Pereira: “No estamos en 2002, algunos lo quieren pintar así"

Actualidad

26/01/2018 16:54

Pereira: “No estamos en 2002, algunos lo quieren pintar así"

El PIT CNT se reunió con trabajadores del agro y compartieron su preocupación por que se perjudique a los más débiles.

Mientras miles de productores se congregaron en Durazno, a más de 190 kilómetros, en la capital, el secretariado ejecutivo del PIT CNT se reunió con una delegación de la Unión Nacional de Asalariados, Trabajadores Rurales y Afines (Unatra) durante más de tres horas.

“Si uno plantea que hay un problema en el agro, naturalmente, puede entender que hay pequeños y medianos productores que tienen dificultades para ser competitivos. Pero al mismo tiempo se tiene que comprender con la misma intensidad que un peón rural no puede vivir con $15 mil”, dijo el presidente del PIT CNT, Fernando Pereira.

De acuerdo con Pereira, la delegación de la Unatra planteó varios puntos que tienen que ver con sobre como los trabajadores efectivamente residen en campaña, y también la forma que se generan mejores condiciones para pequeños y medianos productores. También, se habló sobre la realización de una negociación colectiva adecuada “para generar condiciones que no solo den mejor competitividad, sino que además generen mejores condiciones de vida para la gente”.

¿En qué sociedad queremos vivir? se preguntó el dirigente del PIT CNT. “¿En las que unos tengan mucho y otros nada?”. De esta forma hizo referencia a uno de los planteos de los “autoconvocados” de rebajar los costos sociales “¿A quién se estaría perjudicando? A los más débiles”, dijo.

"Si el Poder Ejecutivo cediera ante esta propuesta, la central sindical se expresaría en contra de esa decisión y vería cuales son sus herramientas de negociación. “Una cosa tiene que quedar clara, el PIT CNT no va a compartir ninguna fórmula de resolución del conflicto del agro que sea con los pobres pagando”, subrayó.

“Construir una plataforma de negociación implica ir a aquellos aspectos que pueden dar mejor competitividad al campo sin afectar a los sectores que tienen menos recursos en la sociedad, que no son bichicomes, son gente que le ha tocado estar en contextos socio culturales desfavorables”, sostuvo.

El PIT CNT buscará tratar de armar plataformas “constructivas” sobre el trabajo en Uruguay, que posibiliten el diálogo y la negociación. “Finalmente, intentar vernos como nación, no como un sector particular de la sociedad”, explicó Pereira. En su plataforma, la principal central sindical de Uruguay, propone que el salario mínimo no sea menor a los $16.500.

Para el dirigente sindical discutir el trabajo de los uruguayos parece ser un tema que abarca al agro pero también a la industria, al turismo, a los servicios, a la logística, a la inversión nacional y extranjera, además del tema impositivo y educativo.

“Ojalá el PIT CNT pueda levantar con otras organizaciones una plataforma que, de alguna manera, atienda los problemas de los más débiles que son finalmente los que un país tiene que proteger en todas las circunstancias”, agregó.

“Nos preguntamos cuánto pesan los salarios de los trabajadores rurales en la rentabilidad agraria. ¿No habrá que investigar, pedirle a la academia? Se sorprenderían de lo poco que incide”, dijo el dirigente. Según Pereira, la situación del agro no debería generar una problemática en los Consejos de Salario que lleve a no aumentar los sueldos.

“No estamos viviendo en el año 2002, algunos lo quieren pintar así (…) Estamos viviendo en un país que desde hace 12 años tiene crecimiento económico y ha mejorado sus niveles de igualdad. A veces se pintan las cosas tan de negro y blanco que discutir sobre grises y sobre matices se hace prácticamente imposible. Yo estoy apostando a matizar estos debates y a encontrar caminos de entendimiento”, indicó.

Para Pereira “no hay duda” que el reclamo del agro es una “movida empresarial” que tiene objetivos de “interés empresariales”. Aunque puede haber sectores no empresariales que la apoyen porque alguno de sus planteos le resulten “simpáticos” o crean que están abarcados. Sin embargo, en “muy pocos planteos” están incluidos “los sectores más débiles de la sociedad, sobre todo los pequeños y medianos productores”, enfatizó.

“Hay algunas personas que siguen creyendo que son dueños de la tierra, de lo que produce y de sus trabajadores. Esa parte nosotros no se la vamos a admitir a nadie. Para tener hay que ser es tolerantes, escuchar, ver las propuestas, tratar de sacar en limpio qué es lo que queda de la plataforma de hoy. Insisto, ver cuáles cosas favorecen a los más débiles, nosotros no tendríamos ninguna dificultad en apoyarlas. También, cuáles son aquellas que no favorecen al sector con mayor debilidad sino al que tiene mayor fortaleza”, explicó.

Preocupación de la Unatra

La delegación de la Unatra planteó al PIT CNT su preocupación de que los convenios de los trabajadores rurales van hasta el 30 de junio y también por algunas de las propuestas que levantan los “autoconvocados”, entre ellos el tema de la flexibilidad laboral, explicó el dirigente Marcelo Amaya, tras finalizar el encuentro.

Amaya comentó que están “en total desacuerdo” con algunos de los puntos que plantean los autoconvocados porque no representa a los sectores más vulnerables. Además, comentó que en una familia que recibe una asignación, como contrapartida el niño debe ir a la escuela, sin embargo, cuestionó cómo puede ser que determinados productores por determinadas devoluciones de impuestos no tengan como contrapartida respetar los derechos laborales.

Consultado si el conflicto del agro ponía en riesgo el nuevo convenio salarial respondió: “Nos preocupa pero hay que separar la paja del trigo y hay que ver lo que es cierto y lo que no es tan así”, afirmó el dirigente de la Unatra.

“Nosotros lo que solicitamos es un convenio salarial el próximo 30 de junio, que podamos llegar a un acuerdo con la patronal. Siendo que en algunos subgrupos desde el 2008 no llegamos a acuerdo y el último que alcanzamos fue en 2010. Esas son las expectativas que tenemos nosotros, que los trabajadores tengan un convenio que les permita mejorar la calidad de vida de ellos y sus familias”, concluyó.