Sendic : Ancap "no se fundió" e inversiones tuvieron aval del gobierno

Actualidad

28/11/2017 22:44

Sendic : Ancap "no se fundió" e inversiones tuvieron aval del gobierno

ECOS

El ex vicepresidente defendió el gasto publicitario del ente durante su gestión y dijo que contó con el visto bueno de Economía y OPP.

"Hay comentarios que no deberíamos hacer en presencia del invitado". La diputada nacionalista Graciela Bianchi estaba preocupada por el duro intercambio que sus colegas mantenían este lunes en el Parlamento frente al ex vicepresidente Raúl Sendic.

"Estamos tomando su tiempo y ha sido muy amable en contestar lo que le hemos preguntado", sostuvo, en referencia a la disposición del ex jerarca a comparecer ante la comisión investigadora que analiza la financiación de las últimas campañas políticas.

El invitado, que llevaba cuatro horas respondiendo las interrogantes que le fueron planteadas, restó trascendencia al debate que estiraba más de la cuenta su presencia.

"No se preocupe. Estoy desocupado", dijo en tono tranquilizador.

Sendic debió comparecer ante la comisión por los gastos de publicidad efectuados durante su gestión al frente de Ancap, entre 2010 y 2013, y la eventual conexión entre la financiación de la campaña de su sector, la Lista 711, con la Agencia La Diez, contratada por el ente.

Al ex vicepresidente se le objeta haber dispuesto un incremento exponencial de la pauta del ente, que pasó de US$ 1,9 millones en 2011 a US$ 7,7 millones en 2013. Un incremento de 433% en dos años.

Poco a poco el invitado dejo el tono amable con el que comenzó expresándose y defendió en forma enérgica su gestión al frente del ente, además de justificar punto por punto la inversión realizada en publicidad. Un gasto, según explicó, destinado a "posicionar" la marca de Ancap y los diferentes productos de la empresa.

La inversión, dijo, lejos estuvo de ser una decisión personal. Contó, además, con el conocimiento y aval de gobierno de turno, señaló.

"Si ustedes revisan el balance de Ancap de todos esos años, van a ver que el gasto de publicidad está absolutamente ajustado al presupuesto. Nunca fue necesario recurrir a una transferencia de recursos para hacer el desarrollo de determinada campaña", explicitó.

"Ese rubro no escapa al control del Ministerio de Economía y Finanzas ni de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto", aseguró, explicando que cada gasto ejecutado necesitaba autorización y era incorporado en el balance anual de la empresa.

"O sea que no hay forma que se pueda hacer un gasto que escape al control y no quede asentado al terminar cada año", dijo.

Sendic justificó el incremento en la publicidad en el marco del plan de inversiones que se llevó adelante en los últimos años y que supuso un "cambio sustancial" en la matriz energética nacional.

"Se puede compartir o no, pero si no hubiéramos desarrollado la inversión en la planta desulfurizadora, tendríamos que haber cerrado la refinería y habernos convertido en importadores netos de combustible", aseguró.

El aumento de la pauta, sostuvo, estuvo fundamentado en que era imprescindible poner en conocimento de la sociedad lo que se había hecho. Lo mismo, dijo, sucedió con las demás inversiones realizadas por la empresa.

"Si hoy Ancap puede ahorrar en publicidad, es gracias a que hubo determinados productos y determinado gasto para su posicionamiento, que permitió que estuvieran en el mercado y que la gente los tomara como propios", señaló. "Se puede cuestionar, pero lo que no se puede pensar es que es ilegal que se haya hecho".

El ex vicepresidente ratificó además que todas las decisiones en materia publicitaria fueron respaldadas en forma unánime por el resto del directorio de Ancap, que integraban en ese entonces los oficialistas Germán Riet y Juan Gómez, junto al nacionalista Carlos Camy y el colorado Juan Justo Amaro Cedrés.

Ancap no se fundió

"No quiero discutir sobre la gestión porque no corresponde, pero no puedo dejar pasar pacíficamente que la empresa se fundió, porque la empresa no se fundió", aseguró Sendic en un momento de su exposición.

Fue cuando algunos diputados de la oposición le reclamaron que su pasaje por Ancap desembocó en la necesidad, a inicios de 2016 y ya en el actual gobierno, de inyectarle a la empresa fondos por US$ 622 millones para recomponer su patrimonio.

A esa cifra hubo que sumarle otros US$ 250 millones de un préstamo de la Corporación Andina de Fomento.

Una capitalización que, según dijo Sendic, debió haberse realizado mucho antes. Es que, según sostuvo, en los años previos y gracias al acuerdo petrolero con Petróleos de Venezuela (PDVSA), Ancap recibió financiamiento externo por US$ 1200 millones.

Cuando hubo que hacer frente a ese financiamiento, señaló, el accionista de la empresa, es decir el Estado, decidió capitalizarla a fines de 2015.

"Podríamos haberlo hecho distinto", expresó al reflexionar que, cuando se decidió la realización del plan de inversiones por US$ 1280 millones -"que no inventamos nosotros sino que fue resuelto por el gobierno"- quizás se debió exigir antes que la empresa fuera capitalizada.

"Pero no lo hicimos. Esa esa, en términos gruesos, la historia de lo que pasó en Ancap", señaló.

Devuelva la hoja

Sendic sostuvo que los cálculos de la comisión sobre la inversión publicitaria en Ancap incurren en el error de tomar un único valor del dólar en vez de hacerlo a un valor promedio de cada año en que se efectuó el gasto.

Así, explicó que en 2011 la erogación fue en realidad de US$ 5,5 millones, que pasaron a ser US$ 7,5 millones en 2012 y US$ 7,7 millones durante el último año de su gestión.

Los datos los llevó apuntados en una hoja de papel, que le fue solicitada para anexarla a la información recibida por la investigadora. Eso generó un fuerte entredicho con el presidente de la comisión, el nacionalista Alejo Umpiérrez.

"Le pido que no le saque una copia", le dijo Sendic. "Pero son los datos que usted estaba dando", respondió el legislador.

"Yo le dije que le iba a mandar una copia y en confianza le permití que lo llevara a secretaría para mostrárselo. No puede sacar una copia", fue la contestación del ex vicepresidente.

Umpiérrez insistió. "Pero son los datos que usted dijo, señor Sendic". El diputado nacionalista no daba crédito a lo que sucedía.

"No tengo la obligación de dejárselos y menos que usted saque una copia no autorizada por mí", dijo el ex vicepresidente, alzando el tono. Su postura fue respaldada por el diputado de su sector, Pablo Gonzaléz. "Esto es grave", señaló. "Devuelva la hoja".

"Le pido que me la devuelva", insistió Sendic. "Cómo no, se la devuelvo", aceptó Umpiérrez, como forma de dar por zanjada la discusión.