Sanguinetti apuntó a Novick y sostuvo que “va en la línea de dividir”

Actualidad

16/11/2018 16:13

Sanguinetti apuntó a Novick y sostuvo que “va en la línea de dividir”

El ex presidente señaló al empresario por “fragmentar a los partidos” sacándoles dirigentes y desestabilizando al sistema.

El presidente Julio María Sanguinetti llamó a entender que no hay sustituto para la política y los políticos y que éstos normalmente no son ni mucho mejores ni mucho peores que la sociedad de la que emergen.

Lo hizo al analizar el descrédito que la clase política profesional viene consechando en muchos países, cuyos efectos se están empezando a sentir en Uruguay y que ha dado pie al surgimiento de nuevas figuras fuera del sistema.

“Está de moda hablar mal de la política y de los políticos. Quienes repiten machaconamente frases despectivas, no aclaran cuál es el sustituto, porque cuando no hay política, ¿qué ocurre?”, se preguntó en una columna difundida este viernes por las redes sociales.

El ex mandatario se congratuló de que Uruguay aún preserve fuerzas políticas organizadas, a diferencia de lo que ocurre en buena parte del mundo.

En ese marco Sanguinetti se refirió a “tres figuras nuevas” aparecidas recientemente, por fuera de la clase política habitual, advirtiendo que, como ocurre frecuentemente, no se las puede asimilar al barrer: Ernesto Talvi, Juan Sartori y Edgardo Novick.

“Desde ya que es bueno que gente que viene de afuera del trabajo político habitual, aporte su tiempo y esfuerzo a la dura vida del ajetrear democrático, pero cada caso es bien distinto”, sostuvo el presidente.

Sobre Talvi, lo destacó como un economista de gran trayectoria académica e influencia en la opinión pública, vinculado además a institutos internacionales.

“Aparece en la vida política y lo hace adentro del Partido Colorado, al que siempre ha votado”, dijo. “Su aporte es institucional y constructivo, y su presencia intenta enriquecer a un viejo partido identificado con el Estado del Bienestar tradicional de nuestra República, cuyos principios comparte”, subrayó.

Con respecto a Sartori, señaló que es un empresario exitoso, que viene del exterior y que anuncia una candidatura dentro del Partido Nacional. “No tiene antecedentes de opinión política pero aunque aportara un solo voto, bueno sería para la histórica colectividad saravista”, aseguró.

Para Sanguinetti, su éxito o fracaso dependerá de la credibilidad que genere, pero siempre ocurrirá dentro de una estructura partidaria y ello es saludable.

El caso de Novick, apuntó, es diferente.

“Ha seguido el camino de fragmentar los partidos tradicionales, atrayendo algunos legisladores y dirigentes de sus filas, basándose en una fuerte campaña publicitaria”, sostuvo.

Su esfuerzo personal, dijo, merece el respeto de quien se sacrifica por actuar dentro de la vida democrática.

“Pero su proyecto político va en la línea de dividir y eso, desde nuestra perspectiva, no contribuye a la necesaria estabilidad de un sistema nacional que tiene partidos consolidados”, señaló el expresidente.

“Desgraciadamente, es muy recurrente la contradicción popular de que, así como queremos al médico más experiente y sólido para operarnos, o el escribano más confiable para escriturar nuestra casa, en la política privilegiamos a quien no tiene experiencia, no se sabe bien lo que piensa y no responde a estructuras institucionales”, cuestionó el ex mandatario. “Da para pensar”, concluyó.