Rondán: "Me molesta que mientan. No tengo dos cargos ni dos sueldos"

Actualidad

2/02/2018 05:30

Rondán: "Me molesta que mientan. No tengo dos cargos ni dos sueldos"
MEC

La directora de los Centros MEC está envuelta en una polémica por una supuesta "acumulación de cargos" tras su contratación como asesora.

Una resolución firmada por el presidente Tabaré Vázquez autorizó desde el 1 de enero la contratación de Glenda Rondán como "adscripta" para asesorar a la ministra de Educación y Cultura, María Julia Muñoz.

La divulgación del escrito, publicado en la página web de Presidencia, generó una fuerte polémica en las últimas horas.

Es que Rondán, una ex legisladora colorada que en 2012 adhirió al Frente Amplio, viene desempeñándose desde inicios de este gobierno como directora de los Centros MEC.

Surgidos durante la primera gestión del actual oficialismo, están pensados como una "red de espacios de construcción de ciudadanía y puntos de encuentro entre los vecinos de cada localidad, las intendencias, los municipios y las organizaciones sociales".

La polémica radicó en que, a partir de su reciente contratación como adscripta con un salario mensual de $ 120 mil, Rondán estaría acumulando dos cargos públicos, algo estrictamente prohibido por la normativa.

"Me molesta que mientan. No tengo dos cargos ni dos sueldos", afirmó Rondán a ECOS.

Según explicó, se trata de una renovación de la misma tarea que viene realizando desde 2015: coordinar y dirigir los 127 Centros MEC establecidos en todo el país "¿Cómo se le dice a una persona que dirige algo? Directora", dijo.

Lo que sucede agregó, que es que esta el año pasado dicha dirección no existía. Fue creada en la Rendición de Cuentas aprobada en 2017. y pasó a ser una unidad ejecutora en dependencia directa de la ministra. Pero, por falta de votos por parte de la oposición, no fue creado el cargo de directora.

Por lo tanto, su vínculo laboral con el ministerio es, hasta hoy, en calidad de asesora, una figura creada durante el pasado gobierno que le asigna a cada ministerio un monto determinado de dinero para la contratación de colaboradores directos, que cesan en su cargo al mismo tiempo que el jerarca de turno.

"Si se compara mi sueldo con el de otros directores, gano menos que el resto", aseguró. "Es imposible en este país que un ciudadano pueda acumular dos cargos públicos. Es imposible", enfatizó.

Rondán se mostró molesta con las acusaciones en su contra.

"Hay gente que ya está en campaña" lamentó. Lo dijo en referencia directa a la diputada nacionalista Graciela Bianchi.

Es que la legisladora, una vez conocida la resolución de Vázquez, anunció que convocaría en forma "urgente" a Muñoz, que deberá aclarar la contratación.

Bianchi calificó el hecho como una "irregularidad administrativa" y una clara demostración de un "mal manejo de los dineros del contribuyente", asegurando que la designación demostraba el "total desprecio a la ciudadanía" por parte de la ministra.

"Hay que ser muy torpe políticamente", consideró Rondán. . "Es escandaloso. No puedo creer cómo a una legisladora, que además es abogada y escribana, se le ocurre una cosa de este tipo".

Recordó que, en sus épocas como diputada, jamás procedió a acusar a nadie sin tener pruebas. "Nunca hice circo", afirmó.

En ese sentido, ironizó sobre la voluntad de Bianchi de pedir informes de sus declaraciones juradas ante la Junta de Transparencia. "Que me investigen. Me muero de la risa. Lo que tengo de más valor es un perro collie", aseguró.

En cifras

La figura del "adscripto" o "asesor" ministerial surgió en el Presupuesto aprobado durante el gobierno de José Mujica, con una partida anual fija a cada secretaría para disponer de las contrataciones a su entender, con un máximo de $ 8 millones anuales.

Técnicamente, cada ministerio puede contratar tantos asesores como pueda pagar, con un salario que no puede exceder el 90% de lo que gana el ministro.

No adquieren la calidad de funcionarios públicos y, deben, si así lo fueran, dejar su cargo en reserva.

El año pasado fueron desembolsados casi US$ 3 millones en este concepto, según un informe de la Oficina Nacional del Servicio Civil elevado al Parlamento, en el marco de la Rendición de Cuentas.

Supuso un aumento con respecto a 2016, cuando los adscriptos significaron una erogación de US$ 2 millones. Entre ellos figuraban reconocidos deportistas como Fabián Coito y Déborah Rodríguez,[/url] que revistaban en el Ministerio del Interior.