Blancos plantean medidas para "contribuir" a la rebaja de tarifas

Publicado: 29/01/2018 14:15
Blancos plantean medidas para "contribuir" a la rebaja de tarifas

Los nacionalistas elevaron al gobierno un paquete que, dicen, permitiría un ahorro de casi 7 pesos en el precio del gasoil.

A caballo de las demandas planteadas por los productores agropecuarios "autoconvocados" en su conflicto con el gobierno, el Partido Nacional presentó este lunes un paquete de medidas para "contribuir" a la reducción de las tarifas públicas.

El planteo fue realizado en el marco de la presencia del gobierno en el Parlamento, para justificar el ajuste dispuesto en las empresas estatales y vigente desde el 1 enero.

Las propuestas, elevadas por el senador Álvaro Delgado (Todos), llegan a su vez en paralelo a los anuncios que el presidente Tabaré Vázquez hizo en la jornada para cumplir con parte de las exigencias de los movilizados.

En línea con lo exigido en la proclama de Durazno, Delgado planteó la modificación de la financiación del Fideicomiso del Transporte Colectivo, que el año pasado supuso casi US$ 109 millones, y que en la última década significaron US$ 1093 millones.

El planteo es que el fondo deje de estar financiado por los consumidores de gasoil, y pase hacerlo en un 25% por aportes de Rentas Generales.

Delgado propone equiparar las contribuciones transitorias que hagan los dos tipos de combustibles, y reducir el Imesi a las naftas en una importe similar a la contribución del fideicomiso, manteniendo su precio. Según sostuvo, esto permitirá una reducción inmediata del precio del gasoil en $2,30, evitando parte de las distorsiones existentes en el consumo.

El paquete incluye además la eliminación de los topes de deducción del IVA al gasoil, y el otorgamiento de precios diferenciales a los sectores productivos mediante un crédito fiscal hasta alcanzar los 4 pesos por litro.

Se plantea a su vez reducir la mezcla de biocombustibles al 5% mínimo que marca la ley, monto que en el caso del etanol fue duplicado por Ancap en 2016 a costos mucho mayores que los que hoy tienen los productos refinados de petróleo.

La reducción, sostuvo, implicaría un ahorro de US$ 35 millones.

Con respecto a Ancap, el senador naconalista planteó la separación total de la gestión administrativa, contable y operativa de la División Cementos, que acumula pérdidas por más de US$ 230 millones en los últimos 17 años, a lo que se suman otros US$ 300 millones de pérdida por el deterioro de sus activos.

La separación está fundamentada para que el negocio no siga siendo subsidiado por otros, en especial por los combustibles, que el año pasado aportaron US$ 0,50 por cada litro vendido.

Los blancos propusieron, en tanto, la posibilidad de refinar crudo en base a la demanda y la importación de gasoil por cupos.

Otra de las medidas pasa por, directamente, clausurar los negocios de Ancap que no tengan una importancia central y que, en la mayoría de los casos, también suponen grandes pérdidas anuales.

En este caso se incluye la participación en Gas Sayago y la División Alcoholes de la que, por otra parte, el ente ha intentado infructuosamente desprenderse.

El cálculo estimado por Delgado estima que, a través de estas medidas, el precio final de la nafta podría reducirse en $1,92 por litro. En el caso del gasoil, la rebaja podría llegar a los $ 6,92.

En cuanto a a la energía eléctrica, Delgado planteó una reducción de la tarifa en un 15%, una medida que cifraron en US$ 300 millones.

El senador sostuvo que las utilidades de la empresa el año pasado superaron los US$ 500 millones, siendo que la transformación de las fuentes de abastecimiento en los últimos años el costo promedio de abastecimiento se redujo en forma drástica.

La propuesta incluye además una readecuación general de la estructura tarifaria en OSE y Antel, que reconozca los objetivos centrales de esas empresas.

En particular, se hizo énfasis en el fuerte aumento experimentado en las tarifas de datos, que se deben revisar para tener en cuenta la reducción de costos a raíz de los avances tecnológicos y valorando que los planes para la población de menores recursos que se han ido eliminando.

El Partido Nacional puso sobre la mesa una "regla de cobertura de vacantes", haciendo referencia a que una parte importante del gasto público estuvo motivado en el aumento en los funcionarios estatales, con casi 65 mil nuevos vínculos desde 2004.

Delgado propuso suprimir la tercera parte de las 12 mil vacantes que se generan anualmente en el Estado, lo que supondría el ahorro de US$ 80 millones.

El planteo hizo referencia a su vez a que la próxima Rendición de Cuentas, la última en la que puede haber un incremento de gasto en este período, será determinante.

"No es posible seguir viendo estas cuestiones como eventos separados e independientes", dijo el senador. "El brutal aumento de enero en las tarifas públicas es consecuencia de decisiones anteriores de aumento de gastos", expresó.

Para el senador, no se puede seguir hablando de espacios fiscales en una economía que subió los precios de sus principales energéticos muy por encima de los precios internacionales con el objetivo, precisamente, de financiar el gasto.

"La próxima Rendición de Cuentas debe ser absolutamente austera, sino queremos que se vuelva a repetir un ajuste similar", concluyó.

Por último, el planteo nacionalista hizo referencia a la necesidad de abrir el capital de las empresas públicas al mercado de valores.