Juan Sartori, elogiado por Tinelli, llevó su gira a Buenos Aires

Actualidad

15/02/2019 14:27

Juan Sartori, elogiado por Tinelli, llevó su gira a Buenos Aires

Comunicación Sartori

El precandidato nacionalista a la Presidencia llevó su "Juan escucha", realizado 250 veces en Uruguay, a la capital argentina.

Este jueves, el precandidato del Partido Nacional Juan Sartori estuvo en Buenos Aires como parte de su campaña, reuniéndose con más de un centenar de uruguayos y dando notas a la prensa.

En una entrevista concedida a Clarín, el diario de mayor circulación en Argentina, publicada este viernes, Sartori resaltó que en Uruguay “lo más duro es la falta de trabajo”, pero también cuestionó sobre la situación crítica en sectores que antes no eran problema para el país, como la seguridad, la salud pública y la educación pública.

“Y sin embargo, Uruguay es un país con recursos, desde el turismo hasta la agricultura orgánica. Me animo a decir que incluso entre los distintos partidos políticos uruguayos, sean de derecha o izquierda, existe un consenso básico sobre cómo debe manejarse la economía. El problema es que el Frente Amplio subió impuestos y tarifas. Muchas empresas cierran y el país está caro para todos, incluso para los turistas”, señaló a Clarín.

El mismísimo Marcelo Tinelli lo elogió en Twitter, calificándolo como un “gran tipo”.



Sartori sostuvo ante los medios que hay que renovar el concepto de integración en la región, Mercosur inclusive.

El “Juan Escucha”, la dinámica que ya se ha realizado 250 instancias en Uruguay, también se hizo en la capital argentina con la moderación de la periodista Ana Murature. Ahí repitió los conceptos que lo llevaron a interesarse en la política y aspirar a la Presidencia, así como las críticas que recibió por ello. “No había asomado la cabeza y ya me estaban criticando. Fue bueno, me convenció que no soy más de lo mismo, en vez de pensar si venía a sumar se preguntaban si iba a meterme con ‘los cargos y las chacritas’. Que sigan criticando que yo sigo trabajando, porque el sistema político uruguayo se convirtió en una máquina de acomodar gente y eso hay que tratarlo rápidamente”.