Cambio Nelson: juez determinó prisión domiciliaria para Nelson Calvete

Actualidad

7/07/2017 11:28

Cambio Nelson: juez determinó prisión domiciliaria para Nelson Calvete

Google Maps

Su abogado pidió la medida en razón a su estado de salud. La fiscalía pidió una junta médica para confirmar la situación.

"Se trata de un hombre que está preso, que sabe que tiene una condición crónica y que así como está solo podrá empeorar". Así definió a ECOS el estado de Nelson Calvete, ex gerente general del Cambio Nelson, su abogado Edison Vilizzio.

El nuevo magistrado a cargo de la causa, Gonzalo Arsuaga, del Juzgado Penal de 10° Turno de Maldonado, le concedió antes de la Feria Menor la prisión domiciliaria, según informó este viernes el semanario Brecha. Calvete, un hombre de 59 años que padece diabetes, está en una situación "muy riesgosa" para su salud, según dijo Vilizzio.

Desde principios de abril, el ex gerente general del cambio que lleva su nombre, está preso -por un delito continuado de apropiación indebida como coautor- en la cárcel de Piedra de los Indios, en Colonia. Por su estado ya estuvo internado en un CTI de ese departamento, dijo su abogado. "Si bien sus condiciones de reclusión pueden considerarse buenas, no es suficiente para su estado. Ya lo vio el forense y determinó que tiene 'riesgo vital'. Pero la fiscalía pidió nuevas pruebas...", indicó.

El fiscal del caso, Rodrigo Morosoli (que actualmente se encuentra de licencia), indicó que se pidió una Junta Médica al Instituto Técnico Forense (ITF), para ver si este caso amerita una prisión domiciliaria ya que, al inicio del proceso, "no había una documentación que avalara esa posibilidad". Mientras se resuelve este recurso, se aceptó la internación en un centro de salud, aún no determinado, "para que se encuentre en condiciones de vigilancia".

Calvete era la mano derecha del también procesado Francisco Sanabria, dueño del Cambio Nelson. El cierre de esta empresa, con once sucursales en cinco departamentos, fue el 22 de febrero. Un día después, Sanabria se fue del país antes de que la Justicia pudiera decretarle el cierre de fronteras por librar cheques sin fondo y apropiación indebida de dinero. Su fuga dejó a 99 funcionarios del Cambio Nelson sin trabajo y deudas en el entorno de diez millones de dólares.

Además de Sanabria y Calvete, fue a prisión la contadora de la empresa Soledad Ubilla, oficial de cumplimiento ante el Banco Central del Uruguay, por un delito continuado de apropiación indebida y falsificación ideológica, ambos como coautora. A otra contadora involucrada, Beatriz Silva, también se le imputó coautoría de falsificación ideológica, pero en este caso el procesamiento fue sin prisión.

El otro imputado, Humberto Capote, ex presidente del Banco Central del Uruguay y contador externo de la empresa, fue dejado libre pero emplazado. La Fiscalía apeló esta decisión y aguarda tener respuestas luego del fin de la Feria Menor, el 15 de julio.