Coronavirus en Uruguay
350

Confirmados

2

Fallecidos

Coronavirus en el mundo
934.938

Confirmados

47.204

Fallecidos

Juan José López Lerena es el segundo muerto por coronavirus en Uruguay /// Robaron 1500 kilos de maíz en una camioneta y los atraparon /// Comunidad Islámica donó miles de alimentos a la Intendencia de Rivera /// Catorce meses de prisión por reiterados hechos de violencia doméstica /// Mercedes-Benz brindará servicio técnico gratuito a ambulancias
Actualidad

29/03/2018 14:31

Pereira: "Los hombres tenemos que asumir que muchos somos violentos"

El presidente del PIT-CNT publicó un mensaje que hubiera deseado no escribir, sobre la pérdida de "dos compañeros"; una, de su gremio.

Pereira: "Los hombres tenemos que asumir que muchos somos violentos"

FACEBOOK

Bajo el título "Tenemos un enorme problema , se llama violencia de género", el presidente del PIT-CNT, Fernando Pereira, lamentó en su cuenta de Facebook la muerte de "dos compañeros". Una de las víctimas del doble asesinato en Quebracho, Nelly Goyeneche, era integrante de la Asociación de Funcionarios de Primaria (Afuprim), el miso al cual pertenece Pereira.

En el texto, luego de resumir el accionar del doble homicida, Martín Bentancur, Pereira señaló que los hombres deben asumir que muchos son violentos, "sobre todo cuando sentimos nuestro mal llamado 'orgullo' herido".

Bentancur mató a su exsuegra y a un policía que fue a defenderla luego de una ruptura con su expareja. En diálogo con ECOS, el alcalde de Quebracho, Mario Bandera, lo describió así: “Era un gurí como todo el mundo, de golpe se transformó por la ruptura de su pareja y reaccionó de una forma que nadie entiende”.


"Todos tenemos que ser conscientes que es imperioso cambiar parte de nuestras conductas, asumir el problema con la magnitud que tiene y salir a buscar las mejores soluciones", escribió Pereira.

El texto completo:

"No quedan palabras para describir lo que se siente cuando matan a dos compañeros, una de ellas de mi Sindicato AFUPRIM, auxiliar de escuela en Quebracho, una actividad de enorme relevancia en la educación pública y un policía que acudió a asistir a esta trabajadora, amenazada por este sujeto armado que no resistía que su ex pareja estuviera reconstruyendo su vida.

Este hombre además amenazo a otras personas, actuó con violencia delante de niños y robó el arma del reglamento del policía y su moto, prendió fuego un establecimiento agropecuario, es decir actos de violencia que no respetaron nuestro bien supremo a tutelar, la vida.

Sintetizando, los hombres tenemos que asumir que muchos de nosotros somos violentos, sobre todo cuando sentimos nuestro mal llamado “orgullo” herido, y en muchos casos termina con actos violentos, alguno de ellos termina en muertes de personas, cuyo aparente pecado es haber dejado de querer estar con el otro. Esta debería ser una máxima grabada a fuego, nadie tiene que estar con quien no quiere.

Muchos hombres no están atendiendo esta regla y violentan todas las normas de una convivencia social adecuada, con respeto por el otro, por los hijos y las familias, llegando a atrocidades de este tipo.

Todos tenemos que ser conscientes que es imperioso cambiar parte de nuestras conductas, asumir el problema con la magnitud que tiene y salir a buscar las mejores soluciones.

En las organizaciones feministas y en nuestro Departamento de Género se están dando pistas, sobre cuáles deben ser los cambios conductuales, uno de ellos es no justificando violencia de tipo alguno, con descalificaciones de diverso tipo al agredido, desterrando de la sociedad el acoso callejero, sexual y laboral, en definitiva cambiando el modelo patriarcal de sociedad. La violencia tiene que ser condenada provenga de donde provenga.

Me gustaría nunca más escribir sobre este tema, pero lo cierto es que cada pocas horas en sitios de Uruguay en donde, en principio son muy seguros, el lugar que deja de ser seguro es donde la mujer vive producto de la violencia de su pareja o ex pareja, trabajemos para erradicar este flagelo.

Hoy siento un profundo dolor por la pérdida de dos compañeros, producto de la violencia de género, vaya nuestro solidaridad a la familia , compañeros y amigos de las víctimas y para la sociedad entera de Quebracho".