Renuncia de Masoller alerta sobre las condiciones del acuerdo con UPM

Publicado: 28/09/2017 15:02
Renuncia de Masoller alerta sobre las condiciones del acuerdo con UPM
SCI

El asesor del MEF venía manejando su renuncia desde hace meses. Sus dudas sobre la negociación eran compartidas por Astori.

Hace varios meses que en el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) se sabía que el director de la Asesoría Macroeconómica, Andrés Masoller, iba a renunciar.

También, que los motivos de su decisión respondían a las diferencias que mantenía con respecto a la forma en que el Poder Ejecutivo estaba negociando el acuerdo para obtener la inversión de la segunda pastera de UPM.

“Hace tiempo que esto se venía manejando”, se dijo a ECOS desde el Ministerio, en donde aseguran que no costa que el paso al costado obedezca a otras razones que su discrepancia en torno a las concesiones que se evaluaban brindar para que la multinacional confirmara su instalación.

Finalmente, la decisión fue concretada en la noche de este miércoles, según informó Telemundo.

El enojo del asesor, se dijo a ECOS, no fue con su jefe, Danilo Astori, que también ha expresado fuertes reservas hacia los beneficios que se podrían otorgar a UPM.

El jefe del MEF se resiste a acceder a las exigencias que planteó la pastera en relación a los aspectos económicos e impositivos del eventual emprendimiento. Específicamente, rechaza lo referido a las exoneraciones tributarias o al pago del canon que debería aportar.

Al respecto, lo que Astori busca es encontrar “el punto medio” donde deba establecerse el valor de canon.

Vale decir que UPM le paga hoy al Estado unos US$ 700 mil por la planta que opera desde 2007 en Fray Bentos. Hacerlo así le reporta un plus en su ecuación económica, según datos de la propia empresa.

La multinacional admitió una ganancia neta de 444 millones de euros en el primer semestre de este año, según se indica en su página web, frente a una facturación de 4.916 millones.

Basándose en lo que supondría tener dos plantas en régimen de zona franca, la empresa ganaría 220% más que lo que tendría que invertir para instalarlas.

Ante la renuncia, el ministro de Economía optó por la prudencia. En diálogo con La Diaria, Astori dijo respetar totalmente la decisión de Masoller, que retornará a su cargo original en el Banco Central.

“Entendió que había cumplido un ciclo,” se limitó a explicar el ministro, que adelantó que “se está muy lejos” de cerrar el acuerdo con UPM.

“No es una discusión fácil y, en la medida en que no esté resuelto, no me parece sano discutir públicamente los acuerdos y las diferencias que hay sobre decisiones que se toman, que son absolutamente normales”, dijo.

Para Astori, la prioridad del MEF es que la inversión de la pastera resulte en un “balance beneficioso” para el país.

Hasta el momento, el gobierno no pudo exhibir ningún gesto concreto que demuestre la intención de UPM de instalarse en el país. En cambio, el Ejecutivo ya presentó un plan para la reactivación del ferrocarril, otra de las exigencias de la multinacional.

Bajo los auspicios del Ministerio de Trabajo, se firmó semanas atrás un preacuerdo laboral ante la eventualidad. El ministro de Transporte, Víctor Rossi, es el que ha mostrado más entusiasmo a la hora de acelerar las negociaciones.

“No he estado en instancias donde alguien manifieste discrepancias con los acuerdos”, dijo este jueves en rueda de prensa el secretario de Estado, destacando el papel cumplido por el renunciante.

“Es un compañero muy trabajador y querido. Es una tema que todos sentimos”, expresó Rossi.

Preguntas y secretos

Las diferentes posturas que en el Ejecutivo existen sobre el tema dispararon una triple convocatoria a las autoridades por parte de la oposición para que el gobierno acuda al Parlamento a informar.

Y la renuncia de Masoller alertó a su vez sobre las verdaderas condiciones que se están negociando con UPM.

La decisión es que, tras este último suceso, el gobierno discuta primero con el sistema político el eventual acuerdo con la pastera, y no lo presente como un hecho consumado.

Astori y Rossi deberán comparecer ante la Comisión de Transporte de la Cámara Baja, para explicar justamente dichas diferencias y, sobre todo, el acuerdo confidencial con UPM.

El segundo en hacerlo fue el senador colorado, José Amorín, que convocará a Astori a la Comisión de Hacienda de la Cámara Alta.

“Preocupa el silencio”, expresó minutos después de su colega nacionalista Luis Lacalle Pou, que reiteró un pedido realizado a principios de mayo para que el gobierno fuera al Parlamento a informar.

Además de Astori, y Rossi, pidió que concurrieran a la Comisión de Industria los ministros Eneida de León (Medio Ambiente), Carolina Cosse (Industria), Ernesto Murro (Trabajo) y Álvaro García (Planeamiento y Prespuesto).

Todos integran el equipo de trabajo designado por el presidente Tabaré Vázquez para hacerse cargo de las negociaciones.

“Resulta de suma importancia poder contar con toda la información referente en tiempo y forma en cuanto al asunto, y transparentar así las gestiones que viene realizando el gobierno.

Otros representantes de la oposición se sumaron al reclamo. “Hay que exigir al gobierno que brinde información”, dijo el senador y líder del Partido Independiente, Pablo Mieres.

La diputada nacionalista Graciela Bianchi resaltó que Masoller era un hombre de extrema confianza de Astori desde el primer gobierno del Frente Amplio, y se preguntó “qué oculta” el gobierno con UPM.

Su correligionario Pablo Abdala pidió saber a su vez “qué es lo que el país está por entregar” a cambio de lograr esa inversión.

El ex operador político astorista Esteban Valenti sostuvo por su parte que la renuncia del asesor del MEF es una gran pérdida para el gobierno y para el país. “Queremos saber qué precio tan alto pagamos y para qué”, pidió.