Cambio Nelson: nuevo juez deberá resolver casos de Capote y Calvete

Actualidad

8/06/2017 16:43

Cambio Nelson: nuevo juez deberá resolver casos de Capote y Calvete

Google Maps

Juzgado en lo Penal de 10° Turno de Maldonado

Desde el 18 de abril, que se interpuso recurso de apelación en esos casos, no hubo cambios. El juez que falló fue trasladado a Montevideo.

Cuando el ex juez letrado de Carmelo Gonzalo Arsuaga termine de asumir este jueves su nuevo cargo, tendrá entre manos la continuidad de uno de los casos más resonantes de este año.

Arsuaga asume el Juzgado Penal de 10° Turno de Maldonado, que intervino en la estafa del Cambio Nelson. El magistrado que hasta este jueves estaba a cargo, Marcelo Souto, ha sido trasladado a Montevideo. Lo hizo sin aún resolver los recursos de apelación que había interpuesto el fiscal Rodrigo Morosoli, sobre la libertad del ex presidente del Banco Central del Uruguay (BCU) Humberto Capote, y de la defensa del ex gerente general de esa casa cambiara Nelson Calvete.

Esas apelaciones fueron presentadas el 18 de abril. Más de cincuenta días después, ambas situaciones permanecen incambiadas. Capote, quien fungía como contador externo del Cambio Nelson, sigue en libertad aunque emplazado, con el pasaporte retenido y prohibición de salir del país. Calvete fue procesado con prisión por un delito continuado de apropiación indebida como coautor y se encuentra recluido en la cárcel Piedra de los Indios, en
Colonia.

"Pensé que Souto iba a resolver la situación antes de irse, pero no fue así", le dijo a ECOS, en un tono que traslucía molestia, el abogado de Capote, Amadeo Otatti. "A mi no me queda más remedio que esperar la decisión del Poder Judicial", señaló por su lado el fiscal que actuó en el caso, Rodrigo Morosoli.

A principios de mayo, Souto había recibido parte de un peritaje contable del Instituto Técnico Forense (ITF) que había ordenado para poder tomar una resolución respecto a la situación de Capote, quien había sido presidente del BCU durante el segundo gobierno de Julio María Sanguinetti (1995-2000). Morosoli había impugnado esa pericia, en el entendido que versaban sobre cuestiones ajenas a la investigación y tendían a exculpar al indagado.

Souto no se había pronunciado y, en rigor, para Morosoli ese peritaje no era considerado relevante.

Para el fiscal ya existía suficiente prueba que indicaba que Capote debía ser procesado con prisión por un delito de apropiación indebida en grado de coautor. La defensa sostiene que su rol no equivalía al de auditor, por lo que su tarea se limitaría a presentar al BCU “informes de compilación” con registros que le enviaba la propia empresa, lo que no incluiría la obligatoriedad de controlar la exactitud de lo que se mandaba.

Por esta causa, el dueño del Cambio Nelson, Francisco Sanabria, fue procesado con prisión por apropiación indebida, falsificación ideológica y librar cheques sin fondo. La contadora de la empresa Soledad Ubilla, oficial de cumplimiento ante el BCU, también fue a prisión por un delito continuado de apropiación indebida y falsificación ideológica, ambos como coautora. A otra contadora involucrada, Beatriz Silva, también se le imputó coautoría de falsificación ideológica, pero en este caso el procesamiento fue sin prisión.

Paralelamente, en el Juzgado de Crimen Organizado se sigue investigado el origen de algunos fondos depositados en el Cambio Nelson, bajo sospecha de lavado. El fiscal que atiende en este caso, Carlos Negro, se excusó de dar declaraciones.