PIT quiere diálogo en el campo: "Las 4X4 son instrumento de trabajo"

Publicado: 19/01/2018 19:52
PIT quiere diálogo en el campo: "Las 4X4 son instrumento de trabajo"
PIT-CNT

El presidente de la central llamó a bajar el tenor del conflicto en el agro para que no termine generando una "grieta" entre uruguayos".

"El PIT-CNT es el ISIS uruguayo". La comparación con el grupo terrorista Estado Islámico fue apenas el primero de los muchos señalamientos que la central recibió en las últimas semanas desde los grupos que nuclean a los productores agropecuarios "autoconvocados".

Declaraciones consideradas "incalificables" por el movimiento sindical, que sin embargo ha optado por dejarlas pasar, mirando un poco desde afuera y manteniendo un prudente silencio sobre un conflicto que, con el paso de los días, va cobrando mayores dimensiones.

"He leído cosas superhirientes, pero no podemos hacernos los ofendidos y no conversar" dijo, entrevistado por ECOS, su presidente, Fernando Pereira.

La prudencia está fundamentada en varias causas. Por un lado, si bien se señala que una pequeña parte del movimiento "tiene esa cabeza" y que algunos responden a objetivos políticos cuya mira está en 2019, "es cierto que la mayoría de los productores tiene dificultades", señaló.

El análisis del conflicto estará presente el martes en el Secretariado Ejecutivo, que recibirá además a una delegación de la Unión Nacional de Trabajadores Rurales (Unatra), el mismo día en que los "autoconvocados" realicen su asamblea en Durazno.

"Es el eslabón más fino de la cadena, y todo diálogo deberá incluir a este sector, cuyas dificultades son eternas", dijo Pereira. "Es el eslabón más débil de la cadena no puede quedar de lado".

En el encuentro, la central quiere recibir información de primera mano sobre los comentarios de que algunos asalariados participaron en las movilizaciones obligados por sus patrones,. "Hasta el momento hemos escuchado comentarios, pero no es la primera vez que sucede", dijo.

Pereira hizo un fuerte llamado al diálogo para acercar posiciones en un conflicto cuyas derivaciones aún están por verse.

Un diálogo que, según su visión, debe partir del hecho de que ambas partes bajen el tenor de los enfrentamientos. "No suma que exista una campaña que promueva el odio entre las partes", señaló. Y en ese sentido consideró que se debe levantar la mira del debate.

Cuestionó así el "cruce permanente" de amenazas que, principalmente a través de whatsapp, partidarios y detractores de las manifestaciones vienen intercambiando. Un bando que trata de "bichicomes" a los integrantes del Frente Amplio y los acusa de haber arruinado al país. El otro, que rechaza los planteos de los productores tildándolos de oligarcas.

"No puede ser que de un lado se amenace con dejar desabastecido al país y del otro se hable de que son todos unos aristócratas", expresó Pereira.

El presidente del PIT aseguró que, más temprano que tarde, el presente conflicto se solucionará. Pero su temor principal, dijo, es que se termine dirimiendo a través del odio. "No creo en la teoría de generar odio entre los uruguayos", apuntó.

En ese sentido Pereira consideró equivocada la actitud de algunos integrantes de la izquierda que cuestionaron los vehículos utilizados por los productores para manifestarse.

"Las 4x4 son un instrumento de trabajo", aseguró. En su opinión, hacer pasar a los propietarios de esas camionetas como "oligarcas" es una descalificación improcedente, que además provoca una radicalización en los propios manifestantes.

"Lo peor que nos puede pasar es construir una grieta entre nosotros", advirtió.

En ese marco, saludó que "primara la cordura" y que desde el Frente Amplio se desactivara la "contramarcha" prevista para el martes, en oposición a la asamblea de Durazno.

Para el PIT, el gran problema es la voluntad de los "autoconvocados" de moverse al margen de las gremiales del campo. Gremiales con las cuales la central ha mantenido históricamente duros enfrentamientos, y que han quedado desautorizadas por lo propios productores.

Al respecto respaldó la voluntad del presidente Tabaré Vázquez de convocar a las organizaciones institucionales, que deberían tomar una actitud más proactiva en el debate.

Pereira advirtió cierta instransigencia por parte de los movilizados, en el sentido de que parecen querer imponer sus posturas más que apostar al diálogo.

También consideró que los productores deberían ir a negociar con propuestas reales, sin plantear todo en "blanco y negro", ya que "si uno va pidiendo que el Estado baje sus costos un 20%, es evidente que será algo que no se podrá cumplir".