Quiebre en UP, que proclamó fórmula bajo acusaciones de “sectarismo”

Publicado: 29/04/2018 17:49
Quiebre en UP, que proclamó fórmula bajo acusaciones de “sectarismo”

Una candidatura alternativa pretende arrebatarle la nominación al binomio oficial, integrado por Gonzalo Abella y Gustavo Gómez.

Este sábado y por aclamación, el VIII Encuentro Nacional de Militantes de Unidad Popular decidió que la fórmula presidencial de ese conglomerado vuelva a estar integrada por Gonzalo Abella y Gustavo Gómez.

La resolución replica el binomio que la coalición, que se presenta como la “verdadera izquierda” en el Uruguay, presentó en 2014, cuando por primera vez en su historia logró representación parlamentaria.

La razón de tan tempranera decisión cuando falta un año para las primarias obecede, según manifestó Abella, a dos razones.

“Preferimos debatir mirándonos las caras y oyendo todas las voces, y no en el anonimato de una internas que nadie sabe bien y por qué razón vota”, dijo.

“Preferimos no competir entre nosotros en ese oscuro mecanismo legal y llegar allí con una sola fórmula”, expresó.

Además, se pretende suplir la escasez de recursos financieros por un trabajo de difusión de largo aliento, ocupando espacios en los medios antes que la contienda se dirima en los otros partidos.

El ya candidato aclaró que a mediados de 2017 se había decidido que esta proclamación iba a suceder durante el encuentro de militantes.

Sin embargo, la decisión generó un quiebre en la pequeña coalición de partidos.

Un grupo, autodenominado Izquierda Unida, decidió disputar la interna y presentará una candidatura alternativa, denunciando “serios problemas de sectarismo” en la UP, “funcionales a la adaptación al avance de la derecha”.

“Consideramos que las diferencias expresadas deben dirimirse democráticamente por los votantes de la UP, donde se expresen públicamente todas sus corrientes internas”, subrayó el grupo en una declaración”.

“No alcanza con discutir en un encuentro de militantes, donde sólo se expresen públicamente las mayorías, porque estamos convencidos que estas diferencias solamente pueden contribuir a la unidad si se dirimen con discusión y militancia en las elecciones internas para fortalecer a la UP de cara a octubre, con un debate plural, democrático que genere un clima de apertura para nuevas incorporaciones, individuales y colectivas, necesarias para la Unidad de la Izquierda”, señalaron.

La candidatura rebelde estará encabezada por Néstor Gurruchaga, un ex edil del Movimiento de Participación Popular que en 2014 adhirió a la UP.

Según Izquierda Unida,existen dos ideas que constituyen un grave problema para el desarrollo de la Unidad Popular.

Uno es que “el Frente Amplio es el enemigo principal”. La otra es que “un gobierno de derecha va a generar mejores condiciones para el crecimiento de la izquierda”, según el principio de “cuanto peor mejor”.

En ese marco, se subrayaron una serie de errores que la conducción mayoritaria de la UP ha caído en los últimos tiempos.

Uno es haber quedado vinculada a los partidos tradicionales en marzo de 2016, al concurrir con una lista común a las elecciones de los representantes sociales del Banco de Previsión Social.

IU se pronunció en contra de los “privilegios jubilatorios de los altos mandos de la dictadura fascista, garantizados por la Caja Militar”. En ese sentido mostró su discrepancia con la voluntad de la UP de rechazar en el Parlamento el impuesto a las grandes jubilaciones de las Fuerzas Armadas.

También se repudió la presencia de Abella y del diputado Eduardo Rubio en el acto que la “oligarquía latifundista” del movimiento Un Solo Uruguay realizó en Durazno.

IU anunció por otra parte que el 1 de mayo concurrirá al acto del único movimiento sindical que existe en Uruguay: el PIT-CNT.

“Consideramos una incoherencia política la convocatoria a asistir a “los dos actos” que realizan algunas agrupaciones y/o autodenominada “corriente” que militan en los sindicatos del PIT-CNT”, expresaron.

“Lamentamos que haya compañeros que en el momento político en que la derecha reaccionaria envalentonada por los triunfos de Argentina y Brasil más arremete en nuestro país, se opten por sumarse a un “acto” convocado por una entidad fantasiosa sin ningún peso gremial, en vez de respaldar a las agrupaciones clasistas del movimiento obrero”, concluyeron.