Fiscal Llorente ahora considera reabrir expediente de "tupabandas"

Actualidad

20/06/2017 19:57

Fiscal Llorente ahora considera reabrir expediente de "tupabandas"

FISCALÍA

Fue a partir de una entrevista al ex policía Eduardo Vica Font, quien desarticuló estos grupos, publicada en El País.

En las próximas horas, casi con seguridad este miércoles, la fiscal Stella Llorente pedirá reabrir la investigación en la causa de las “tupabandas”, según confirmaron a ECOS fuentes de la Fiscalía.

Llorente había sido la misma fiscal que, el pasado 18 de mayo, había señalado que no existían indicios para reabrir esa causa por las revelaciones del libro “Eleuterio Fernández Hudiobro, sin remordimientos”, de la periodista María Urruzola. En él, se indicaba que el Movimiento de Participación Popular (MPP), expresión política del Movimiento de Liberación Nacional (MLN)-Tupamaros, se financió en democracia con asaltos a bancos y otras entidades.

“La fiscal entendió que en ese momento no había elementos novedosos que ameritaran una reapertura. Ahora sí”, añadieron las fuentes.

Los elementos novedosos a los que refiere son una entrevista publicada por el diario El País, el domingo 18, al ex policía Eduardo Vica Font, quien estuviera 23 años en el departamento de Hurtos y Rapiñas de la Jefatura de Policía de Montevideo. Como tal, fue responsable de desarticular estos grupos delictivos.

En esa nota, el funcionario policial reveló que una de esas bandas, luego de cada acto delictivo, iba a entregar el dinero a Eleuterio Fernández Huidobro a un comité de base del MPP ubicado por calle Ejido. También señalaba que un ex tupamaro de nombre Luis Alberto Oriol (que supuestamente sería el “Beto” del libro de Urruzola), cabecilla de otra banda, se reunía en un bar del Cerro con el ex ministro de Defensa. A estas reuniones también iba a veces el ex presidente José Mujica.

Huidobro y Mujica habían sido señalados en el libro de Urruzola como los ideólogos de esas bandas.

En un diálogo con ECOS publicado el pasado sábado, el ex presidente Mujica había rechazado el vínculo entre el MLN y las "tupabandas" o "polibandas" que habían actuado durante la década de 1990. Luego de varias ironías, el hoy senador afirmó que con estas acusaciones “están logrando que se piense que todos somos una mierda, que todos somos unos soretes”, en referencia a la clase política.