Coronavirus en Uruguay
1409

Confirmados

37

Fallecidos

1180

Recuperados

Coronavirus en el mundo
20.936.041

Confirmados

759.844

Fallecidos

13.006.841

Recuperados

Editorial:Un presupuesto post pandemia
Ver editoriales anteriores
Sartori: "Paysandú necesita revertir el desempleo y la poca inversión" /// ASSE y la Biblioteca Nacional promueven la lectura en las cárceles /// Partido Nacional rechazó con "profunda indignación" atentado en Salto /// EE.UU. confisca buques iraníes con gasolina que navegaban a Venezuela /// Lacalle Pou cerró julio con una aprobación del 59% de los uruguayos
Actualidad

24/06/2017 11:04

Goncálvez está preso en Paraguay y aguarda la decisión del Juez

Por: Magdalena Herrera

El 7 de junio, el triple homicida fue detenido tras encontrarlo en una actitud sospechosa. Se le incautó un arma, droga y cartuchos.

Goncálvez está preso en Paraguay y aguarda la decisión del Juez

Captura Pantalla

Exactamente un año después de su liberación de la cárcel de Campanero, en Lavalleja, Pablo Goncálvez, 47 años, se encuentra nuevamente entre rejas, en Paraguay.

Fue detenido en la ciudad de Salto de Guairá de ese país, el 7 de junio de 2017 y ahora se encuentra a disposición de la Justicia por supuesta tenencia de estupefacientes y porte de arma sin permiso, confirmaron a ECOS, fuentes de Interpol paraguayas. Actualmente se investiga si la droga incautada era para consumo propio o no, ya que en Paraguay se considera consumo personal sin sanción hasta 2 gramos de cocaína aproximadamente.

El Fiscal de Salto del Guairá, Julio César Yegros, pidió prisión preventiva para Goncálvez, que ingresó al país con pasaporte español.

Detenido

El 7 de junio, en un puesto de control policial, en el barrio San Pablo de esa localidad paraguaya, se le solicitó el documento tras verlo en una actitud sospechosa. "Estaba nervioso", y cuando se le realizó el cacheo se le encontró un arma -una Glock de 9mm- en la cintura, narraron las fuentes. También llevaba consigo 21 cartuchos sin percutir y supuestamente 9,1 gramos de cocaína.

Goncálvez iba en motocicleta. Según las fuentes aún no llegaron las pericias del laboratorio que confirmen que se trataba de cocaína, pero se presume que así sea.

Asimismo, informó Interpol, en Paraguay portar un arma sin carné es delito sancionado.

Una vez que se le constató arma de fuego y estupefacientes, Goncálvez fue llevado a la Jefatura de Salto de Guairá, donde se lo interrogó. Allí él dijo que estaba tramitando la documentación paraguaya (OCN), que había cometido delitos en Uruguay por los que había estado preso y que había ido a Paraguay a "organizarse, cambiar la actitud y rehacer su vida".

Al tratarse de un extranjero detenido en Paraguay, se convocó a Interpol para que se pusiera en contacto con su homólogo en Uruguay y así saber si el imputado era requerido por las autoridades nacionales. Según dijeron, desde Uruguay se envió un escrito manifestando que Goncálvez no era requerido, había purgado toda su pena por un triple homicidio, y tenía autorización de salir del país.

Luego de ello, fue puesto a disposición de la Justicia paraguaya por los delitos que supuestamente cometió en ese país. Ya lleva trece días preso y ahora será decisión del Juez Penal de esa localidad la sanción que reciba, tras el pedido del Fiscal. Está recluido en cárcel de Coronel Oviedo.

Por otra parte, las fuentes señalaron que la documentación (la cédula) paraguaya generalmente para uruguayos es de rápida tramitación. En este caso se demoró porque se enviaron las huellas dactilares a Montevideo.

Un año antes

Pablo Goncálvez fue liberado el 23 de junio de 2016, tras cumplir una pena de 23 años, 4 meses y tres días, por el triple homicidio de María Victoria Williams, Ana Luisa Miller y Andrea Castro.

El homicida fue condenado en 1993 a 30 años, la pena máxima penal prevista en la ley. Pero logró reducirla 6 años, 7 meses y 27 días por estudiar y trabajar. Este beneficio está establecido en la Ley N° 17.897.

Desde 2013 obtuvo libertad transitoria, la que utilizaba para viajar a la Ciudad de la Costa donde tenía una casa e incluso varios servicios como la TV Cable a su nombre, según confirmó ECOS en su momento.

La organización Mujeres de Negro reclamó en aquel entonces a las autoridades que se difunda una foto actualizada de Pablo Goncálvez.