Gasoducto: FA piensa que gobierno quiere que ofertas no se difundan

Actualidad

8/03/2018 17:41

Gasoducto: FA piensa que gobierno quiere que ofertas no se difundan

PL

El oficialismo votó en investigadora pedido de declarar secretos una serie de documentos pese a que Gas Sayago no justificó la solicitud.

La Comisión Investigadora que, en Diputados, indaga presuntas irregularidades en el proceso de construcción de la planta regasificadora vivió este miércoles una intensa polémica en su primera sesión del año.

Es que el Frente Amplio aceptó la solicitud expresada por Gas Sayago, el organismo estatal que gestiona el emprendimiento, y votó por considerar "secreta" una serie de documentación enviada a los legisladores.

El pedido alcanza ciertos aspectos que la oposición considera fundamentales para la investigación: por ejemplo, las actas de apertura de ofertas para la realización de la obra, en particular las dos que llegaron a la fase final de la negociación. Se trata de la brasileña OAS, que resultó adjudicataria, y la argentina Contreras, asociada en Uruguay a SACEEM.

También la escala salarial vigente en Gas Sayago y su eventual revisión, teniendo en cuenta que varios de sus funcionarios exceden largamente el límite constitucional del 60% del sueldo del presidente de la República.

En la nota, el gobierno elude incluir un fundamento para la solicitud de que los documentos tengan carácter confidencial y secreto, según informó el presidente de la comisión, Roberto Chiazzaro (Partido Socialista). " Por lo menos, imagino yo, que en el tema de las ofertas podría haber alguna vinculación a las nuevas gestiones que se están haciendo con respecto a la empresa Shell, y considerar que brindar esa información de costos podría incidir allí", expresó.

Según su visión, podría tratarse de información especialmente sensible que podría generar, eventualmente, daños a Gas Sayago y al proyecto . "Realmente, no tengo los elementos que se manejan", sostuvo.

El nacionalista Pablo Abdala, autor de la denuncia que dio origen a la investigadora, dijo no poder percibir cuál sería la razón objetiva del pedido de reserva oficial. "Si esa información se declarase secreta, terminaría por complicar bastante el trabajo de la comisión, al ser uno de los aspectos medulares que se han venido analizando por casi un año", dijo.

Se preguntó en ese sentido cómo se hará para manejar la información y elaborar las respectivas conclusiones a la Cámara.

La solicitud de secreto fue acompañada por los cinco legisladores del oficialismo, y por el colorado Walter Verri (Vamos Uruguay). El diputado Eduardo Rubio (Unidad Nacional) no estaba presente.

Votaron en contra los tres nacionalistas y Daniel Radío (Partido Independiente), que reclamó una justificación.

"Tienen derecho a pedirlo, pero me gustaría que me aportaran una razón. Si no, no me parece que tenga sentido pedir que sea secreto", dijo.

Al respecto ironizó sobre el supuesto daño que sufriría Gas Sayago de revelarse la información. "Sería un daño póstumo, en algún momento la vamos cerrar", señaló.

Daño a la investigación

"La prensa está al tanto de parte de los contenidos de estos documentos", lamentó Chiazzaro, en lo que constituyó otra polémica durante la sesión.

"Acá tengo un reportaje que le hacen al señor Abdala en el portal ECOS, donde él hace ya un señalamiento en cuanto a diferencias de precios y otras objeciones", dijo.

Se refería a la nota publicada este martes en la cual, a partir de los documentos aportados por Gas Sayago, el legislador nacionalista concluyó que la nota de OAS "no resultó ser la más barata."

Para Chiazzaro, habiéndose efectuado una solicitud con carácter secreto, los datos no debían haber trascendido. " Mire si será necesario que esto sea secreto, que antes que lo discutamos usted ya lo está vertiendo a la prensa", se quejó, al afirmar que el hecho "daña" la investigación.

"Para empezar, yo no he violado ninguna comisión de secreto, porque esa condición no había sido votada aún en esta comisión", respondió Abdala, argumentando que en el ejercicio de sus fueros parlamentarios y en el cumplimiento de sus atribuciones no había nada que le impidiera hacer lo que hizo.

Lamentó a su vez que, durante el trabajo de la comisión, la declaración de secreto ha sido bastante común ante otros planteamientos recibidos de Gas Sayago, UTE o Ancap.

"Si vamos a inhibir a la investigadora de analizar y profundizar en el estudio de una licitación de estas características, entonces dejemos sin efecto a la comisión", sostuvo. "Si por declararla secreta no voy a poder transmitir mi pensamiento de que la obra se le adjudicó a quien no parecía ser la oferta más conveniente, entonces creo que terminamos de amputar cualquier posibilidad de investigar, sacar conclusiones y transmitírselas a la población", afirmó.

Desde el Frente Amplio, el diputado Carlos Varela (Asamblea Uruguay) dijo tener muy claro que tal secreto no impedirá el trabajo de la comisión. "Lo que implica es que no se difunda en forma pública" aclaró. "Lo voto sin demasiada convicción de que tenga algún efecto, dados los antecedentes", ironizó.

La eventual solución, aportada por Chiazzaro, giró en torno a declarar secretos determinados tramos de la sesión de Cámara donde se consideren los informes, lo que no coartará en el debate que den los legisladores.

"Acá lo que se busca es que los detalles de precios no se den. Evidentemente tiene una razón de fondo, de lo contrario no lo solicitarían", sostuvo. "Habrá razones de peso que obligan a actuar de esa manera. Yo no las puedo expresar porque no tengo argumentos en ese sentido", dijo.