Profesores de liceo 53 disgustados por "insensibilidad" de Secundaria

Publicado: 15/06/2017 20:29
Profesores de liceo 53 disgustados por "insensibilidad" de Secundaria
CES

El CES dijo que dieron "libertad para tramitar" el duelo por la muerte de alumno. Los docentes dijeron que se debió pelear por ella.

Los profesores del liceo 53, en Brazo Oriental, expresaron en un comunicado su dolor por la muerte de un alumno, un estudiante de 15 años de nombre Diego Rodríguez, al tiempo que denunciaron la “insensibilidad” de las autoridades de Secundaria ante el episodio resaltando que debieron pelear por su “derecho al duelo”.

El dirigente de la Asociación de Docentes de Enseñanza Secundaria (ADES) Luis Martínez le dijo a ECOS que “al duro impacto en la comunidad educativa” de la muerte de este chico, el miércoles de tarde al término de una clase de educación física, “aparentemente por un paro cardiorrespiratorio”, se sumó un episodio este jueves de mañana que cayó muy mal en el liceo.

“Vino una inspectora de Secundaria a tratar de hacer un taller en cada clase, intentar hacer una reflexión. Los alumnos y los docentes querían ir al velorio y acompañar a la familia. Y ante la actitud firme que tuvieron los jóvenes y los docentes, tuvo que venir otra inspectora a suspender las clases”, expresó.

Según el comunicado del núcleo sindical del liceo 53, esa idea de talleres se había comenzado a manejar por la Inspección el mismo miércoles.

“Estudiantes, padres y profesores, comunicándonos por distintas vías (…) ya teníamos claro que esa no era una buena opción. Que como comunidad, como colectivo teníamos derecho a, como ellos dicen ahora, ‘procesar nuestro duelo como mejor nos parezca’”.

Este jueves, según ese comunicado, las autoridades fueron “con una receta: un equipo de psicólogos formado por personas totalmente extrañas a la institución que pretendían ‘contener’ a nuestros alumnos”.

A las 7.30 de este jueves, según el texto, los docentes les estaban explicando a los alumnos más jóvenes que ellos entendían que el liceo debía cerrarse por duelo y en cada casa ellos debían “hablar con sus referentes familiares y decidir cómo procesar esto” y que los compañeros de Diego –un estudiante muy querido- ya podían “retirarse a despedir a su amigo” como una señal de respeto.

Sin embargo, la inspectora enviada por Secundaria –que el gremio identifica por su apellido, Bentancur- dijo que había que realizar los talleres en los salones. Los psicólogos aún no habían llegado, arribaron unos minutos después. De acuerdo con el texto, los propios alumnos decidieron desatender esa iniciativa.

“Los estudiantes la escucharon y cuando terminó de hablar, se retiraron, sin decir una palabra. En ese momento a todos se nos llenó el corazón de orgullo y esperanza. Los profesores y no las autoridades, pusimos un cartel en la puerta, declarando a nuestra institución de luto. El Consejo, si quiere aprovecharla, tuvo una lección. Aunque ahora haya nuevas versiones, este relato cuenta el día que tuvimos que pelear por nuestro derecho al duelo”, finaliza el comunicado del núcleo sindical del liceo 53.

En la página web del Consejo de Educación Secundaria (CES), se leía este texto, luego de transmitir su dolor por la muerte del joven: “Tal como siempre se procede en estas circunstancias, damos libertad a las comunidades para tramitar su duelo, permaneciendo el liceo abierto a los efectos de que quienes deseen concurrir a procesar su dolor con compañeros y colegas puedan hacerlo. El liceo contará con un acompañamiento de profesionales del Departamento Integral del Estudiante adecuado para estudiantes y jóvenes que concurran”.