José Mujica habló de todos: la unidad del FA y los piojos resucitados

Publicado: 25/11/2018 04:52 | Actualizado:
José Mujica habló de todos: la unidad del FA y los piojos resucitados
MPP
José Mujica durante su discurso.

El exmandatario cerró un acto del MPP y dijo que "la izquierda se divide por sus ideas mientras que la derecha se une por sus intereses".

En un acto que duró más de cinco horas y que tuvo música variada, discursos políticos y la visita de una precandidata presidencial, el Movimiento de Participación Popular llenó el Platense Patín Club en un acto que estaba previsto para las canteras del Parque Rodó y que modificó su escenario a raíz de los pronósticos climáticos.

"Es tiempo de recambio, el tiempo no tiene piedad. Acá (en el escenario) deberían estar compañeros nuevos", dijo el expresidente José Mujica, quien cerró la etapa de discursos que abrió Juan Raúl Ferreira y que fue el imán de una multitud de militantes que portaron banderas, gorros y remeras con su cara.

Con un largo prólogo filosófico -marca registrada de Mujica ante un auditorio que intercaló ovaciones con silencios de misa-, se metió de lleno en un discurso de tinte electoral, donde tuvo tiempo para atacar a quienes integraban su sector y se fueron del partido.

Sobre los 15 años de gobierno frentamplista señaló: "En 2006 teníamos 5% de indigencia y 34% de pobres. Los hospitales no tenían sabanas ni analgésicos. Debíamos casi todo nuestro PBI. No podemos olvidarnos que hubo una década de atraso cambiario que estranguló a la clase media rural y en el norte había niños que comían pasto. Esos niños hoy están en el Comcar y pagan el precio".

Ante la ovación del público, Mujica interrumpió por única vez a su auditorio: "No me aplaudan porque esto es una tragedia. El árbol se endereza desde chico".

A la hora de destacar logros, el dirigente de 83 años dijo que por primera vez una crisis regional no afectó a Uruguay como en otros tiempos.

"Hay que conservar el (Plan) Ceibal y ampliarlo entre los niños, hay que cuidar a los jubilados, proteger las ocho horas de los peones rurales, la seguridad social para las trabajadores domésticas, la apertura de las universidades en el interior y seguir sumando hijos que vayan a la Universidad cuyos padres no pudieron ir. Y defender los Consejos de Salarios. Por primera vez una crisis en Brasil y en Argentina no nos puso de rodillas", sentenció.

Mujica dijo que fue por una candidatura independiente para el Frente Amplio y que intentó poner a Ernesto Murro en el mapa de candidatos pero no tuvo apoyo.

A pesar de las diferencias, el líder del MPP dijo que "debemos estar unidos, porque por más que lo critiquen el Uruguay es el país más equitativo de América Latina. Y eso lo debe defender el Frente Amplio y todos los partidos políticos".

"La unidad del Frente Amplio hay que cuidarla. Sin unidad la izquierda será derrotada. La izquierda se divide por sus ideas mientras la derecha se junta por sus intereses", agregó.

En un claro guiño a la ministra Carolina Cosse, presente en el acto, Mujica afirmó: "Hay que reconocer la vieja discriminación de las sociedades patriarcales sin darnos cuenta que sin mujer no hay vida humana. Fue el MPP el que tuvo la primera mujer como presidenta de la Cámara de Senadores y una segunda, también mujer del movimiento".

Pero también el exmandatario repartió algún que otro palito: "Hay gente rica y poderosa que nos detesta porque tenemos olor a pueblo. Y está bien porque dentro de esa gente hay de todo. Otra cosa son los conversos, los que estaban de este lado y se cambiaron. Esos son los peores, unos piojos resucitados".

"La vida no es solo yugo"

Mujica dijo que toca un mundo que "nos dice todos los días que el que no llega a ser rico, fracasa," indicando se debe ser coherente en la vida y en el discurso. Y esa coherencia, indicó, es necesaria más que nunca en una sociedad marketinera donde "todos somos consumidores".

"La vida no es solo yugo, hay que tener tiempo libre para los hijos, la compañera y los amigos. No nos podemos convertir en máquinas de pagar cuotas. Todavía no hay cajones (ataúdes) con bolsillos para llevarse la plata", añadió.

El expresidente también manejó cifras globales de alimentación y pobreza a nivel mundial.

"Hay 150.000 habitantes nuevos por día y miles se mueren de hambre. Hay mil millones de desnutridos y 800 millones de gordos que pelean contra la obesidad en el mundo. Hay mujeres en África que caminan tres o cuatros kilómetros por dos baldes de agua al día. Los datos dicen que hay 8 o 10 personas que tienen la misma riqueza que la mitad de la población. El planeta tiene límites y el gobierno progresista sabe que debe cuidar el planeta, reciclar y abandonar la cultura de uso y tire", afirmó.

Mujica fue enfático y remarcó la amenaza de un posible "holocausto ecológico", según definió: "O entendemos ese cambio o vamos como especie hacia un holocausto ecológico. Esto no tiene nada que ver con lo electoral. Tiene que ver con la conservación de la especie".

Por último se refirió a la situación política de Argentina haciendo un paralelismo entre la corrupción durante los gobiernos K y la situación económica del Ejecutivo de Mauricio Macri, con una corrida cambiaria que afectó la volatilidad del dólar y exigió a la actual administración a recurrir al Fondo Monetario Internacional.

"Pongamos que los bolsos y todo lo que se dice en Argentina sea cierto. En 15 días de corrida cambiaria se perdieron varios millones más de lo que se pudieron haber afanado. Hay un afane legal a gran escala y es el de los especuladores de la economía", cerró.

Una previa a pura música y el nido de Juan Raúl Ferreira

El acto del MPP comenzó a las 16 horas, cuando Ana Prada y Pata Kramer le pusieron música a un recinto que ya tenía decenas de banderas colgadas. La estética fue la tradicional del movimiento, con banderas de Uruguay, del Movimiento de Liberación Nacional, del Che Guevara y hasta del vehículo Fusca celeste de Mujica.

Los diputados Sebastián Sabini y Alejandro Sánchez se mezclaron entre la multitud al igual que las senadoras Ivonne Passada y Patricia Ayala. Más atrás -y lejos de los focos- se sentó el diputado Daniel Placeres, envuelto en la polémica por su rol en Envidrio.

Previo a la llegada de Mujica, ECOS conversó con el diputado Alejandro Sánchez, quien ratificó los indicios dentro del partido hacia confirmar el apoyo a Carolina Cosse -la única precandidata presente en el acto- aunque eso se ratificará durante el plenario del domingo.

"En el MPP hay una inclinación natural hacia la candidatura de Carolina Cosse. Es una gran compañera y somos muchos los que creemos que ya es tiempo de una presidenta mujer en Uruguay. Esto debe confirmarlo o no el plenario de mañana", dijo el diputado.

El primero de los dos discursos lo dio Juan Raúl Ferreira Aldunate, el hijo del último caudillo nacionalista que anunció su llegada al MPP en setiembre.

“Yo vine al Frente Amplio buscando un nido y en el MPP encontré mi hogar político. Desde las elecciones de 1971 no siento tanto entusiasmo y adrenalina para seguir luchando”, dijo Ferreira, quien se refirió a Mujica como "líder".

El hijo de Wilson recibió una gran ovación del público presente. Quienes quedaron afuera del club también aplaudieron siguiendo el acto por los alto-parlantes.

La nota de color la dio Cosse quien llegó y evitó ubicarse en el espacio reservado para las autoridades (donde estaban Mujica, Topolansky, Miranda, Bonomi y Mónica Xavier entre otros) y se sentó en el piso, primero a escuchar el recital de Larbanois & Carrero y luego el discurso de Mujica.