Gas Sayago: se preguntan hasta cuándo mantendrán "algo que no existe"

Por: Fabian Cambiaso

Actualidad

7/09/2017 19:33

Gas Sayago: se preguntan hasta cuándo mantendrán "algo que no existe"

El consorcio viene generando pérdidas millonarias. El gobierno apuesta la voluntad de Shell de construir una planta regasificadora.

“Ministra, ¿hasta cuándo vamos a mantener algo que no existe?”, le preguntó el senador colorado Pedro Bordaberry a la titular de Industria, Carolina Cosse.

La interrogante, con tono de exhortación, estuvo referida a Gas Sayago, la empresa estatal conformada para administrar la, hasta ahora, nunca concretada planta regasificadora.

Gas Sayago, cuyo 90% pertenece a UTE y el resto a Ancap, lleva perdidos cerca de US$ 6 millones en lo que va de este año, según un balance auditado por el empresa eléctrica y difundido esta semana por El País.

A su vez, tuvo un resultado neto negativo de poco más de millón de dólares en este primer semestre, según el informe financiero presentado el mes pasado por la petrolera.

El futuro del consorcio, y por ende de la sangría de fondos, depende de la resolución que tome la multinacional Shell acerca de la posibilidad de hacerse cargo de la construcción de la regasificadora, aunque en una escala mucho más modesta que la original.

Estaba previsto que la definición llegara el 31 de agosto, pero el gobierno definió extender el plazo en procura de lograr un resultado exitoso, dijo Cosse a ECOS este jueves.

La ministra afirmó que la multinacional está haciendo contactos en Argentina para explorar la posibilidad de colocar en ese país la producción de gas de la eventual planta.

“Ese hecho, en sí, ya constituye una definición”, remarcó.

Recién allí, cuando llegue la respuesta de Shell, el gobierno evaluará el futuro de Gas Sayago. “Una empresa que no tiene un fin en sí misma”, admitió Cosse.

El fracaso del proyecto original de la regasificardora hizo que en octubre de 2015 el Estado ejecutara la garantía de US$ 100 millones prevista, luego que el consorcio internacional GNLS decidiera abandonar la construcción de la obra.

A julio, quedada poco más del 40% de esa cantidad, según admitieron ante el Parlamento los directivos de Gas Sayago. El resto se gastó en el pago de emprésitos tomados por los adjudicatarios y que el Estado debió asumir. Pero el grueso se fue el mantenimiento de la propia estructura de la empresa.

Allí cobra importancia el pago por salarios que, mes a mes, debe afrontar. El mismo mes, fue difundida la escala de sueldos, en los que Gas Sayago insume unos US$ 3 millones anuales.

Así lo indicó la respuesta a un pedido de informes efectuado por el diputado nacionalista Pablo Abdala.

Así, el gerente general percibe $ 365 mil mensuales. Los gerentes del área ganan alrededor de $ 200 mil y un "especialista en comunicación" recibe $ 102 mil.