Lacalle Pou: “Va a ser el tiempo el que diga si esto vale la pena”

Por: Fabian Cambiaso

Actualidad

18/04/2018 07:56

Lacalle Pou: “Va a ser el tiempo el que diga si esto vale la pena”

Diego Rodríguez Twitter

El senador recibió la adhesión de Gonzalo Mujica, que fue efusivamente saludado por sus nuevos “compañeros” del Partido Nacional.

El principio de un ciclo comenzó con el final de otro. Un Gonzalo Mujica, aún diputado, levantando la voz y golpeando la mesa para hablar, daba su último discurso, con durísimas críticas al Frente Amplio, minutos antes de dejar su banca.

Así se lo pudo ver en una imagen de archivo, proyectada para la ocasión en la sede del Partido Nacional, escenario de un nuevo capítulo en su periplo político.

Mujica, un hombre de extracción nacionalista que se vinculó a la izquierda en la lucha clandestina contra la dictadura, por lo que estuvo preso varios años, fue hasta setiembre del año pasado diputado por tres períodos consecutivos en otros tantos sectores del Frente.

Pasó por el Nuevo Espacio, se integró luego al Espacio 609 y terminó cerca de Asamblea Uruguay, antes de declararse independiente.

Pero este martes se sacó fotos, besó a niños y se abrazó con los que llamó compañeros: los militantes del sector Todos, liderado por el senador Luis Lacalle Pou.

Ambos entraron en medio de aplausos al local, luego de haber bajado en forma solemne las viejas escalinatas de la casona de Juan Carlos Gómez.

Se sentaron en un living blanco, delante de un cartel con una frase que pretendía resumir el espíritu del acuerdo que comenzó a unirlos. “Tendiendo puentes”.

Lacalle Pou utilizó 19 minutos para explicar cómo se llegó a este acuerdo. Según dijo, su vínculo comenzó siendo “especial”: se sentaban pasillo de por medio en la Cámara de Diputados.

Con el tiempo, dijo, las coincidencias personales se transformaron en políticas. Luego, llegó el tiempo de la decisión más difícil para Mujica. Irse de su partido y abandonar su banca.

Una decisión traumática, según destacó Lacalle Pou. “ A mí nunca me importó el diputado Mujica, yo fui a buscar a la persona Gonzalo Mujica”, aseguró el senador.

Consideró que los uruguayos "ya no quieren a los políticos mediocres" que "insultan, gritan y no discuten". "Vamos a tener una campaña de extremo, de mucho grito en las puntas, pero no nos van a encontrar ahí. Gran parte de los problemas es porque muchos uruguayos están de espalda y no se ven entre ellos, no hablan", apuntó.

Con fuertes críticas al gobierno y “a un presidente que ya no está en los grandes temas del país, el legislador explicó el alcance filosófico del acuerdo con el ex frenteamplista.

"Uruguay necesita tender puentes. Hace mucho más a un espíritu nacional, a la nación misma. Tenemos que tender puentes y por eso yo insisto con que no solo hay que tenderlo, sino que construyo un puente", agregó.

“Va a ser el tiempo el que diga si esto vale la pena. Nadie empieza un vínculo con la seguridad de que todo va a estar bien”, sostuvo.

El senador exhortó a sus militantes a tener la "cabeza abierta" para atender a Gonzalo Mujica. "Nos puede ayudar a entender lo que piensan los que lo entienden”, expresó.

Lacalle Pou, que continuamente intercambió miradas de entendimiento con Mujica, finalizó su discurso con una bienvenida. “Estoy encantado de tenerlo acá”.

Cuenta conmigo

Mujica también habló de “tender puentes” para explicar su decisión, que fundamentó con un concepto concreto: hay que cambiar el país.

“¿Algún uruguayo se piensa que el país aguanta cinco años más con la misma política de seguridad, con la económica o la inserción internacional?", se preguntó en voz alta.

"El acuerdo tiene que ver con los problemas que el país tiene urgentes" y "hay que cruzar puentes entre los distintos para resolver las cosas", sostuvo.

Luego llegó el tiempo de destacar la figura de su anfitrión.

"Luis no hace política para seguir en el senado, hace política para cambiar la realidad. Quiere gobernar el país para hacer los cambios que el país necesita, que es la única razón por la que hay que gobernar" dijo, advirtiendo que “está en peligro el futuro del país”.

Mujica aseguró que Lacalle Pou fue "el único" que no le pidió que se quedara con la banca en Diputados.

Agregó que el senador fue a su casa a hablar y le dijo que hiciera lo que tuviera que hacer, pero que contara con él.

Mujica aprovechó para enviarle un mensaje a sus ex correligionarios.

"Hay muchos de mis antiguos compañeros que piensan que si cruzan determinados puentes pierden su identidad, y lo que tengo que decirles es que lo que está en juego es el futuro del país", dijo.

Les explicó a sus "viejos compañeros de izquierda" que hoy "no hay nada más fácil" que ser del Frente Amplio. "Es lo más políticamente correcto. A mis viejos compañeros les digo que la izquierda no se construyó con comodismos y timideces”.

El ex diputado finalizó su discurso, que no superó los siete minutos, con una devolución de gentilezas. "Corresponde empezar este camino diciendo que Luis cuenta conmigo”.