En el Frente investigan vínculos políticos de involucrados en abigeato

Actualidad

14/01/2019 14:25

En el Frente investigan vínculos políticos de involucrados en abigeato

Ministerio del Interior

En el oficialismo se indaga sobre los nexos de los productores acusados con el Partido Nacional y el Movimiento Un Solo Uruguay.

La Fiscalía del Chuy dispuso en las últimas horas la formalización a trece personas por delitos de abigeato especialmente agravado o receptación de ganado. Varios acordaron resarcir al propietario de los animales, logrando la suspensión del proceso.

Entre ellos está el presidente de la Gremial Única del Taxi, Oscar Dourado, lo que rápidamente le dio al tema un tinte político.

Hace varios años que Dourado es uno de los hombres cercanos al presidente Tabaré Vázquez. Desde febrero de 2018 es, además, es uno directivo de la Cámara del Transporte del Uruguay. Lo acompaña allí otro asesor de Vázquez, el presidente de Cutcsa, Juan Salgado.

Dourado “solo aparece como una pantalla”, ya que hay “más comprometidos de primera línea”, aseguró el diputado frenteamplista Oscar Groba (Espacio 609).

En diálogo con ECOS, Groba afirmó que está investigando los vínculos políticos del resto de los involucrados. En particular, sus nexos con el Partido Nacional y el Movimiento Un Solo Uruguay.

El legislador apuntó directo y señaló que Julio Eduardo Cabrera, el autor material del robo de los animales, es primo del diputado nacionalista rochense Alejo Umpiérrez.

Cabrera se suicidó al quedar al descubierto la maniobra.

“Eran ellos los que denunciaban abigeato, contra nuestro gobierno y nuestro ministro”, ironizó Groba. “Todo se sabrá”, prometió.

La referencia del legislador era clara.

Umpiérrez había citado en diciembre al Parlamento al ministro de Ganadería, Enzo Benech, “preocupado por las distintas falencias que hemos detectado en el sistema y que benefician al abigeato”.

Benech había afirmado semanas antes que detrás del abigeato “había negociados e intereses empresariales” y que lejos estaba de ser una práctica de carnear animales para poder comer.

Por esos días, a mediados de octubre, Ramiro Olaso, un dirigente nacionalista de Treinta y Tres y al que en su momento se vinculó con Un Solo Uruguay, había sido formalizado por una maniobra de estafa y abigeato de casi 500 animales.

Otros integrantes del Frente Amplio exigieron que la Justicia actúe con todo el peso de la ley, “caiga quien caiga”.

“Que los delitos de cuello blanco tengan el mismo tratamiento y rigor que los que cotidianamente inundan los informativos en horarios centrales de la televisión”, pidió el diputado José Carlos Mahía.

Ivonne Passada (MPP), recordó por su parte que el abigeato es parte central de la plataforma reivindicativa de los “autoconvocados”. En ese marco cuestionó que el grupo “marche sosteniendo el pabellón nacional, al que enchastran con cada acción contradictoria de un discurso borrado con el codo”.

Gerardo Núñez (PCU) sostuvo en tanto que “no se aguantan los ladrones de cuello blanco, los que roban ganado por millones, los que estafan, roban y trafican armas”.

El diputado comunista vinculó a esas actividades a “muchos blancos del Partido Nacional y dirigentes de Un Solo Uruguay”.

Vaya a cuidar a los nietos

Alfredo Asti (Asamblea Uruguay) remarcó que este último caso involucra a productores rurales y se preguntó si no será un “modus operandi”.

“Lo que preocupa es que hay manipulación de las caravanas y eso afecta la credibilidad y seguridad del sistema de trazabilidad”, señaló.

La respuesta le llegó por parte de Sebastián Da Silva, senador suplente del Partido Nacional.

“El vinculado no es justamente productor rural,” dijo Da Silva, en referencia a Dourado. “Es un amigo del poder frenteamplista. Allí sí hay un modus operandi”, afirmó.

Da Silva desafió a Asti a concurrir el 23 de enero a la concentración que Un Solo Uruguay hará en Durazno.

“A ver si es tan desfachadito”, le dijo, seguido de una recomendación.

“Vaya a cuidar a sus nietos , aproveche el último receso de su actividad parlamentaria”.

Que se hagan cargo

El diputado nacionalista Alejo Umpiérrez afirmó sentirse muy consternado sobre el caso y reconoció que su primo fue el que procedió a vender el ganado de forma ilegal.

En declaraciones a La Diaria, el legislador deslindó de responsabilidades al resto de los involucrados, que “actuaron de buena fe y “los atrapó un tecnicismo jurídico, porque no corroboraron la propiedad que es la marca”.

Umpiérrez aseguró que ninguno es dirigente o representante del Partido Nacional o del Movimiento Un Solo Uruguay.

Este grupo ratificó por su parte que ninguno de los involucrados en la maniobra integra el grupo ni fue ni es delegado.

Más allá de que “alguno pueda haber participado en alguna reunión, el dirigente Marcelo Nougué dijo a ECOS que se trata de una clara campaña para desacreditar al colectivo, ante la próxima concentración en Durazno.

Nougué cuestionó además que se intente vincular al grupo con el caso de Olaso, cuando este productor, afirmó, tampoco perteneció nunca al movimiento.

“Que hagan lo que tengan que hacer. Deberán hacerse cargo de lo que dicen. Nosotros vamos a seguir”, concluyó.