Retirados ratifican apoyo a Manini, que sigue meditando su futuro

Actualidad

25/03/2019 17:16

Retirados ratifican apoyo a Manini, que sigue meditando su futuro

El Movimiento Unidos Podemos visitó al ex comandante en su domicilio para informarle su voluntad de integrarse al partido al que decida ir.

El Movimiento Unidos Podemos (MUP), integrado en su mayoría por retirados de las Fuerzas Armadas, visitó este lunes en su domicilio al ex comandante en Jefe del Ejército, Guido Manini Ríos.

Allí se le entregó una carta, en la que se le ratifica un apoyo total a su posible incursión en la actividad política y la voluntad del movimiento de integrarse en el partido en el que el ex jerarca decida ir.

La respuesta de Manini es que aún sigue sin tomar una definición sobre su futuro y que no se va a apurar en su decisión. Cuando ese momento llegue, tal vez en algunas semanas, el ex comandante lo anunciará a través de una declaración pública.

Así lo dijo a ECOS el dirigente del MUP, Héctor Rovira, que expresó la esperanza de que la respuesta será positiva. “Lo damos como un hecho”, manifestó.

Manini debe decidir si acepta la oferta del Partido Cabildo Abierto,también identificado con retirados, de ser su candidato presidencial en 2019.

También podría competir en la interna del Partido Nacional, si le diera el sí a la invitación que la realizó el Espacio Brigadier General Manuel Oribe, una pequeña agrupación de ese lema.

El ex comandante había adelantado su disposición a incursionar en política, pero que su intención estaba lejos de “liderar un partido militar”.

En la reunión, el MUP le transmitió que la intención primaria del grupo era competir en la interna del Partido Colorado. La opción cambió a partir de los acontecimientos que precipitaron la destitución del ex titular del Ejército, al que el MUP ve a un “gran líder”, con capacidad de mando y condiciones de buen administrador.

Durante el encuentro, que se extendió por casi dos horas, hubo coincidencias en la percepción de varios asuntos vinculados a la realidad del país.

Principalmente en lo que refiere a la situación salarial del personal subalterno de las Fuerzas Armadas, sumergidos con respecto al resto de los funcionarios públicos, lo que para Rovira configura una situación de discriminación.

El MUP respaldó en todos sus términos las apreciaciones de Manini sobre la actuación de la Justicia en las causas contra militares acusados por violaciones a los derechos humanos.

En un informe de febrero que acompañó las conclusiones de los Tribunales de Honor contra los represores José Gavazzo, Luis Maurente y Jorge Silveira, el aún comandante había hablado de que hubo militares condenados con pruebas “fraguadas” o “inventadas”.

También hizo mención al “Derecho del enemigo” y de que los indagados en este tipo de causas “eran considerados culpables antes de ser juzgados”.

Aclarando que “nadie piensa defender a torturadores”, Rovira expresó que el MUP respalda íntegramente lo señalado por Manini en ese informe. Esa fue, dijo, una de las razones por las que el movimiento decidió apoyar su eventual incursión política.

Además de haberse hecho por los canales y de la forma en que marca la ley, Rovira señaló que Manini lo hizo en forma reservada, siguiendo la cadena de mando. Una actitud muy distinta, recordó, a la recorrió el Poder Ejecutivo al difundir públicamente el contenido del informe.

“Manini entendió que debía defender lo que tenía que defender”, aseguró. “Hay muchos casos en la Justicia de militares detenidos con pruebas inventadas”, dijo.