“Nace una esperanza” que llega ante “el final de una época"

Actualidad

29/11/2018 07:28

“Nace una esperanza” que llega ante “el final de una época"

Se presentó La Alternativa, la novel coalición política basada en un acuerdo “de valores y principios” destinada a “perdurar en el tiempo”.

“Este paso que damos es el resultado de un proceso de diálogo profundo, serio y auténtico, en la convicción de que el Uruguay necesita de una alternativa de cambio”.

Así comenzó este miércoles el senador Pablo Mieres la presentación de, justamente, La Alternativa, el nuevo espacio político promovido por el Partido Independiente junto a sectores escindidos del Frente Amplio y del Partido Colorado.

La emblemática Antesala del Senado, denominada Zelmar Michelini, fue el lugar elegido para que los convocados firmaran la declaración de principios del novel conglomerado, que según sus fundadores está llamado a convertirse en un “punto de inflexión” en la historia política uruguaya.

La Alternativa, expresó Mieres,ya proclamado candidato presidencial de la coalición, llega en un tiempo de cambio y en el final de una época para el Uruguay, caracterizada por el gobierno de un solo partido con mayoría parlamentaria.

La nueva fuerza, señaló, es una alternativa ante el Frente Amplio, pero también a los partidos tradicionales. “Es una opción política afincada en el valor superior de la democracia, la transparencia y la justicia social”, aseguró.

El presidente del Partido Independiente remarcó que lejos está de ser un acuerdo electoral. “Es un acuerdo de valores, de principios y de programa, y que está llamado a durar en el tiempo”, dijo.

En su breve mensaje, Mieres sostuvo que se trata de una opción de transformación y expresó su seguridad de que va ir sumando nuevos adherentes, convencidos de que lo mejor que le puede pasar al país es un cambio pensando hacia el futuro.

“Con todo el esfuerzo, todas las ganas y toda la convicción, vamos a demostrarle a los uruguayos que cambiar se puede”, afirmó.

Ni disciplina ni mandato

Mucho más duro fue el discurso del diputado Fernando Amado que, con Batllistas Orejanos, se separó recientemente del Partido Colorado.

Según el legislador, la nueva fuerza está destinada a dar cobijo a miles de uruguayos desesperanzados y desencantados con lo que venían votando.

Será, dijo, una opción efectiva para el gobierno del país, frente al maniqueísmo de “ellos y nosotros” en que está dividida la política uruguaya.

“No precisará de disciplina ni de mandato político, porque no es una colcha de retazos, ni de izquierda ni de derecha” expresó, en la primera de sus críticas a las formas tradicionales de hacer política.

“Una cosa es la diversidad con un tronco de coherencia, otra es el abrazo con las culebras para llegar al poder”, sostuvo.

La coherencia de este nuevo espacio, remarcó, está dada en varios factores.

Uno es que, para todos sus componentes, las dictaduras, los autoritarismos y los fascistas son eso. “Los repudiamos y combatimos, sean Maduro o sean Bolsonaro”, afirmó.

Otra es la lucha contra la corrupción, el amiguismo y el clientelismo, que no tiene color político. “Si es de izquierda no es corrupto….. Por favor”, ironizó.

“Condenamos la manera en que el Frente Amplio apaña a sus corruptos, con la misma fuerza en que cuestionamos la actitud de otros hacia Bascou y Caram”, señaló.

Amado advirtió que el sistema político cruje por todos lados, debido a la pérdida de confianza y la falta de transparencia de todos los partidos ante muchas situaciones.

“Han gobernado y han demostrado su incapacidad” dijo, en referencia a frenteamplistas, blancos y colorados.

La incógnita, dijo, es qué camino elegirá la ciudadanía ante este panorama. Puede optar, explicó, por los “outsiders, los tecnógratas, demagogos o ricachones”, asegurando que “es un tiempo propicio para los Bolsonaros criollos”.

La otra opción, remarcó, es una alternativa seria, que piense en el día siguiente y deje a un lado la dicotomía “facho-bolche”, porque “muchachos, la guerra fría terminó, hay que abrir la cabeza”.

La Alternativa, expresó Amado, no vive de Maracaná ni de la Suiza de América. “Acá no hay nostalgias, acá se piensa en las cosas que importan, que son el presente y el futuro del Uruguay.

El diputado optó por cerrar sus palabras con la clásica exhortación que caracterizaba al Frente Amplio cuando se fundó, en 1971. “Hoy nace una esperanza”.

Todo se rompió

Con un recuerdo para Líber Seregni comenzó su participación la publicista Selva Andreoli que, junto a su esposo, Esteban Valenti, y un grupo de militantes se separó del Frente Amplio para conformar Navegantes.

Un grupo que, sostuvo, salió a la intemperie para recrear la confianza en la política. “No queremos rendirnos ni resignarnos, ni tampoco votar en blanco”, afirmó.

“Venimos de una corriente de frenteamplistas desencantados y con muchos años de militancia, de entrega a la causa, desde la cárcel, el exilio o la clandestinidad, en una época en la que era díficil ser del Frente Amplio”, recordó. “Quién nos iba a decir que cuando llegara al poder iba a hacer todo lo que antes cuestionó”, lamentó.

“Quién iba a decirle a los que dejamos el pellejo por la libertad que el Frente Amplio iba a arriar las banderas de la ética y la honradez en la política”, insistió.

Andreoli , señalada como candidata a vicepresidenta por la coalición, confesó que se fue del oficialismo con mucho dolor, luego de 48 años de militancia. “Todo se rompió, como una copa de cristal”, afirmó.

La integrante de Navengantes expresó sus respetos a los frenteamplistas que han trabajado con honestidad en el gobierno. Pero dijo no aceptar la corrupción, la mentira y el clientelismo político, que estableció un Estado “fofo” e ineficiente, con gente inoperante designada por cuota política.

“Es un Estado muy caro para la actividad productiva, lleno de asesores y de burocracia. No es lo que queremos.

La publicista sostuvo que las causas de su alejamiento no estuvieron solo en “dos personas, que fueron paradigmas del deterioro”, el obvia referencia a Raúl Sendic y Leonardo De León.

“Primó la filosofía de que el fin justifica los medios, y el Frente Amplio pasó a ser un fin en sí mismo y el todo vale pasó a ser una consigna”, lamentó.

En su visión, el oficialismo “se perdió la oportunidad” de respetar y darle valor a los dictámenes de su Tribunal de Conducta Política, “que calificó a los implicados de violadores de la probidad y de la ética. Todo esto fue hace un año y medio, y no pasó nada”.

Uruguay lo merece

La Alternativa se completa con Avanza País, conducida por el ex convencional colorado José Franzini Batlle.

El dirigente describió a la nueva coalición como un instrumento de cambio, frente a las propuestas dominantes del sistema político actual.

“Entre los que creen que para mejorar la seguridad pública hay que sacar los tanques a la calle, y los que creen que el ser humano, por el solo hecho de serlo, siempre van a tener acciones buenas”, dijo.

Citando a Aristóteles, Franzini Batlle sostuvo que “la esperanza es el sueño de los hombres despiertos”. Por eso, “estamos soñando despiertos, porque Uruguay merece encontrar su camino”.