Frente Amplio compara el ascenso de Bolsonaro con el de Adolf Hitler

Actualidad

12/10/2018 16:15

Frente Amplio compara el ascenso de Bolsonaro con el de Adolf Hitler

El oficialismo expresó alerta ante el "avance fascista" en Brasil, apoyó a Haddad y sostuvo que la opción es entre "democracia o barbarie".

El viernes pasado, el Frente Amplio se había mostrado preocupado por el eventual triunfo en Brasil de Jair Bolsonaro, un candidato al que definió como "misógino" y "racista". El oficialismo uruguayo expresaba su alarma por el hecho de que el 30% de los brasileños, según lo que marcaban las encuestas, compartiera su misma "cabeza".

Dos días después el ex militar, postulante del Partido Social Liberal, ganaba la primera vuelta con el 46% de los votos y quedaba en clara posición de ser electo presidente de su país.

La preocupación, así, se convirtió este viernes en alarma. Una parte sustancial del informe semanal que elevó el presidente de la coalición, Javier Miranda, a la Mesa Política, giró en torno a la alerta por lo que fue definido como el "ascenso de la ultraderecha" en Brasil y su impacto y sus posibles derivaciones en todo el continente.

"Se trata de una deriva antidemocrática que aparece en la escena política y que preocupa enormemente", dijo Miranda sobre el éxito del ex capitán del Ejército brasileño.

El presidente del Frente Amplio apeló en ese sentido a que "todo el sistema político uruguayo se una en torno a la defensa de la democracia, más allá de las distintas posturas". En ese sentido dijo estar seguro que, teniendo cuenta la solidez de la clase política nacional, derivas como las de Brasil no puedan darse en Uruguay.

Consultado, Miranda reconoció que Bolsonaro fue votado por el pueblo brasileño.

"Hitler en 1932 fue votado por los alemanes", recordó. "Luego dio fin a la República de Weimar e inauguró la barbarie del nazifascismo", sostuvo.

La postura del Frente Amplio se distancia así de la expresada por el Poder Ejecutivo sobre las elecciones brasileñas. El presidente Tabaré Vázquez pidió a sus ministros evitar pronunciamientos en ese sentido, expresando a su vez una preocupación más comercial que política sobre el futuro de ese país.

Una postura que Miranda consideró adecuada, teniendo en cuenta las obligaciones del gobierno de cuidar las relaciones de Estado a Estado.

"Pero el gobierno no es el partido político, que francamente manifiesta ahora su claro desagrado y oposición con la deriva que aparece en la elección en Brasil", insistió.

El compañero Haddad

Por consenso, la Mesa Política del Frente Amplio adoptó este viernes una declaración en la que reafirmó que el proceso electoral brasileño se viene desarrollando de manera "irregular", al encontrarse impedido de participar el "principal candidato" según las encuestas.

La referencia era, obviamente, al ex presidente Luiz Inácio Lula Da Silva, preso desde abril y condenado a doce años por lavado de activos y corrupción pasiva.

"La proscripción de Lula contrasta con la participación de otros candidatos a diversos cargos que tienen procesos judiciales abiertos, pese a lo cual pudieron continuar en campaña", sostuvo el oficialismo.

En línea con lo expresado por Miranda, se manifestó una honda preocupación "ante el avance de fuerzas fascistas, que valiéndose del principal instrumento de la ciudadanía, que es la democracia, se proponen abiertamente recortar derechos y promueven un llamado al odio, a la violencia y a la discriminación contra millones de personas".

La declaración alertó sobre la incidencia de la aplicación masiva de estrategias de divulgación de noticias falsas y el mal uso deliberado de las redes sociales para incidir en los procesos electorales.

En ese marco el Frente Amplio expresó su apoyo oficial a la candidatura del "compañero" Fernando Haddad, postulante del Partido de los Trabajadores, saludando además al conjunto de fuerzas democráticas que en Brasil pretenden plantear una alternativa "ante el avance del fascismo".

"La cuestión hoy en nuestra región es, más que nunca, democracia o barbarie", se afirmó. "Libertad o despotismo. Hacemos un llamado a la unidad plurar de los y las demócratas para frente a esta amenaza para la democracia y la integración", se concluyó.