Presencias, ausencias y alusiones en presentación de sello de Wilson

Actualidad

4/02/2019 16:01

Presencias, ausencias y alusiones en presentación de sello de Wilson

La mitad de los precandidatos estuvo presente. Juan Raúl Ferreira, hijo del fallecido caudillo, se quejó en Twitter de la ceremonia.

“Viva Wilson”. Con estas palabras, la presidenta del Correo del Uruguay, Solange Moreira, terminó su intervención este lunes durante la presentación del sello conmemorativo de los 100 años de Wilson Ferreira Aldunate, nacido el 29 de enero de 1919, en la sede del Partido Nacional.

La intervención de la actual presidenta de una empresa estatal, por ende frenteamplista, en la sede del principal partido de la oposición durante el homenaje al último gran caudillo de esa colectividad, fue el final de una ceremonia corta pero emotiva, que llamó la atención por los pasajes de algunos discursos, sus ausencias y sus presencias.

El evento convocó. La sala de conferencias de la sede del Partido Nacional quedó chica. Entre los asistentes estaban tres de los seis precandidatos a la Presidencia del lema: Jorge Larrañaga, Juan Sartori y Carlos Iafigliola. Estuvo ausente la otra mitad de los postulantes: Luis Lacalle Pou, Verónica Alonso y Enrique Antía.

“Wilson representa el sentir intergeneracional de lo que significa ser blanco”, indicó la presidenta del Directorio del Partido Nacional, Beatriz Argimón. La suya, agregó, es la “generación que escuchó los cassetes de Wilson en el exilio, la que sufrió el Pacto del Club Naval y la que escuchó su imponente discurso en la Explanada Municipal” cuando fue liberado. Su generación, añadió, “es la que tiene la obligación moral de transmitir quién fue Wilson a las siguientes”.

Junto a ella se encontraban legisladores y directores blancos como Jorge Gandini, Pablo Iturralde, Pablo Abdala y Armando Castaingdebat. Parado detrás de las presidentas Argimón y Moreira estaba Fernando Saralegui, representante del Partido Nacional en el directorio del Correo, cuyo uso de los viáticos fue muy cuestionado a fines del año pasado (ver aparte). En la primera fila estaba sentada Silvia Ferreira, una de las hijas de Wilson, visiblemente emocionada.
Silvia Ferreira, hija de Wilson, con el sello conmemorativo de su padre.
Silvia Ferreira, hija de Wilson, con el sello conmemorativo de su padre.

Otro de los hijos de Wilson, Juan Raúl Ferreira, que el año pasado manifestara su ingreso al Espacio 609 del Frente Amplio, cuestionó duramente en Twitter el no haber sido invitado a esa ceremonia y pidió a Moreira que renunciara a su cargo en el Correo.

El sello presentado este lunes, cuya solicitud fue cursada en febrero de 2018, es el séptimo que el Correo del Uruguay le dedica a la memoria de Wilson Ferreira. Se basa en una foto de Ricardo Ayestarán, tomada en enero de 1985 durante una visita del dirigente a la Secretaría de Asuntos Sociales del Partido Nacional. Ayestarán, entonces militante y hoy médico de profesión, también estuvo, muy emocionado, en la ceremonia de este lunes. “El Wilson de las ideas es el que está en ese sello”, resumió Gandini, presidente de la Cámara de Diputados.

“Para mí es muy difícil hablar con la razón así que hablaré con el corazón”, comenzó su intervención Fernando Saralegui, que protagonizaría el discurso más emotivo y más aplaudido de la ceremonia, con varias alusiones vivenciales. Tomando del hombro a Solange Moreira, que estaba sentada delante de él, destacó “que no hubo ningún interés mezquino en el directorio” del Correo a la hora de confeccionar el sello conmemorativo. “No es que el Correo se haya vuelto wilsonista; el Correo homenajea a quienes hicieron algo por el país”.

Los mayores aplausos, empero, los logró Saralegui al declarar: “Aquellos que creen que el wilsonismo está fuera del Partido Nacional no conocen a Wilson”, en la que fue una obvia alusión a Juan Raúl Ferreira.

Este último, en su cuenta de Twitter, le pedía la renuncia a Solange Moreira, aseguraba que Silvia Ferreira había ido “engañada” y que era la segunda vez que Gandini insultaba la memoria de su padre en su centenario.



Ajena a ello, la presidenta del Correo apeló al alemán Bertold Brecht para calificar a Wilson: “Hay hombres que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles”.

Resolución de Ética la semana que viene

La Comisión de Ética del Partido Nacional resolverá la semana próxima la situación del director nacionalista del Correo del Uruguay, Fernando Saralegui, y del edil blanco de Maldonado, Darwin Correa, dijo a ECOS la presidenta del directorio partidario, Beatriz Argimón.

En noviembre del año pasado se divulgó que Saralegui, gastó $ 1.046.000, unos 34 mil dólares, entre 2016 y 2017, por concepto de viáticos y traslados. Eso se supo como respuesta que el organismo hizo a un pedido de informes del diputado frenteamplista Edgardo Rodríguez (MPP), de Tacuarembó, al igual que el director de Correo.

En diálogo con ECOS, sin embargo, Saralegui había señalado que no poseía facturas de esos gastos, ya que la reglamentación vigente no se lo exigía. Eso cambió en mayo de 2018, cuando los directores de Correos tuvieron que empezar a rendir cuentas. A partir de allí, este jerarca dejó de recibir viáticos.

“Yo estoy tranquilo. Si me sancionan es por cumplir la ley. Yo salí en todo el país para trabajar por el Correo. No había obligación de rendir cuentas ni había mecanismo en el Correo para hacerlo”, le dijo este lunes Saralegui a este portal. Su caso, añadió, también está siendo analizado por la Junta de Transparencia y Ética Pública (Jutep).

En lo referido al edil Correa, este protagonizó en Punta del Este, el 22 de enero, un accidente automovilístico en el cual volcó su vehículo. La espirometría que se le practicó decretó 1,18 de alcohol en sangre. No hubo lesionados. Ese mismo día su caso pasó a la Comisión de Ética del Partido Nacional.