Mujica : "Suerte que tienen a Lula, pero no lo tendrán eternamente"

Actualidad

19/03/2018 19:04

Mujica : "Suerte que tienen a Lula, pero no lo tendrán eternamente"

PT

En el diálogo que mantuvo con su amigo y aliado político, sostuvo que la izquierda no debe vivir "como una minoría privilegiada".

"Pepe, vas a ver al PT volver a gobernar para la gente y Brasil va a apoyar la unidad de América Latina". Esta fue la promesa que el ex presidente de ese país, Luiz Inácio Lula Da Silva, le hizo a su amigo y aliado político José Mujica en el diálogo que ambos compartieron en la frontera entre sus respectivas naciones.

Los ex mandatarios se encontraron en un acto realizado del lado brasileño, en la Plaza Internacional, ubicada entre las ciudades de Rivera y Santana do Livramento, en el comienzo de la última etapa de la "caravana de la esperanza" que Lula efectúa por el sur de su país, aguardando la definición judicial que podría significar su encarcelamiento.

El líder del Partido de los Trabajadores cuenta con dos sentencias, en primera y en segunda instancia, que ratificaron su condena a más de doce años de prisión por un caso de corrupción vinculado al pago de una coima por parte de la constructora OAS, a través de la cesión de un triplex en Guarujá, una de las zonas turísticas cercanas a Sao Paulo.

"Así son las cosas querido hermano, los únicos derrotados son los que bajan los brazos", respondió Mujica para expresarle su aliento a su colega, que mantiene su voluntad de presentarse a las próximas elecciones brasileñas.

Se trató de un encuentro ampliamente publicitado por los sectores de izquierda de ambos países, en particular por el PT, que desplegó importantes recursos y cientos de militantes que acompañaron a su máxima figura.

"Hijos de la historia y el sufrimiento de sus pueblos, sacudieron las raíces de la política de sus países", fue la descripción que utilizó el Movimiento de Participación Popular, el sector de Mujica, a la hora de presentar el diálogo entre ambos ex mandatarios.

"Le digo al PT: los cambios no se pueden respaldar en una sola figura, porque mañana no está y la lucha continúa. Hay que hacer partido," afirmó Mujica, en un mensaje que deslizó la posibilidad de que su amigo no pueda, finalmente, correr la carrera electoral.

"Suerte que tienen a Lula", les dijo a los adherentes al Partido de los Trabajadores presentes en el lugar "Pero no lo tendrán eternamente, y la lucha dura", señaló. Es por eso que los exhortó a generar militantes y luchadores sociales pensando en el futuro.

Mujica lanzó además un enigmático mensaje, en momentos en que el brasileño y otros ex mandatarios regionales están acusados por corrupción y enriquecimiento ilícito. "Si luchamos por la igualdad, debemos conservar un modelo de vida igual a como vive la mayoría de nuestro pueblo, no como lo hace la minoría privilegiada", sentenció.

En el estrado, a su lado, estaba la ex presidenta de Brasil, Dilma Rousseff. Entre el público, escuchaba atentamente el ex mandatario ecuatoriano Rafael Correa.

"Debemos expresar con nuestra vida el compromiso por aquellos por los cuales luchamos", insistió Mujica.

El ex presidente uruguayo ahondó en las tentaciones a las que los gobernantes de izquierda se enfrentan en relación a la burguesía y a los sectores dominantes de la sociedad. "Nos invitan a la fiesta, pero es la fiesta de ellos, no nuestra", afirmó. "Tenemos que vivir la suerte de nuestro pueblo, porque el pueblo tiende a medir no solo palabras, sino hechos".

El ex presidente ahondó también en el viejo problema de la división de las izquierdas a nivel regional, y la necesidad de la unidad. "Nuestra verdad es relativa, nuestra lucha es por lo que están en el fondo de la sociedad", afirmo.

También llamó a una autocrítica al haber fallado los gobiernos progresistas en una verdadera integración regional. "Nos sacamos muchas fotos, pero el problema de la integración quedó para pasado mañana", lamentó. Es por eso que, dijo, el continente necesita un Brasil fuerte, que viva y juegue con todos nosotros, porque no somos nada en el mundo de hoy si no nos juntamos".

El ex presidente uruguayo lanzó otro mensaje, que pareció estar destinado al país vecino, atravesado por una fuerte división política y polarización luego de la remoción de Rousseff y su sustitución por Michel Temer.

"Ninguna sociedad avanza con odio. No creo que las sociedades que funcionan en blanco y negro," sostuvo, preguntándose quién va a pacificar a Brasil si vive en un permanente choque. "Hay que aprender a tolerar, para que la sociedad pueda vivir en tranquilidad. Ese es desafío que tenemos hoy en América Latina", dijo.

El mejor servicio

"Ni por asomo", respondió Mujica a una consulta de la prensa, previa al encuentro, sobre si finalmente será candidato presidencial en las próximas elecciones nacionales. "Estoy en plena despedida afirmó, considerando que el mejor servicio que puede darle, no así al Frente Amplio pero sí al Uruguay, es "mantenerme al margen y poder entrar en mi ancianidad".