante entregó al presidente su propio informe, sin saber el contenido de los demás. Allí fue que Bertolotti, dijo, se enteró que su colega de la Fuerza Aérea, Enrique Bonelli, afirma la existencia del “primer vuelo de la muerte”.

Según el ex comandante, para su trabajo se basó en lo que había conversado con Gonzalo Fernandez y con el ex integrante de la Comisión para la Paz, José Claudio Williman.

“Nunca tuve Información cerrada, completa, pero me orientaban para donde tenía que ir”, comentó.

En su testimonio, Bertolotti hizo referencia a la información que se obtuvo del destino de restos como los de Gelman, que terminó siendo errónea. “Yo estaba seguro de que estaban allí. Si no estuvieron es porque fueron removidos, pero los antropólogos dicen otra cosa”, expresó.

Ante el juez el ex comandante se negó a identificar a sus informantes, cumpliendo con la orden del presidente.

De todas formas admitió haberse entrevistado con varios ex represores, como Gilberto Vázquez, Ricardo Arab, Ernesto Ramas, Jorge Silveira y el propio Gavazzo.

En el interrogatorio participó Fiscalía, que le preguntó si la orden presidencial era la búsqueda de restos de desaparecidos o solo los de María Claudia García.

“La orden fue explícita y directa, queda fuera de la ley de Caducidad la nuera de Gelman”, respondió Bertolotti. También los casos de Michelini y de Gutiérrez Ruiz.


PARA LEER EL EXPEDIENTE COMPLETO, HAGA CLICK AQUÍ.