Coronavirus en Uruguay
456

Confirmados

7

Fallecidos

192

Recuperados

Coronavirus en el mundo
1.562.963

Confirmados

91.886

Fallecidos

347.140

Recuperados

Lacalle Pou anunció el envío de la Ley de Urgencia y Cosse le contestó /// Liverpool transfirió a un juvenil pese a la recesión por la pandemia /// El mundo post-Covid podría ser menos libre y más desigual, alerta ONU /// Repartían comida en una olla popular, los apuntaron y les robaron todo /// "Es contradictorio": maestros rechazan retomar clases en zonas rurales
Actualidad

17/09/2018 14:03

"Por mentes rígidas no aprovechamos prestigio logrado por el cannabis"

Por: Leonel García

El exsecretario general de la JND, Milton Romani, lamenta que Tabaré Vázquez no esté convencido de las bondades del cannabis. Eso se nota.

"Por mentes rígidas no aprovechamos prestigio logrado por el cannabis"

Presidencia

Milton Romani
En 1837, Hans Christian Andersen publicó su cuento “El traje nuevo del emperador”, más conocido como “El rey está desnudo”. En el texto, el escritor y poeta danés, famoso por sus historias para niños, habla sobre un monarca muy preocupado por su vestimenta. Unos modistos le aseguran poder confeccionarle un traje tan maravilloso que “solo los tontos no pueden verlo”. Ese traje, que es la nada más absoluta, es alabado por sus cortesanos, sin que ninguno se anime a contradecir al mandamás. Solo un niño se planta a decirle la obviedad: “el rey está desnudo”.

Para el licenciado en psicología Milton Romani (68), exsecretario general de la Junta Nacional de Drogas (JND) entre 2005 y 2011 y entre 2015 y 2016, considerado el padre de la ley 19.172 de 2013, la de la Regulación y Control del Cannabis, algo así está pasando en Uruguay con Tabaré Vázquez y la marihuana.

Que Vázquez “no esté convencido de las virtudes de la marihuana en ninguno de los terrenos” es una de las causas que el tema haya pasado de los primerísimos primeros planos a uno bastante secundario, sobre todo en lo referido a los usos medicinales e industriales del cannabis. Esto deriva en que “por una estrechez de mentes rígidas”, en referencia también a autoridades sanitarias, trabas burocráticas o, simplemente, expertos asesores que actúan en consecuencia a esa postura del presidente, no se está aprovechando “el prestigio internacional” que el país obtuvo por este tema, según indicó a ECOS.

Esto ya lo había dicho el propio Romani durante una intervención en el evento “Emprendedores en la industria del cannabis medicinal en Uruguay”, realizado en 5 de setiembre en la Universidad ORT. Su participación fue consignada el domingo por El Observador, en un artículo donde se muestra al exjerarca tratando a Vázquez de “rey” ante quien todo el mundo se queda “paralizado”. En diálogo con este portal, Romani rechazó cualquier atribución monárquica a Vázquez, poniéndolo en contexto del cuento de Andersen. Después, claro, admitió que en estos tiempos de ultrasensibilidad ante lo dicho y hecho la alusión a la metáfora “a lo mejor no fue lo más pertienente”.

Apelando a ella, es evidente que Tabaré Vázquez es el rey, los modistos y cortesanos serían quienes lo rodean y asesoran en el tema –a quienes el exsecretario de la JND dice que es “injusto” personalizar-, alentados por el escaso entusiasmo del gobernante; y el niño, ¿será el propio Romani?

- ¿A qué atribuye usted que se haya ralentizado lo referido a la investigación y producción de marihuana con fines medicinales e industriales?

- Esa es la pregunta que se hacía un grupo grande de emprendedores que se reunió en la ORT el 5 de setiembre. Hablo de unos 200 emprendendedores, gente que cultiva, investiga, junta capital y acepta inversiones, mucha muchachada joven que era muy cauta en atribuir responsabilidades políticas. Y políticos estábamos (el también exsecretario de la JND Julio) Calzada y yo, y dijo: “Bueno, voy a decir lo que sobrevuela”… En ningún momento traté a Tabaré Vázquez de “rey”.

- No es que lo trate, es una metáfora.

- La metáfora es por aquel viejo cuento que no desarrollé en esa oportunidad, el de Andersen… Y es que el rey está desnudo. Mi presidente, mi compañero, no está convencido de las virtudes de la marihuana en ninguno de los terrenos y ha bajado al tema del lugar que tenía en la agenda, que estaba en primerísimo primer lugar. Lo ha bajado porque responde a una concepción a mi entender equivocada del punto de vista científico y más que nada político. Tabaré (N. de R. lo llama así) cumplió con su palabra de instrumentar la ley, pero le da importancia y jerarquía que la metió en un pantano del que no se mueve. Son tantas las aprensiones, las vallas, que los inversores terminan reventándose contra las trabas burocráticas del Ministerio de Salud Pública (MSP). Tenemos lugares donde se investiga, un núcleo interdisciplinario en la Universidad de la República, funcionarios diplomáticos y consejeros que se han formado en el tema del cannabis porque hubo que ir a los organismos multinacionales. “The Economist” nos distinguió como país del año en 2013. El prestigio internacional de Uruguay respecto a la regulación de la marihuana es una ventaja diplomática y política que, a mi entender, por una estrechez de mentes rígidas no lo estamos sabiendo aprovechar. Estamos perdiendo una oportunidad única. Desde el punto de vista de Salud Pública, hay un grupo de madres que está golpeando las ventanillas con hijos con epilepsia refractaria, que es una de las dolencias donde no hay dudas del impacto benéfico. Y lo único que tenemos es el Epifractan, que salió como la gran cosa, que apenas tiene un 2% de THC. Es como vender caramelos…
Son tantas las aprensiones y vallas que los inversores terminan reventándose contra las trabas burocráticas del MSP

- ¿Por quién no estamos aprovechando esta ventaja? ¿Por el presidente? ¿Por el MSP? ¿Por la JND?

- No… Es mucho más generalizado. La regulación del cannabis es una batalla cultural que tienen que enfrentar múltiples mentalidades, no solo la del presidente. Hay que remover muchas resistencias. No tengo nada para decir de las autoridades de la JND. Pero sí el presidente tiene, por su lugar, una incidencia mayor. Yo fui jerarca del primer gobierno de Tabaré, lo seguí siendo con el Pepe (José Mujica), Tabaré reclamó mi concurso en esta última etapa y yo vi que en esta última etapa, en lo referido al cannabis, Tabaré está teniendo una actitud de no convencimiento y no promover con fuerza al tema. Si el número uno no le da para adelante, hay obvias consecuencias. Y hay un segundo error: Tabaré de alguna manera ha elegido conformar un grupo de expertos, donde puso a la cabeza al doctor Henry Cohen, presidente de la Academia Nacional de Medicina. Él (Cohen) el otro día se mandó un error garrafal: ¡se equivocó por una potencia de diez el número de usuarios problemáticos de marihuana! ¡El presidente de la Academia Nacional de Medicina le erró por una potencia de diez (N. de R. el viernes, Cohen señaló en Torre Ejecutiva que son 270 mil los consumidores problemáticos de cannabis cuando la cifra es 27 mil). No es acusar a nadie, todo el mundo puede equivocarse, es humano… Pero no hay mitos intocables, lo bueno sería que nos propusiésemos profundizar sobre la investigación y no caer en la alarma sobre el uso de las drogas. Ya sabemos que las drogas por medios legales o ilegales han llevado a la muerte.

- ¿Usted piensa que esos expertos alimentan ese convencimiento del presidente sobre la marihuana, como los cortesanos del rey?

- Ah, yo creo que hay algunos que están llenos de prejuicios y mitos, no están dispuestos a tener una mentalidad abierta y flexible. Y les viene bien pensar que le hacen un mandado a Tabaré. Eso es lo peor.

- ¿A quién se refiere? ¿A Cohen, al ministro de Salud Pública, Jorge Basso?

- Sería injusto personalizar. Es tan larga la cadena de la burocracia donde se trancan estas cosas que yo no podría identificar… Me animo a decir que la bajada de interés de Tabaré tiene una repercusión en toda la cadena. No tengo problema en señalar un nombre, pero sería injusto. Es muy fácil refugiarse en el mito de la marihuana y en las teorías que se dicen respecto al tema. Algunas cosas son ciertas. Lo que digo es que es un error político haber bajado el tema en la agenda, que nos colocaba en un lugar de vanguardia en el mundo y de forma responsable. No somos los marihuaneros del mundo, somos un país que regula el consumo de marihuana y tenemos una actitud responsable en materia de salud pública y de derechos humanos. ¡Además podríamos estar haciendo dinero con los usos industriales y medicinales y no lo hacemos!
Me animo a decir que la bajada de interés de Tabaré tiene una repercusión en toda la cadena.

- ¿Y con toda esta sensibilidad que hay, se arrepiente de haber aludido a Tabaré Vázquez como el “rey”?

- A lo mejor no fue lo más pertinente, puede ser… Lo tuve que decir en un tuit. Quiero decir que son diferencias y discrepancias menores, respecto a otras cosas como han sido las actitudes del comandante en jefe y la provocación de la banda presidencial. Yo respaldo a mi presidente.

-Volviendo al tema, ¿qué tendría que hacer el gobierno con los usuarios problemáticos de marihuana?

- Lo que hicimos siempre: prevención, información y facilitar los accesos terapéuticos. En un tiempo no teníamos nada. Ahora tenemos 14 años de trabajo. Hubo un tiempo para tener y profundizar mecanismos de cercanía. Yo siempre dije que poner expendios en las farmacias era una ventaja, porque son puntos básicos de salud. Ahora habrá que tener dispositivos que orienten a los problemáticos. Lo que digo y afirmo es que los 35 mil que están registrados (entre adquirentes y cultivadores) están mucho más seguros desde el punto de vista de su seguridad personal y sanitaria. Dos, teníamos un comité científico asesor, hay que promover la investigación. Tres, hay que concentrar un mecanismo que analice a los inversores que quieren apostar al cáñamo, tomar contacto con estos emprendedores. Regular no es trancar, sino facilitar y controlar.

- El año pasado, a poco de comenzar la venta de marihuana medicinal, las farmacias que participaban no podían trabajarlas con sus cuentas bancarias debido a normativas financieras en Estados Unidos, ¿eso no se podía haber previsto?

- Eso era imposible de prever.

- ¿Imposible?

- Sí. Todo indicaba que con la legalización de la marihuana en varios estados de EE.UU. y el famoso Memorando Cole (por el fiscal general del gobierno de Barack Obama, James M. Cole), no iba a haber dificultades a ese nivel. Bueno, tuvimos el efecto Donald Trump y una reacción un poco tardía del Banco República. Ahora uno de los seis bancos grandes de Canadá ya está aceptando el dinero del cannabis. Yo me pregunto: ¿habremos hecho los contactos diplomáticos necesarios con Canadá para ver si ahí es el camino?

- La ley de la marihuana se promulgó en el gobierno de Mujica, la postura de Vázquez sobre la marihuana ya era conocida. ¿Cuál es el cambio de actitud que percibió en él respecto a su primer gobierno?

- Lo que digo es que en el primer gobierno de Tabaré Vázquez sentí otra libertad para moverme. Yo creo que él se manejaba con criterios de mayor autonomía y mayor responsabilidad de los jerarcas. Ahora tiene, a mi modo de ver, una conducción excesivamente centralizada en ese terreno.