Nin Novoa: Uruguay es "flexible" y supo "entender la situación"

Actualidad

8/02/2019 12:20

Nin Novoa: Uruguay es "flexible" y supo "entender la situación"

Presidencia

El canciller señaló por qué el país ahora pide elecciones para Venezuela y deja claro que considera más ilegítimo a Guaidó que a Maduro.

"Las cosas tienen su dinámica. Una cosa es no pedir elecciones en determinado momento y otra cuando la crisis tiene una magnitud tal que se da la cosa extrañísima que hay dos presidentes en un país. Una Presidencia que ha sido cuestionada (Nicolás Maduro) y otra una autoproclamación (Juan Guadió) que ya fue reconocida por distintos países, comienza a nombrar embajadores y toma acciones de gobierno. Es ahí cuando Uruguay muestra que es flexible, que puede entender la situación, e indica que la mejor forma de dirimirlo es con elecciones".

Así, repitiendo el concepto de flexibilidad y no de "cambio" o "viraje", como fue consignado en la prensa, el canciller de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, explicó la inclusión de Uruguay en el pedido de elecciones “libres, democráticas y creíbles” en Venezuela, planteadas por la Unión Europea, establecidas en la declaración final del Grupo de Contacto Internacional reunido este jueves en Montevideo.

Entrevistado por Emiliano Cotelo para el programa "En Perspectiva", emitido por Radiomundo, el ministro señaló que no hay una contradicción entre esa postura y la del Mecanismo de Montevideo, integrado por Uruguay, México, Bolivia y el Caricom. “Ambos reconocemos la compleja situación de Venezuela, rechazamos la intervención extranjera y señalamos que son los venezolanos los que tienen que encontrar una solución".

Este último grupo no habla en ningún momento de las elecciones.

Nin habló de una reunión "fructífera" y "trabajosa". Destacó como un logro de Uruguay que la declaración del Grupo de Contacto no incluyó las condiciones previas para el diálogo que había traído la Unión Europea. Estas eran: liberación de presos políticos, establecer una composición equilibrada del Consejo Nacional Electoral, eliminación de todos los obstáculos para la participación libre de todos los partidos y establecimiento de nuevos registros electorales que permiten el voto de venezolanos fuera del país. Sobre esto último, el canciller reflexionó: "¿Uruguay cómo va a mandar una instrucción en ese sentido cuando él mismo no tiene voto fuera del país?"

"El término 'injerencismo' fue el más usado en la tarde. Para nosotros, eso se reduce a la imposición de condiciones. Y nosotros no creemos en eso", destacó el ministro. Para él, la realización de elecciones, la restauración de la "plena democracia", el estado de Derecho, la separación de poderes y el respeto por el mandato institucional del país, como quedó establecido en la declaración del Grupo de Contacto, son "objetivos" y no condiciones. De inmediato, reconoció que es "muy delgada" la diferencia.

"Para un país como Uruguay, la vara está muy alta al hablar de democracia plena", respondió cuando Cotelo le preguntó si la declaración es un reconocimiento que tal cosa no existe en Venezuela.

En otro pasaje de la entrevista, Nin Novoa dejó claro que para Uruguay el presidente de Venezuela sigue siendo Nicolás Maduro y no Juan Guaidó. O que, al menos, a este último lo consideran menos legítimo que al primero. "Si se habla de la ilegitimidad de Maduro, qué decir de la de Guaidó. Encontramos inadmisible que una persona se autoproclame presidente de la República".

Luego de destacar que Uruguay rechazó "al menos seis veces" la violencia y la represión en Venezuela, reconoció que en ese país hay una "a todas luces" una crisis humanitaria en materia de salud, algo que ha sido negado por el gobierno caribeño. Sin embargo, también tuvo sus reparos en este tema: “No sea cosa que la crisis humanitaria sea como las armas de destrucción masiva de las que habló Estados Unidos en Irak. Y luego de la ayuda vengan los misiles”.

Finalmente, Nin Novoa señaló su preocupación en la "intransigencia" de Juan Guaidó, señalando su rechazo a todo diálogo. Cuando Cotelo le preguntó por la actitud de Maduro, el canciller admitió: "Y... son los dos iguales".