Intendencia gastó U$S 300 mil en más cambios para el Corredor Garzón

Actualidad

7/04/2018 12:20

Intendencia gastó U$S 300 mil en más cambios para el Corredor Garzón

La comuna modificó el recorrido de tres líneas de ómnibus, levantó canteros y se crearon cuatro paradas de intercambio para líneas locales.

El Corredor Garzón es un dolor de cabeza para el gobierno departamental de Daniel Martínez y una nueva apuesta en el diseño de los carriles le demandó un gasto de 300 mil dólares a una obra de 40 millones realizada en el gobierno de Ana Olivera.

Tras el nuevo rediseño del Corredor Garzón se eliminó el cantero separador que establecía un carril exclusivo por la avenida Eugenio Garzón y se estableció una doble vía mixta de vehículos particulares y ómnibus urbanos y suburbanos. El cambio también incluyó la cartelería de señalizaciones verticales y los semáforos.

Además las paradas ubicadas en la plaza Francisco Vidiella y el Club Atlético Olimpia fueron levantadas y colocadas sobre la vereda para “ampliar los carriles y mejorar la visión urbanística” según dijeron a ECOS desde el gobierno departamental.

Tras estos cambios se agregaron cuatro paradas de intercambio con líneas locales para habilitar un nuevo viaje. Dos de esas nuevas paradas se ubican en pleno centro de Colón sobre la Plaza Vidiella mientras que las demás se encuentran en avenida Lezica entre Iturbe y Yegros y avenida Lezica entre Calderón de la Barca y Yegros.

La comuna también modificó el recorrido de las líneas 148, 174 y 329 y a partir del jueves el trayecto desde y hacia Melilla evita el paso por la terminal de Colón. El objetivo de la comuna es mejorar la circulación, evitar congestiones y mejorar los tiempos de viaje.

Según confirmaron a ECOS fuentes de movilidad de la Intendencia, estas líneas demorarán 8 minutos menos en sus viajes con los nuevas modificaciones.