Salario, empleo y seguridad: las preocupaciones en el año electoral

Por: Danilo Costas

Actualidad

17/01/2019 17:13

Salario, empleo y seguridad: las preocupaciones en el año electoral

De cara a un año de intensa actividad política, sociólogos y politólogos hacen un mapa de inquietudes locales

Los desafíos en materia de industria, comercio y tecnología que comparten Carolina Cosse y Mario Bergara, la preocupación por la vivienda social de Óscar Andrade, los desafíos de gestión que considera claves Daniel Martínez y Enrique Antía, el caballito de batalla de la seguridad que asumieron Jorge Larrañaga y Edgardo Novick, la preocupación por la falta de empleo y también la inseguridad que enumeró Juan Sartori, el rumbo económico del que habla Ernesto Talvi y las críticas al sistema educativo que sostiene Luis Lacalle Pou son algunas de las muestras que los precandidatos ya juegan sus fichas de cara a las internas.

En tanto, ¿cuáles son las preocupaciones de los uruguayos en este comienzo de 2019?

"Como sucede cada año las variables económicas siempre son importantes e inciden más en un período de campaña electoral. En la región y en Uruguay el voto económico siempre fue clave y tiene distintas dimensiones según del lado que se mire. La gente que vota tiene un órgano más sensible que el resto y es el bolsillo", dijo a ECOS el sociólogo y consultor en comunicación política Federico Irazabal.
Para Federico Irazabal el estado de la economía y el salario son temas centrales.
Para Federico Irazabal el estado de la economía y el salario son temas centrales.

Para Irazabal los otros problemas centrales en la cabeza de los uruguayos en este 2019 son "la inseguridad y la corrupción, dos temas que pueden ser ejes de campaña aunque tienen un comportamiento electoral diferente".

Para Diego Luján, Magíster en Ciencia Política, la economía juega un rol clave en la cabeza de los ciudadanos porque determina y pone sobre la agenda otros temas dependiendo de su estado.

"En momentos de expansión económica como los que vivió y los que experimenta Uruguay en los últimos años aparecen fenómenos vinculados al valor como la corrupción o la capacidad de los políticos en términos de su habilidad para dirigir al país. Cuando la economía se retrae aparecen otros tópicos más vinculados al miedo, como la inseguridad o la falta de empleo. De todas formas, la preocupación del uruguayo promedio es más inmediata y tiene que ver con el empleo y la calidad del salario en un corto plazo para luego preocuparse por la seguridad o los niveles de corrupción", dijo Luján.
Para Diego Luján el empleo y la calidad del salario son temas prioritarios para los uruguayos.
Para Diego Luján el empleo y la calidad del salario son temas prioritarios para los uruguayos.

Para el experto la economía está en un ciclo expansivo muy fuerte con crecimientos que abren un abanico de posibilidades electorales, dependiendo de la incidencia que tenga el tema en las prioridades de la gente.

"Si la economía como preocupación o como eje temático le gana la pulseada a la corrupción o a la inseguridad, es probable que eso genere un impacto positivo en el partido de gobierno porque puede mostrar números y avances en estos 15 años. Sin embargo si las preocupaciones de los uruguayos migran hacia temas como la seguridad y la corrupción, ahí pueden sacar una ventaja los partidos de oposición que no sufren el desgaste de ser gobierno. El 2018 no fue un año excelente pero tampoco pésimo para el gobierno pero hay variables que durante 2019 van a tocar el bolsillo y la cabeza de la gente como la inflación, el salario y el empleo", agregó.

El sociólogo Leonardo Mendiondo, con una dilatada trayectoria investigando comportamiento sociales en materia de educación, seguridad y economía, hace un corte entre lo que preocupa a la gente y los desafíos que tiene el país.

"Que la gente tenga ejes temáticos de preocupación no quiere decir que esos sean los verdaderos problemas que tiene el país. En Uruguay la gente está sumamente desinformada y en la economía esa desinformación es aún más salvaje. Pongamos un ejemplo de ese corte. En materia económica Uruguay no tiene la misma situación que hace 15 años, es un país que goza de muy buena salud a nivel macro, con una colocación de deuda a niveles récord, una confianza internacional blindada por los máximos organismos internacionales y con una situación regional que lo deja muy bien parado. Perfecto, aún así hay problemas de empleo, de productividad y de gente que no llega a fin de mes. Por eso la economía de un uruguayo X puede generar problemas pero la situación del país en los grandes temas puede ser otra", sentenció.

Mendiondo también hace un corte en el análisis de los gobiernos del Frente Amplio para analizar las preocupaciones que se trasladaron a los uruguayos.

"Salvo el gobierno de José Mujica, que tuvo un gasto desmedido y una gestión muy desordenada desde la administración, en los otros años de gobierno del Frente Amplio podemos afirmar que cierta parte de los uruguayos mejoró su nivel de vida considerablemente. Hubo años de récord de turismo interno y externo, de ventas de vehículos y de consumo. Por otro lado el uruguayo tiene una preocupación marcada y un fastidio justificado con la carga impositiva, porque paga impuestos muy por encima de los servicios que recibe. Por eso analizar la economía como un factor de preocupación de los uruguayos es tan complejo", agregó.

El acento que los especialistas ponen en la economía como tema central en la cabeza uruguaya tiene una excepción que confirma la regla.
Jaime Yaffé considera que la inseguridad es un tema instalado en las preocupaciones de los uruguayos.
Jaime Yaffé considera que la inseguridad es un tema instalado en las preocupaciones de los uruguayos.

"La economía por el momento no es un tema importante para la gente, en la medida en que todo siga como está y no se dispare o se estacione demasiado. Creo que hay un tema instalado como preocupación central y es la inseguridad, tengo mis dudas de que sea el más importante en la agenda del país, pero es el más instalado y el que la gente más reclama. En ese sentido, como este es un año electoral, ningún candidato lo va a poder ignorar", dijo a este portal el doctor en Ciencia Política y miembro del Sistema Nacional de Investigadores, Jaime Yaffé.

Mendiondo comparte la visión que, pese al peso de la economía y sus derivaciones como inflación, empleo y salario repercuten en la gente, hay otros temas que pueden completar una suerte de "podio de preocupaciones orientales".

"Hay otros dos temas centrales en el reclamo y la preocupación del uruguayo y son la inseguridad y la educación. El primero porque se desbocó, está fuera de control y el gobierno sabe que no puede cumplir ni por asomo la promesa de bajar las rapiñas. Incluso la incertidumbre se agrava porque la propia oposición no tiene la receta para frenar la inseguridad. Un ala más conservadora, con Larrañaga y Novick a la cabeza, apela a la mano dura cuando sabemos que no lo van a poder aplicar y que tampoco es solución. La educación es un tema de amplia preocupación pero la sensación que tiene el uruguayo es que hay un gran corporativismo de los gremios que impiden cualquier cambio", aseguró el sociólogo.
Mendiondo eligió la economía, la inseguridad, la educación y la incertidumbre electoral, como temas centrales en la preocupación de los uruguayos.
Mendiondo eligió la economía, la inseguridad, la educación y la incertidumbre electoral, como temas centrales en la preocupación de los uruguayos.

Por último -y no menos importante- el uruguayo se enfrenta a la incertidumbre de no saber cómo será el próximo gobernante.

"La incertidumbre es mucha porque por un lado los cuatro gobernantes del Frente Amplio son nuevos. Se puede especular en que van a mantener algunas cosas, pero cada uno llega con un estilo y una impronta nueva. Pero la incertidumbre mayor es que, después de 15 años, el Uruguay puede ser gobernado por otro partido y por líderes que nunca tuvieron una responsabilidad semejante. Eso genera ilusión pero también mucha desconfianza", cerró el especialista.