Renuncia austera y personal de Sendic activó pacto para evitar debate

Publicado: 11/09/2017 20:15
Renuncia austera y personal de Sendic activó pacto para evitar debate
Parlamento

El sistema político pretende cumplir un acuerdo para aceptar su dimisión sin más trámite. Oposición cuestionó discurso de Vázquez.

Este lunes, las pertenencias y documentos personales de Raúl Sendic comenzaron a ser retirados de su despacho en la Presidencia de la Asamblea General.

Sus colaboradores entraron y salieron varias veces de la oficina que venía ocupando desde el 1 de marzo de 2015 y a la que, probablemente, el aún vicepresidente no vuelva más. .

“Por la presente, renuncio a mi cargo de vicepresidente por motivos personales. Quiero agradecer a los legisladores y a la Asamblea General por el trabajo conjunto. Saluda atentamente, Raúl Sendic”.

Con esta escueta declaración, Sendic comunicaba oficialmente la dimisión que había anunciado en forma pública el sábado en el Plenario del Frente Amplio.

La renuncia será considerada y aceptada en la mañana del miércoles, en una sesión extraordinaria de la Asamblea General, luego de la cual Lucía Topolansky quedará proclamada en forma automática como nueva vicepresidenta.

El tenor de la carta de Sendic, personal y carente de consideraciones políticas, habilitó un acuerdo multipartidario para que su renuncia sea aceptada sin más trámite, evitando ingresar en un debate innecesario.

Un pacto “austero, republicano y acorde con los códigos políticos tradicionales de este país”, según afirmó la senadora frentamplista Daisy Tourné (PS).

Es que en todos los sectores existe la voluntad de no enfrascarse en una discusión de política menor, ante la necesidad de dar vuelta la página.

“Presumimos que no va a existir discusión, lo cual demuestra el nivel de todos los partidos que componen este Parlamento”, dijo la senadora.

La oposición, que justamente esperaba el contenido de la carta de renuncia de Sendic para definir su estrategia en la sesión del miércoles, concordó en que es un tema que debe aprobarse rápidamente.

“El sistema debe actuar con rapidez y austeridad republicana”, dijo el senador y presidente del Partido Nacional, Luis Alberto Heber (Herrerismo). “No me gustaría un debate generalizado que nos nos hará ningún bien”, afirmó.

El senador colorado José Amorín (Lista 15) destacó por su parte el tono sobrio y neutro de la carta de dimisión de Sendic. La misma, dijo, marca un quiebre en la forma tradicional de comunicarse del vice en estos últimos tiempos. “Ha sido uno de los problemas serios que tuvo”, apuntó.

Para el legislador, el contenido de la dimisión no merece mayores comentarios. “El ánimo es evitar una discusión. Veremos qué pasa”.

La postura de los colorados es que el sistema es actuar con prudencia en un tema tan delicado como éste.

Cualquier consideración política que hubiera hecho Sendic atribuyéndole a la oposición la responsabilidad de su renuncia hubiera activado un enfrentamiento de proporciones, en incluso puesto en duda los votos para aceptar su dimisión.

Le erró feo
De todas formas, no es seguro que el pacto asumido este lunes por el sistema pueda cumplirse. Por un lado, cualquiera de los 130 legisladores convocados a la Asamblea podría desalinearse.

Por el otro, lo que evitó la carta de Sendic puede terminarlo por provocar las consideraciones efectuadas este lunes por el presidente Tabaré Vázquez.

El mandatario se refirió al tema luego del Consejo de Ministros. Allí insistió en que su vice sufrió bullying “de una inhumanidad tremenda” y reiteró rechazo a lo que consideró un “ataque bestial e inaceptable”.

Vázquez optó por defender la actitud que tuvo Sendic, “minimizando” los motivos de su renuncia, según se consideró en la oposición, que se mostró muy molesta por sus dichos.

“Lo del presidente me pareció muy lamentable”, dijo Amorín. “Le erró feo. Es muy triste y pésimo”, aseguró.

Amorín lamentó que Vázquez optara por atacar a la oposición y volver a hacer referencia a un supuesto “bullying”, afirmando que fue el propio mandatario el que empujó a Sendic a dimitir.

El senador colorado hizo referencia a cuando el presidente afirmó que “una renuncia es una renuncia” o cuando aseguró que siempre respetaría un fallo adverso del Tribunal de Conducta Política del Frente Amplio en su contra.

“Vázquez le marcó el camino y Sendic renunció porque se quedó sin apoyos”, dijo Amorín. “Lo dejaron solo”.

“El presidente trata de minimizar los hechos que han conmocionado a la opinión pública”, marcó por su parte Heber. “Es la primera vez en la historia de este país que un vicepresidente debe renunciar por cuestionamientos éticos y morales”, dijo.

El titular del Directorio blanco se mostró preocupado ante la actitud de Vázquez. “No es lo mejor. Tomar conciencia de la gravedad de los hechos es la mejor manera de solucionarlos”, apuntó.