Daniel Bianchi está con un pie y medio fuera de su banca en el Senado

Actualidad

15/03/2019 18:37

Daniel Bianchi está con un pie y medio fuera de su banca en el Senado

PL

Hay unanimidad en aprobar su desafuero para que sea sometido a la Justicia. Los colorados recuperan su banca y van por su expulsión.

La Comisión de Constitución y Legislación del Senado aprobó por unanimidad un exhorto de la Suprema Corte de Justicia en el que solicita el desafuero del senador Daniel Bianchi, para que pueda responder por el accidente que causó en Punta del Este estando ebrio a fines de enero.

El planteo de la corporación, motivado a solicitud de un Juzgado de Paz Departamental del Maldonado, fue considerado una prioridad por parte de los legisladores, que lo votaron casi sin discusión.

“Creo que es un tema bastante sencillo”, consideró el senador frenteamplista Charles Carrera (MPP). El oficialismo planteó la intención que el Plenario lo apruebe en la primera sesión de abril.

En su opinión, se aplica el artículo 114 de la Constitución. Allí se establece que “ningún Senador o Representante, desde el día de su elección hasta el de su cese, podrá ser acusado criminalmente, ni aún por delitos comunes que no sean de los detallados en el artículo 93, sino ante su respectiva Cámara, la cual, por dos tercios de votos del total de sus componentes, resolverá si hay lugar a la formación de causa, y, en caso afirmativo, lo declarará suspendido en sus funciones y quedará a disposición del Tribunal competente».

La postura de Carrera promovió que la comisión se expidiera por suspender a Bianchi de su función y ponerlo a disposición de la Justicia ordinaria, a los efectos de que se puede desarrollar el proceso en su contra que se está encaminando en Maldonado.

En ese mismo sentido se expresó Constanza Moreira (Casa Grande). “Hoy mismo deberíamos dejar zanjado el asunto del desafuero”, aseguró.

Desde el Partido Nacional, Luis Alberto Heber (Herrerismo) coincidió en que Bianchi debe ser suspendido en su calidad de legislador y estar a lo que la Justicia resuelva.

El Partido Colorado, que Bianchi integró hasta 2016, va directamente por su expulsión. Así lo había dejado planteado el senador Pedro Bordaberry.

Su suplente, Cecilia Eguiluz, ratificó que se acompañará el desafuero.

El senador y presidente del Partido Independiente, Pablo Mieres, compartió los criterios expresados y se manifestó para que el desafuero de Bianchi ingrese al plenario en la siguiente sesión.

Bianchi aparece así sentenciado. Su destino quedó sellado el 22 de enero, cuanto protagonizó un aparatoso accidente en Punta del Este. Chocó a tres vehículos que estaban estacionados mientras conducía su auto, que terminó incendiándose, con 1,3 gramos de alcohol por litro de sangre.

Movimientos y antecedentes

El senador carece de todo respaldo político ya que el Partido de la Gente, que integraba, resolvió expulsarlo al considerar “inaceptable” su conducta.

Su desafuero y eventual expulsión posibilitará que el Partido Colorado recupere una banca en la Cámara Alta. Bianchi había sido electo como suplente en 2015, y pasó a ocupar la titularidad luego del fallecimiento de Martha Montaner.

Al Senado irá la actual diputada por Canelones Graciela Matiaude (Ciudadanos), que será a su vez reemplazada por Alejandro Brause.

Bianchi engrosará así la lista de legisladores desaforados desde el retorno a la democracia.

El antecedente inmediato fue el del nacionalista Wilson Aparicio Ezquerra (Alianza Nacional), desaforado en noviembre de 2017 luego de haber atropellado a una mujer en Maldonado. Manejaba con 1,4 gramos de alcohol por litro de sangre.

Ezquerra no fue sometido a la Justicia Penal, que nunca abrió una causa en su contra. Debió responder ante un juzgado de Faltas por conducir en estado de ebriedad, que lo condenó a 12 días de trabajo comunitario.

Cumplida la pena, retornó a la Cámara.

Más atrás en el tiempo se recuerda el caso del diputado colorado Carlos Signorelli, desaforado en 2008 a raíz de una denuncia por irregularidades en el manejo de fondos públicos en su gestión como intendente de Artigas, entre 2000 y 2005.

Terminó procesado con prisión por fraude en abril de 2009.

Al también colorado Juan Justo Amaro se lo intentó desaforar del Senado en 2007 a pedido de un fiscal, que lo acusaba de fraude y abuso de funciones en su anterior gestión como presidente de OSE.

El pedido no prosperó porque no se alcanzaron los dos tercios de votos exigidos.

Amaro no fue reelecto y en 2010 sería procesado por esos delitos.

En 1991 la Justicia había pedido el desafuero de Armando Da Silva Tavares, un diputado que había sido electo por la Cruzada 94, liderada por Pablo Millor.,

Rompió poco después con su partido, aunque conservó la banca. Al igual que Amaro, no hubo votos para avalar el pedido judicial en su contra.

Ya sin fueros, terminó procesado en 1998 y, muchos años después, encarcelado en Panamá por un turbia estafa a sus socios en un emprendimiento hotelero.

El caso más resonante fue el del frenteamplista José Germán Araújo directamente expulsado del Senado en 1986, en la misma sesión en que fue ratificada la ley de Caducidad.

El argumento fue que había intentado provocar una “asonada” con sus consignas en contra de esa normativa.