180 días de prisión preventiva para asesino de almacenera de Toledo

Actualidad

14/02/2019 16:33

180 días de prisión preventiva para asesino de almacenera de Toledo

Google Maps

Juzgado de Toledo

Una misma sede judicial fue protagonista en dos episodios de sangre de gran notoriedad ocurridos en Canelones en dos días.

El Juzgado Letrado de Toledo, a cargo de la magistrada Patricia Ferreira, está muy ocupado estos días. Este jueves, un hombre de 37 años de iniciales A.D.G.U., conocido como “El Puchín”, fue enviado 180 días a prisión como medida cautelar, mientras se prepara la acusación en su contra por el asesinato el domingo a eso de las 16 horas de la almacenera Alicia Álvez, de 68 años, en esa ciudad. La mató de seis puñaladas, dos en el pecho y cuatro en el abdomen. Le había robado dos frascos de perfume y un poco de crema.

El hombre es un adicto a la pasta base -de ahí su apodo- y tenía antecedentes penales por rapiña en Montevideo y Canelones. El viernes antes del homicidio le había dicho a un amigo que “se mandaría algo para tener plata y consumir pasta base”. Ese mismo domingo en la mañana, cerca de la bomba de OSE de Toledo, se reunió con dos amigos. Él y otro más -aún no detenido- dijeron que iban a cometer una rapiña. Según el petitorio de la fiscal Alicia Ghione, fue al almacén de la mujer con la intención de robar.

"Un rubio de remera azul", le llegó a decir Álvez a los primeros vecinos que acudieron en su auxilio tras oír los gritos. Mientras tanto, el atacante recorría las calles cercanas en actitud muy sospechosa para los vecinos, quedando registrado en varias cámaras de seguridad.

También antes había sido visto por vecinos en una actitud sospechosa, generando nerviosismo entre varios vecinos, que no lo habían visto en su vida. Fue filmado en estos momentos alejándose y acercándose al almacén donde ocurrió el homicidio.

Todos hablan de un hombre de cabello rubio-castaño que vestía una remera azul.

Al día, también en torno a la bomba de OSE, los dos que habían anunciado su acción le dijeron al tercero que hicieron la rapiña y algo salió mal. "Nos mandamos una macana".

El hombre fue detenido el martes en Villa Seis Hermanos, a seis kilómetros de donde ocurrió el homicidio. Mientras su víctima moría, él había ido a atenderse en el Hospital Pasteur, dijeron a ECOS fuentes cercanas al caso.

Asalto mortal en Suárez

En esa misma sede, otro asaltante ya había sido enviado a prisión preventiva por otro episodio sangriento en la cercana Suárez.

A P.G.V., de 30 años, se le decretaron 120 días de cárcel como medida cautelar por tentativa de rapiña agravado por usar armas de fuego, pluriparticipación y por ser la víctima encargada de manejo de valores, más atentado contra un policía, porte y tenencia de armas.

El lunes 11 a las 18.45, este delincuente, acompañado por otro de iniciales J.C.A.M., encapuchados, enchalecados y armados con pistolas Glock de nueve milímetros, asaltaron al remesero de una agencia de quinielas de Suárez, en Canelones.

El asaltado, de iniciales W.N., tenía consigo 7.480 dólares más $ 2.500 pesos uruguayos, boletas y documentación de la Banca de Quinielas, según el petitorio del fiscal Federico Pión.

Sin embargo, la Policía ya tenía el dato de que una banda iba a dar ahí el golpe. Estaban en el lugar y les dieron a los asaltantes la voz de alto. El pedido de formalización sostiene que tanto J.C.A.M. como P.G.V. abrieron fuego, que fue repelido por los funcionarios.

J.C.A.M. fue abatido en el lugar. P.G.V. huyó pero fue capturado metros después por un efectivo de la Guardia Republicana.

Ambos ladrones habían llegado al lugar del golpe en un Chery QQ azul que se fugó ni bien comenzó el tiroteo. El auto luego fue encontrado en Barros Blancos. Su conductor sigue prófugo.