Arismendi, el Mides y una Investigadora que “puede terminar mal”

Actualidad

4/03/2019 18:37

Arismendi, el Mides y una Investigadora que “puede terminar mal”

SCI

Blancos quieren indagar sobre el “amiguismo” y las “contrataciones a dedo” en un organismo observado más de 400 veces por el TCR.

El 30 de enero pasado, el Tribunal de Cuentas (TCR) observó dos adjudicaciones del Ministerio de Desarollo Social (Mides) referidas a la contratación de servicios externos.

Una era por la prórroga y ampliación de un contrato para la gestión de centros de atención nocturna en Montevideo. La adjudicación, definida a mediados de ese mes, era por más de 17 millones de pesos y favorecía entre otros a la Asociación Civil Centro de Participación Popular, una ONG fundada por Christian Mirza, exdirector de Políticas Sociales del Ministerio.

La cartera sumó así 414 dictámenes desfavorables del tribunal, entre las observaciones primarias y las reiteradas ante la insistencia en el gasto por parte de la secretaría.

La mayor parte pasan por haber ejecutado o pagado el servicio antes de la aprobación del contrato o por hacer compras directas cuando correspondía una licitación.

Se trata, por lejos, del Ministerio que más desconoce las resoluciones del organismo de contralor. Un fenómeno que se viene repitiendo desde hace varios años. Tiene presencia “casi semanal” en las sesiones del TCR, señalaba en 2017 uno de sus ministros, Ruperto Long.

El desconocimiento de las centenares de resoluciones elaboradas por el tribunal será una de las tres líneas que motivará el pedido del Partido Nacional de crear una Comisión Investigadora a nivel parlamentario. El planteo formal será elevado a mediados de este mes por el diputado Martín Lema.

Lema también se basará en un informe de la Auditoría Interna de la Nación, que habló directamente de “falta de transparencia y abuso" en las contrataciones directas por parte del Mides.

Allí se apuntaba principalmente a los programas Calle y Cuidados. También se marcaba una “carencia absoluta” en cuanto a los controles y el conocimiento sobre el inventario de bienes del Ministerio.

Entre otros aspectos, la auditoría señalaba la falta de definición de un marco de actuación y control de las organizaciones, que hacía imposible monitorear el cumplimiento de los fines para los que fueron contratadas.

La auditoría marcaba, ya en 2012, que de los cerca de 80 mil beneficiarios de la Tarjeta Uruguay Social unos 29 mil no reunían los requisitos para recibirla. El Mides, según Lema, nunca objetó el informe de la AIN pero tampoco cumplió con sus recomendaciones.

El diputado nacionalista basará también la necesidad de una investigadora en los 13 pedidos de informes que desde marzo de 2015 hizo al Mides y que no fueron respondidos.

Se apuntará a esclarecer el “abuso de contrataciones directas y a dedo". En particular, sobre determinadas organizaciones que “parecen tener el monopolio” de las licitaciones y adjudicaciones.

El legislador dijo haber detectado un fenómeno que fue comprobado cuando se investigaron las denuncias sobre irregularidades en la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE). Se trata de la contratación de organizaciones conformadas por funcionarios del propio Ministerio. También casos en los que se pagaba sin conocer si el servicio se había prestado.

“Hay cosas muy complejas, de fuertes irregularidades”, aseguró Lema.

Entre las incógnitas a despejar, está el polémico pago irregular de pasajes de transporte a una ONG por más de 20 millones de pesos en 2017. También está la contratación, por 46 millones de pesos, de una cooperativa de choferes a principios del año pasado.

El hecho coincidió en el tiempo con la denuncia que un grupo de funcionarios del Mides efectuaron en cuanto a un recorte monetario en los programas de
Instituto Nacional de Alimentación (Inda).

Entre los temas de la Investigadora estará también la contratación de médicos cubanos, “con todos los gastos pagos”, que llegan para trabajar en el servicio de Ortopedia.

Por otra parte, Lema sostuvo que, pese a los reiterados pedidos de información, el Mides sigue desde 2015 “sin rendir cuentas” sobre los resultados de las políticas sociales que se implementan.

El recuerdo de Ancap y ASSE

El Frente Amplio comenzará a conversar en los próximos días qué actitud tomará en relación al pedido de conformar la Investigadora que, si prospera, deberá desarrollarse en plena campaña electoral.

Por lo pronto el Partido Comunista, sector al que pertenece la ministra Arismendi, le atribuyó a la iniciativa fines políticos.

En declaraciones a La Diaria, el diputado Gerardo Núñez consideró que no existen elementos valederos. “El Partido Nacional ha demostrado un profundo desprecio por las políticas sociales que se convierte, en última instancia, en un desprecio por los pobres de nuestro país”, afirmó.

En igual sentido se pronunció Arismendi este domingo, entrevistada por El País. ”Terminaron con ASSE y ahora vienen por el Mides,” señaló la ministra, afirmando que los cuestionamientos a la cartera que encabeza tienen fines electorales.

“Cuando el Frente Amplio sale con este tipo de declaraciones, la cosa termina mal”, ironizó Lema.

Lo hizo al recordar las críticas que desde el oficialismo llegaron cuando se propuso crear una comisión sobre Ancap, en un proceso que culminó con la renuncia del vicepresidente Raúl Sendic.

También en la de ASSE, que la izquierda señaló como un “circo mediático” pero que derivó en la destitución de su directorio y en el pasaje de las denuncias a la Justicia de Crimen Organizado.

“Habrá que ver cómo termina Arismendi”, sentenció Lema.

El diputado nacionalista adelantó que, si el Frente no vota la investigadora, “es porque tiene miedo de lo que se pueda encontrar en el Mides”.