Niñas filmaron abusos del padre de una de ellas para que les creyeran

Publicado: 27/09/2017 20:45
Niñas filmaron abusos del padre de una de ellas para que les creyeran

Un hombre de 62 años fue procesado con prisión por reiterados delitos violentos al pudor agravados.

Una niña de 10 años era reiteradamente abusada por el padre de una amiga a quien visitaba asiduamente. Éste, una vez que llegaba la pequeña, mandaba a su hija también de 10 años a realizar algún mandado y a solas con la niña "le manoseaba los genitales", como indica un comunicado de la Fiscalía departamental.

"Estos hechos fueron realizados en reiteradas ocasiones" a lo largo de un año, "hasta que la propia hija presencia uno de ellos", señala en la misiva la Fiscal Letrado Mariela Núñez. La madre estaba trabajando durante esos momentos.

La hija del procesado le dice a su "amiguita" que sabe lo que su padre le está haciendo, "que le tiene mucho miedo" y que "nadie les va a creer". Es así que planean filmar el hecho con su ceibalita, lo que "logran luego de varios intentos".

La niña víctima de los abusos le cuenta a su tía y le muestra los videos, y es el padre de la pequeña que radica la denuncia el jueves pasado con un "fragmento de video". Desde Jefatura de Policía y Delitos Informáticos de Artigas, señalaron a ECOS, se actuó rápidamente, "encontrándose los demás videos en la ceibalita de la hija del individuo que fue procesado el viernes por la Justicia. Tanto la esposa como el hijo de esta persona también fueron detenidos pero luego liberados "al no existir elementos que probaran que estaban en conocimiento de los hechos".

La Fiscal Núñez destacó en el comunicado que "este caso es en especial muy doloroso y debería avergonzarnos a todos porque la propia víctima, una pequeña de apenas 10 años, se sometió voluntariamente al abuso para obtener una prueba para que los adultos creyéramos en ella".

Por último, aboga porque "esta acción tan valiente de una niñita abusada" sirva no solo para que se haga justicia sino para que la sociedad tome conciencia de que estas cosas pasan con más frecuencia de lo que creemos y que los niños no mienten, no inventan, y que ante una situación de abuso, aunque crean que no existen pruebas , siempre deben denunciar, porque estos hechos abusivos marcan la vida de los niños para siempre, y es nuestro deber hacer lo imposible para evitarlos, perseguirlos y condenarlos".