Cambios en contratos de Antel son ilegales, según expertos

Publicado: 3/01/2018 14:54
Cambios en contratos de Antel son ilegales, según expertos

Presidente de Antel dijo que consideraron beneficiosos los cambios y que no tuvieron en cuenta "la letra chica" de los contratos.

Las modificaciones que Antel realizó en los contratos de telefonía móvil han generado malestar en sus clientes, entre otras cosas, por no ser consultados previamente al respecto.

ECOS consultó a los abogados José Delpiazzo y Miguel Pezzutti, especialistas en derecho administrativo, y ambos coincidieron que no es legal que Antel modifique los contratos unilateralmente, es decir, sin el consentimiento de los clientes implicados. La empresa estatal presta un servicio que está regido por la ley de defensa al consumidor, la cual prohíbe este tipo de accionar. Según Delpiazzo no se permite cambiar las condiciones generales del contrato. “El tema que sea beneficioso no es un fundamento que autorice a modificarlo”, agregó.

Por su parte, Pezzutti, explicó que los contratos de la empresa de telecomunicaciones relativos al servicio de telefonía móvil se rigen fundamentalmente por el derecho privado, ya que están vinculados a un servicio de de carácter comercial y no público.

Señaló que, si bien no unánimemente, la mayoría de los especialistas entienden que los contratos no pueden ser modificados unilateralmente, salvo que lo prevea el propio contrato o la ley prevea esta potestad.

“Pese a prestigiosas opiniones en contrario, me adhiero a esta postura, y por ende, si la modificacion que introdujo Antel no está prevista en el contrato o se deriva de una facultad legalmente reconocida, el cliente afectado puede alegar el incuplimiento y por ende, rescindir o solicitar su ejecución en debida forma, y sin que ello obste al reclamo de daños y perjuicios”, indicó el especialista.

El presidente de ANTEL, Andrés Tolosa dijo a ECOS que si bien la empresa sigue considerando que los cambios establecidos son beneficiosos para su cliente, al registrar un número importante de críticas decidieron establecer una modalidad de “vuelta atrás”.

Si el cliente desea seguir con la modalidad de contrato que tenía hasta el 31 de diciembre, es decir, tener un monto estipulado por llamadas, mensajes y datos móviles, podrá solicitarlo.

Delpiazzo consideró que de esta forma Antel “abrió el paraguas” y “disminuye el riesgo” de reclamos. Sin embargo, aclaró que sería más correcto que la empresa solo modificara los contratos de quienes lo aceptan expresamente. No al revés como lo ha decidido la empresa, es decir, no modificar el contrato a aquellos que expresan su voluntad de rechazo.

Al consultarle si los contratos de Antel establecían que la empresa podía realizar modificaciones unilateralmente, Tolosa dijo: “los contratos son contratos, no fuimos a la letra chica”. El jerarca justificó que los cambios que realizan los hacen porque consideran que “los clientes van a entender”, al igual que la empresa, “que son beneficioso” para ellos.

Tolosa indicó que si los usuarios se sintieron perjudicados pueden realizar reclamos que serán posteriormente analizados por la empresa y en caso de que corresponda serán resarcidos.

A su vez, Delpiazzo también consideró que los clientes tienen derecho a reclamar por los cambios que impulsó la empresa a partir del 1° de enero. Explicó que los usuarios de Antel tienen dos mecanismos de defensa. Por un lado, pueden acceder vía administrativa impugnando esa modificación o también a través de la defensa del consumidor. Por otro lado, por la vía judicial está previsto en la ley 18.507 un proceso para las pequeñas causas, que es muy breve e incluso el cliente no necesita un abogado.