Colorados afirman que Amado terminará votando al Frente Amplio

Publicado: 23/09/2018 14:25
Colorados afirman que Amado terminará votando al Frente Amplio
ECOS

Le reclaman que “por coherencia” entregue su banca en Diputados y afirman que su estrategia desembocará en un voto al oficialismo en 2019.

“Sería un miserable si especulara para acomodarme y mantener una banca mientras mi partido agoniza”. Este pronunciamento, realizado en setiembre de 2016 por el entonces diputado colorado Fernando Amado sobre algunos colegas que se habían ido a otras filas políticas, ahora le empezó a jugar en contra.

A Amado, que este sábado decidió junto a su agrupación, Batllistas Orejanos, abandonar su viejo partido, está recibiendo por estas horas el reclamo de los colorados de que actúe en consecuencia y que deje la banca a la que fue electo en 2015 por el viejo lema.

La decisión del diputado reabrió el viejo debate sobre a quién pertenecen las bancas. Es que con Amado son cinco los que, en esta legislatura, decidieron levantar campamento y partir con otros rumbos llevándose su escaño.

Los colorados son los que vienen sufriendo más la sangría. En la Cámara de Representantes perdieron, a finales de 2015, a Guillermo Faccello, que pasó a inaugurar la bancada parlamentaria del Partido Independiente.

Idéntica decisión tomó meses después el senador Daniel Banchi, que asumió su lugar por el fallecimiento de Martha Montaner, pero que optó por plegarse a filas de Edgardo Novick.

Los nacionalistas vieron la defección de Daniel Peña, que también pasó a integrar el partido conducido por el empresario.

Gonzalo Mujica, en tanto, dejó por casi un año al Frente Amplio sin mayoría parlamentaria, aunque en su caso renunció y devolvió la banca al oficialismo.

En el Partido Colorado reclaman que Amado proceda de la misma forma.

“Ayer, Amado decía que irse del Partido y no entregar la banca es de miserables”, dijo el diputado Gustavo Osta (Batllistas). ”Hoy se va del Partido y no entrega la banca. Después se enoja con quienes le dicen miserable”, afirmó.

Osta graficó la manera que su colega abandonó las filas partidarias. “Se va solo, perdido y derrotado, insultando y con mucha soberbia, enojado porque marca 1% de apoyo”.

Los reclamos llegaron también de Felipe Schipani, secretario letrado de la Corte Electoral y prosecretario general del Partido Colorado.

“Me imagino que actuarás con coherencia y al momento de abandonar el partido renunciarás a la banca”, afirmó.

Schipani teorizó sobre las conversaciones que Amado mantiene con el Partido Independiente y con el ex operador astorista Esteban Valenti para armar un “espacio socialdemócrata”.

Según el dirigente, intentarán captar en un primer momento a los “desencantados” del Frente Amplio para, en definitiva, terminar apoyando en una segunda vuelta al candidato del oficialismo.

“El objetivo final es otro gobierno del Frente Amplio”, afirmó Schipani.

Los colorados le cobraron además a Amado sus recientes cuestionamientos al ex presidente Julio María Sanguinetti, por proponer un acuerdo de coalición con los nacionalistas antes de las elecciones.

“Hace unos meses, Amado fue hasta la casa de Sanguinetti para pedirle que asistiera a su lanzamiento,” recordó Osta, en referencia a la presencia del ex mandatario en el lanzamiento de Batllistas Orejanos.

“Hoy lo cuestiona. Actitudes que representan lo peor en la política”, remarcó.

Se entregó antes de pelear

Lo cierto es que el desenlace de Amado se veía venir y no era ningún secreto para los colorados.

El diputado y secretario general, Adrián Peña, sabía un día antes de la decisión, refrendada el sábado en asamblea. También el Partido Independiente, que mantiene conversaciones con Amado.

En diálogo con ECOS, Peña recordó que, legalmente, las bancas pertenecen a los legisladores aunque precisó que, en estos casos, la definición depende del fuero íntimo de cada involucrado.

“Desde el punto de vista ético pertenece al partido. Si fuera yo me iría sin la banca. Pero es una decisión de Fernando y, aparentemente, no la va a entregar”, dijo.

Peña sostuvo que el partido no tiene elementos formales para reclamarle la banca a Amado y calificó de llamativos los argumentos expresados por su ex correligionario para irse.

“Se supone que cuando alguien cree en determinados principios y valores da pelea,” señaló. “Siempre le creí cuando me decía que se iba a morir colorado. Pero se entregó antes de pelear”, lamentó.

Para Peña, la discusión debería haberse laudado en la interna. “Allí se verá qué partido queremos los colorados. No se debe trabajar en política en función de los resultados que se pueda tener”, dijo.

“Creo que Fernando vio la escasa perspectiva electoral que podía tener su estrategia”, sostuvo.

Malas noticias

Para el politólogo Daniel Casquetti, la salida de Amado es una mala noticia para el Partido Colorado.

Según sostuvo, la ausencia del diputado vuelve a angostar la amplitud de convocatoria que podrá tener el viejo lema. Un problema que, recordó, arrastra desde 2004. “Me parece que los otros sectores hicieron poco esfuerzo por evitarlo”, concluyó.