Precandidatos a favor del debate pero divididos en su obligatoriedad

Por: Mateo Romano

Actualidad

29/11/2018 17:00

Precandidatos a favor del debate pero divididos en su obligatoriedad

YouTube

Debate Vázquez-Sanguinetti en 1994.

Todos están de acuerdo en que deben realizarse pero ya no opinan lo mismo en la obligatoriedad como lo indica el proyecto de Fernando Amado.

Los dieciséis precandidatos ya en carrera electoral hacia las internas 2019 están de acuerdo con la realización de debates televisivos durante la campaña. La división de las opiniones está en la obligatoriedad, tal como lo propone el proyecto de ley presentado por el diputado Fernando Amado.

La propuesta del legislador, cuyo sector forma parte del movimiento La Alternativa, promueve que los debates deben hacerse en vivo y durante el horario central por cadena nacional de radio y televisión. Además, señala que la Corte Electoral será la encargada de establecer las reglas y se contará con la participación de uno o más moderadores que serán elegidos entre periodistas de “prestigio profesional y reconocida trayectoria en medios de comunicación”.

A su vez, indica la obligatoriedad de participar en los debates. En caso que los candidatos no participen serán sancionados perdiendo el derecho a percibir el aporte que les da el Estado por cada voto recibido, equivalente a 87 unidades indexadas (aproximadamente 350 pesos).

Fernando Amado ya se ha reunido con varios postulantes y planea hacerlo con todos. Su idea es contar con consenso político para que su proyecto sea aprobado en el Parlamento.

El nacionalista Luis Lacalle Pou (Todos) y el frenteamplista Daniel Martínez (Partido Socialista), que lideran las encuestas, fueron los primeros en recibir al legislador. Ambos le manifestaron que están dispuestos a participar de los debates.

“Me parece una iniciativa que profundiza la democracia. En general estoy de acuerdo, pero me gustaría charlarlo con la barra”, dijo Martínez, señalando que consultará con sus compañeros del oficialismo.

En la misma línea se expresó Lacalle Pou: “Los candidatos deberían debatir para darle más información a la opinión pública. Es hasta sensato y lógico”.

Fernando Amado ya tiene agendado encuentros con los colorados Ernesto Talvi (Ciudadanos) y José Amorín Batlle (Uruguay Batllista) y con la frenteamplista Carolina Cosse, mientras coordina con los restantes.

ECOS consultó a todos los precandidatos, o allegados a los mismos, y por unanimidad confirmaron que están de acuerdo con participar.

El frenteamplista Mario Bergara fue enfático en la necesidad de los debates y la ministra de Industria, Carolina Cosse, calificó de “interesante” la propuesta, aunque consideró necesario el encuentro con Amado para interiorizarse en el tema.

“Esencial”, fue la palabra que utilizó Gonzalo Abella (Unidad Popular).

“Valioso”, dijo Pablo Mieres (Partido Independiente).

“Buena idea”, mencionó Carlos Iafigliola (Adelante).

“Bien positivo”, expresó Amorín Batlle.

“Insumo riquísimo,” fue el concepto utilizado por Talvi.

Desde el entorno del precandidato nacionalista Juan Sartori (Todos por el Pueblo), quien se encuentra fuera del país, confirmaron a este portal que el empresario estaría dispuesto a debatir.

También allegados al nacionalista Enrique Antía (Un Mejor País) como de Edgardo Novick (Partido de la Gente) se expresaron afín al debate.

Debates televisivos: ¿Obligatorios o no?

“El intendente Martínez y los senadores Lacalle Pou y Mieres manifestaron su voluntad de debatir. Los invito a que fijemos desde ya una fecha y un lugar para concretarlo”, dijo Ernesto Talvi a este portal como incentivo para que los debates no se hagan esperar a la aprobación de una ley. “No creo que deban ser obligatorios por ley”, añadió.

En la obligatoriedad de los mismos es donde se dividen las opiniones sobre el proyecto.

“En un país donde el voto es obligatorio, también deberían serlo los debates entre los candidatos”, expresó Mario Bergara.

Pablo Mieres, por su parte, dijo estar “totalmente el línea” con el planteo de Amado y mencionó que es una “situación insólita” que no haya debates en un país con cultura democrática. “En la medida que en las últimas elecciones no ha habido voluntad de algunos candidatos, me parece bien que se genere una ley”.

“Me parece que sería bueno que sean obligatorios porque da más información a la población”, indicó Amorín Batlle.

Pedro José Etchegaray (Marcando el Rumbo) expresó: “Soy bastante liberal y me molesta que a cada rato me digan con una ley lo que hay que hacer y lo que no. Esto demuestra que somos bastante incapaces para resolverlo nosotros mismos”, señalando que es una necesidad “ética” participar de los debates.

Iafigliola dijo que “no depende de la voluntad de uno o de otro” porque los debates son una necesidad. “Me parece que deberían ser obligatorios tanto en la interna de los partidos como entre los candidatos ya definidos para una elección nacional”.

Algunos se adelantan

“La primera en casa”, así se titula el comunicado enviado por la senadora nacionalista Verónica Alonso (Esperanza Nacional) en el que invita a Lacalle Pou a debatir. “Quiero debatir, intercambiar y que la gente escuche de primera mano las propuestas de los candidatos. Quiero debate en las internas, en la primera vuelta y en el balotaje, y los blancos tenemos que primero dar el ejemplo en casa”, expresó.

“Estoy dispuesto al debate con cualquier exponente que tenga una idea diferente a la mía. Sea candidato a edil, alcalde o lo que fuera”, dijo, por su parte, Abella.

Etchegaray identificó un problema y es que siempre se busca debatir con quienes están dominando las encuestas y son ellos quienes, generalmente, evitan esa instancia por el “temor” de perder votantes ante una “mala jugada”.
Es por es que propuso que se hiciera un debate “todos contra todos”. “Tiene que ser algo bien organizado, como si fuera un campeonato de fútbol, pero que todos nos podamos enfrentar”, precisó.

Proyecto en discusión

El hecho de que el Frente Amplio tenga mayoría parlamentaria hace que quede en sus manos la aprobación de este proyecto, aunque en esta ocasión se requiera la mayoría especial.

Luego de lo acordado por la bancada oficialista, en las próximas semanas, la Comisión de Constitución y Códigos de la Cámara de Diputados comenzará a analizar formalmente esta iniciativa. “Tenemos una realidad en el Parlamento que es que el partido de gobierno tiene mayoría absoluta. Por lo tanto, depende de la voluntad del Frente Amplio”, dijo Mieres, uno de los candidatos que más apoya el proyecto.

“Es algo que debe salir porque, al menos en el discurso, todos apelamos a fortalecer la democracia y los debates sirven para eso”, expresó Iafigliola.

Para Abella, se va a aprobar pero será un “proyecto moderado con restricciones”. Y agregó: “Es muy probable que para enfocarlo en una posición más centrada en los intereses de los grandes, salga para la segunda electoral. Nosotros desearíamos que saliera desde ya”.

La postura de Alianza Nacional, sector de Jorge Larrañaga, es que “sería una necedad” no votar una iniciativa de este tipo, según transmitió el diputado Jorge Gandini.

La gente quiere debate

Opción Consultores realizó una encuesta sobre la opinión pública de los debates presidenciales en televisión. Un 59% indicó que le gustaría que se realizaran, el 27% dijo que le daría lo mismo y el 12% que no le gustaría.

Si se dividen los resultados por intención de voto, todos los partidos obtienen mayoría a la idea de apoyar el debate. El primero es el Partido Nacional con 68%, en segundo lugar el Partido Colorado con 62% y luego sigue el Frente Amplio con 56%. Quienes votarían a otros partidos alcanzaron el 62% y los indecisos que apoyan la idea son el 50%.

“En el debate tienen que estar los temas que le interesan a la gente”, dijo Amorín Batlle y esa idea fue apoyada por todos los consultados.

Inseguridad, educación, empleo, economía y Reforma de Estado fueron los temas más repetidos. Aunque algunos se animaron a complementar con otros como Abella que indicó que sería importante que se hablara sobre el patrimonio de la tierra y el agua. “Tenemos que proyectar una ruptura de la dependencia con las transnacionales para encarar el nexo con la inversión extranjera de igual a igual y no de una relación de sometimiento”, expresó.

Al problema de la “crisis de la educación”, Iafigliola le agregó “la falta de valores que está sucediendo en nuestra sociedad”. El diputado fue uno de los que se posicionó en contra de la aprobación de la Ley Trans, entre otras.

Colaboración: Fabián Cambiaso