Espía argentino detalló una “embajada paralela” de Irán en Uruguay

Actualidad

17/03/2019 14:28

Espía argentino detalló una  “embajada paralela” de Irán en Uruguay

Informe apunta a tareas ilegales de inteligencia argentinas en territorio uruguayo en torno a “actividades terroristas” en Montevideo.

La Comisión Provincial por la Memoria argentina sobre supuestas actividades de espionaje paraestales elaboró un informe sobre la información contenida en tres discos duros y otros tantos celulares incautados al espía y falso abogado Marcelo D’ Alessio, en el centro de la polémica política del vecino país y que amenaza impactar de este laso del río.

Es que uno de los capítulos del profuso informe, de 61 páginas, da cuenta de actividades desarrolladas en torno a las sospechas de un “inminente despliegue de Irán en Uruguay” y del “trabajo de campo” desarrollado para, supuestamente, dejarlas al descubierto, llevado a cabo en territorio uruguayo y sobre ciudadanos de este país.

Los hechos aparecen descritos en un archivo informático bajo el nombre “Oriente/Irán”, difundidos este domingo en la Revista Noticias. Allí se observa una “particular actividad de recolección de información e inteligencia” respecto a supuestas actividades comerciales de empresarios argentinos, uruguayos, colombianos e iraníes.

La carpeta “Irán” contiene archivos en diferentes formatos, así como una presentación en Powerpoint titulada “Análisis inminente despliegue comercial Irán”, que abarca desde octubre de 2017 al mismo mes del año pasado.

Allí se incluye un resumen de una supuesta actividad de inteligencia realizada tanto en territorio argentino como uruguayo.

Se informa por ejemplo de la detección de “tres intentos concretos de empresas iraníes de instalarse, comerciar y explotar negocios dentro de Argentina”.

Una posibilidad que, en caso de concretarse, pondría a Argentina como “país colaborador” en los intentos de la nación persa se sortear el bloqueo económico y financiero del que es objeto.

Principalmente por parte de los Estados Unidos, que podría en represalia haber vetado el otorgamiento del multimillonario préstamo que por esa época el gobierno de Mauricio Macri negociaba con el Fondo Monetario Internacional.

La “investigación” habría sido iniciada luego de la compra y venta de empresas, así como de productos combustibles y de construcción, que luego derivó en una serie de actividades como la toma de fotos subrepticia de personas como Facundo Trías, un supuesto ciudadano uruguayo.

El informe incluye también una serie de imágenes de diferentes propiedades, obtenidas a partir de un “trabajo de campo” realizado en el Uruguay.

Según lo explicado por el propio D’Alessio, la motivación de estas tareas giró en torno a las “actividades terroristas” que tendría como objetivo la “detección de una delegación comercial iraní clandestina con asiento en Montevideo”.

El informe contiene un supuesto ofrecimiento de D’Alessio al fiscal federal Carlos Stornelli, al que le consultó si le interesaba un “caso de terrorismo”.

Se trataba, le explicó de “la embajada iraní paralela que está en Montevideo. Si Macri o María Eugenia llegan a comprar el cemento o el diesel que ofrecen con cobertura de empresas rusas, perdemos el acuerdo con el FMI!!!!”, le advertía. “Te vas a ganar más que un premio. Mucho más !!!!”.

El informe, basado en los datos recolectados por el juez Alejo Ramos Padilla, menciona como contacto de D’Alessio a “Rolo”, que puede tratarse de un efectivo de la agencia antidrogas de los Estados Unidos (DEA).

El informe de la comisión no aporta datos sobre un supuesto espionaje de elementos argentinos a integrantes del sistema político uruguayo, revelado por el juez Ramos Padilla en una presentación ante el Congreso de su país.

Mientras el fiscal general Jorge Díaz manifestó su “preocupación” en torno a esas denuncias, el diputado comunista Gerardo Núñez viajará en las próximas horas a Buenos Aires para ampliar la información disponible.

Según el magistrado argentino, una red indagó sobre sobre dirigentes del Frente Amplio en el marco de una investigación sobre las actividades de PDVSA en ese país.

En diálogo con ECOS, el diputado comunista había afirmado que la investigación llevada adelante por Ramos Padilla es clave ya que se "incluyen graves acciones de espionaje ilegal en Argentina sobre periodistas, magistrados y militantes sociales".

Además, dijo, un capítulo claro donde, según expresó el propio juez ante la Comisión de Libertad de Expresión, “hay operaciones sobre compañeros de nuestro Frente Amplio que fueron víctimas del espionaje ilegal y paraestatal, porque según la denuncia no estarían involucrados de manera directa los servicios de inteligencia argentinos. Hay que ver cómo estaba conectada esta red de espionaje y para quien trabajaba", expresó Núñez.

El legislador comunista le pidió una reunión al titular de la Comisión, Leopoldo Moreau, quien confirmó en sus redes sociales el próximo encuentro. También analiza ampliar la denuncia presentada el año pasado en torno a actividades clandestinas de espionaje militar en democracia en Uruguay.