Blancos: un verano caliente entre Bascou y la "pesca" de dirigentes

Actualidad

29/12/2017 06:44

Blancos: un verano caliente entre Bascou y la "pesca" de dirigentes

Lacalle Pou y Larrañaga guardan silencio mientras sus dirigentes hacen crecer el mayor conflicto interno en décadas para los nacionalistas.

"Este tema debe terminar acá. Intentamos promover la suspensión y el Directorio tomó una resolución. Ya está".

El comentario, expresado este jueves por el senador Álvaro Delgado (Todos) refleja, al menos en forma pública, la voluntad de dejar atrás los enfrentamientos internos que en filas del Partido Nacional viene provocando la situación del Intendente de Soriano, Agustín Bascou.

Horas antes y a instancias de su sector, diez de los 17 integrantes del Directorio blanco consideraron que al jefe comunal había que suspenderlo de sus derechos partidarios en torno a su accionar con la compra de combustible para la Intendencia en estaciones de servicio de su propiedad.

La moción fracasó ya que obtuvo dos votos menos que lo requerido por el reglamento y a Bascou se le confirmó el "apercibimiento" previo, una decisión a la que se plegaron los directores que responden a Alianza Nacional.

La definición redobló los enfrentamientos internos que ambos sectores mantienen desde hace tiempo y que, lejos de la expresión de deseos de Delgado, se aprestan a aumentar en intensidad a corto plazo.

Uno y otro bando se aprontan para reafirmarse sus respectivas posturas en una serie de encuentros en las próximas semanas que harán de este el verano más caliente para los nacionalistas en varias décadas.

La clásica reunión que el Herrerismo celebra todos a los años, desde hace décadas, en La Paloma, y que Luis Lacalle Pou, como líder de "Todos", viene encabezando en los últimos tiempos en la segunda quincena de enero, servirá para analizar el proceso y las posibles derivaciones del caso Bascou.

Sobre todo la postura de fuerte confrontación que llevó adelante Alianza Nacional en el tema.

Lacalle Pou se llamó a silencio y mantiene desde hace varios días una prudente distancia de la discusión. Pero, según se confirmó a ECOS desde su entorno, mantiene su convencimiento de que el intendente de Soriano debe renunciar. Otros dirigentes de su sector se sumaron en forma pública este jueves a esta postura.

"Quizás en este día, más no sea como broma, nos llegue la noticia de la renuncia de Bascou", ironizó el diputado Alejo Umpiérrez. Aludía a lo mencionado por el diario La República y su clásica costumbre de publicar noticias en torno de broma en el Día de los Inocentes.

Pero para Umpiérrez, el paso al costado del intendente es absolutamente necesario. "Hay que amar más al partido que a uno mismo", reclamó.

Algunos de los dirigentes más críticos hacia Bascou plantearon en las últimas horas que la Convención Nacional partidaria sea la que defina el futuro político del jefe comunal.

La intención es poder forzar allí la expulsión o, por lo menos, la suspensión del intendente de filas partidarias esperando una resolución judicial sobre su causa.

Hasta el momento, el liderazgo sectorial es escéptico a esa posibilidad. Temen que la discusión de 500 militantes termine por generar un quiebre irreparable.

Maniqueísmo

Enero también será un mes de reuniones y contactos en Alianza Nacional. El senador Jorge Larrañaga , que hasta ahora también se mantiene en silencio, reunirá a su tropa para planificar el año en un encuentro cuyo tema central será, precisamente, lo sucedido en torno Bascou.

Así lo confirmó el diputado Nicolás Olivera, que se despachó con fuertes críticas hacia la actitud del otro bando nacionalista.

"Han puesto a los sectores en posiciones maniqueas. Acá nadie está a favor de Bascou. Rechazamos su accionar porque estuvo mal", dijo.

De todas formas, Olivera cuestionó que se buscara agravar la sanción al intendente en el Directorio. "Es un principio básico de la Justicia que no se puede sancionar a nadie dos veces por un mismo hecho", afirmó.

El legislador se refería al primer pronunciamiento del Directorio nacionalista que, a instancias de lo recomendado por la Comisión de Ética partidaria, decidiera "apercibir" al jerarca cuestionado. Cuestionó así implícitamente el rol que se le adjudicó al informe que la Junta de Transparencia y Ética Pública (Jutep) realizó sobre la situación de Bascou.

Olivera remarcó que la conclusión de la Comisión fue mantener su pronunciamiento original. Pese a eso, protestó, los directores afines a "Todos" votaron por suspender a Bascou, desautorizando en la práctica al tribunal.

"Quiero saber cómo va a quedar la Comisión de Ética despues de esto", se preguntó.

Está pescando

Sus cuestionamientos estuvieron directamente enfocados en la "conducta sectarista" que, según afirmó, mantuvo en este tema el presidente del Directorio blanco, el senador Luis Alberto Heber. "En un partido que se está perfilando para el triunfo y para gobernar el país, es inaceptable", dijo.

Para Olivera, Heber incumplió en su compromiso de respetar la institucionalidad, dejándose llevar por la orientación de su sector y el pronunciamiento de su líder, Lacalle Pou.

El problema, dijo, radica en que el líder de "Todos" debería haber asumido su responsabilidad al frente del partido. "El Directorio siempre ha estado dirigido por el triunfador de las internas", recordó. Mencionó los casos del propio Larrañaga o de Luis Lacalle Herrera.

En cambio, afirmó, Lacalle Pou está en otra cosa. "Se dedica a pescar en la pecera" dijo, en referencia a los dirigentes de Alianza que, como el intendente de Artigas, Pablo Caram, pasaron recientemente a sus filas.

Una actitud que, para Olivera, demuestra una total falta de respeto hacia sus compañeros de partido. "La unidad no es unanimidad. Es tener respeto y no dedicarse a pescar, hacer visitas, tantear a dirigentes o intentar seducirlos", afirmó.

No es moneda de oro

Alianza Nacional buscará cuestionar a Lacalle Pou por vía indirecta, a través de un planteo para que Heber sea removido de su función partidaria.

"Llegaron tarde, me voy en marzo", se adelantó este jueves el senador en Radio Carve. Un anunció ante el que Olivera se mostró escéptico. "Veremos si lo hace" sostuvo, remarcando que el presidente del directorio había informado de su decisión en un acto de la Lista 71, que integra. Un gesto que a su entender constituye "toda una definición" del posicionamiento sectorial del senador.

Heber confirmó a ECOS que dejará su cargo partidario para dedicarse a la actividad sectorial, de cara a las próximas elecciones. Su sucesor, aún está por definirse.

Contra lo que afirma Olivera, dijo que la decisión fue comunicada oportunamente en el directorio, relativizando las críticas de su correligionario.

"Lo hizo en forma individual. Tiene todo el derecho. Uno no es moneda de oro para que lo quiera todo el mundo", ironizó.

El presidente del Directorio defendió su gestión en el proceso relativo a Bascou. "Nos apegamos a la institucionalidad del partido y a la institucionalidad del país", aseguró.

Heber recordó que la intervención del máximo órgano nacionalista fue consecuencia de una solicitud del propio Bascou, que pidió dar su versión sobre los hechos de los que se le acusaba.

También defendió el trabajo de la Jutep, cuestionado desde filas aliancistas, recordando que el Partido Nacional votó las potestades de un organismo que, además, cuenta con un representante partidario, Matilde Rodríguez Larreta, afín a la Larrañaga y que apoyó el informe sobre el intendente.

"Actuamos como correspondía!" dijo Heber, remarcando además que fue la propia Alianza Nacional la que solicitó que el dictamen de la Junta fuera derivado a la Comisión de Ética. Una acción que, según dijo, no era necesaria para un nuevo pronunciamiento del máximo órgano nacionalista.

En su opinión, el tema debería agotarse luego del pronunciamiento de este miércoles. El presidente del Directorio eludió analizar si el asunto tendrá consecuencias políticas para los nacionalistas. "Esperemos que no", concluyó.

Una definición condicionada


Pese a que una de sus integrantes, Carmen Asiaín, elevó un informe en minoría recomendando al Directorio la suspensión partidaria de Bascou, los otros cuatro miembros de la Comisión de Ética concluyeron que el informe de la Jutep "no aportaba nada nuevo" con respecto a la situación política del intendente.

En los hechos, sus conclusiones fueron determinantes para lo que terminó siendo el pronunciamiento partidario ya que, según dijo a ECOS el diputado Jorge Gandini, si la comisión hubiera recomendado una suspensión Alianza Nacional la hubiera apoyado.

La nueva intervención de la comisión era algo que, por ende, los lacallistas pretendían evitar. Los directores hubieran tenido las manos libres para avanzar en una sanción más contudente sobre el jefe comunal cuestionado sin verse obligados a desconocer las conclusiones de su tribunal interno.

Efectos de una sucesión

Agustín Bascou optó por mantenerse lejos de la polémica. Mientras su situación política se definía en Montevideo, el jefe comunal inauguraba obras en Mercedes y en otros puntos de su departamento.

El intendente conserva una alta popularidad entre sus coterráneos, una cuestión que aún los más críticos admiten que no está en discusión. Las últimas encuestas muestran que, de su mano, los blancos retendrían el gobierno departamental, pese a que nivel nacional perderían a manos del Frente Amplio.

"Si usted en Soriano le pregunta a cualquiera, le dirá que la gestión es buena o muy buena", sostuvo el edil nacionalista Marco Morosini, que ha venido reclamándole a Bascou un "gesto" y que renuncie o se tome licencia hasta que su situación judicial se resuelva. El intendente ya lo descartó de plano.

Más allá de tratarse de un posicionamiento político, su eventual salida tendría otras consecuencias a nivel partidario.

Es que su suplente, Carlos Auchayna, responde a nivel nacional al liderazgo de Lacalle Pou, con lo que un cambio de jefatura implicaría que Soriano pasase a manos de "Todos".

De todas formas, la lealtad del viceintendente se mantiene firme. Auchayna controla la Dirección de Hacienda, un elemento clave en la estructura de la Intendencia.

Sus ediles, además, garantizaron que frustrarán cualquier intento de promover nuevamente un juicio político o cualquier otra iniciativa crítica hacia Bascou en la Junta Departamental.