Ediles blancos harán denuncia penal por compra de inmueble de la IM

Actualidad

31/05/2017 13:30

Ediles blancos harán denuncia penal por compra de inmueble de la IM

Junta Dptal de Montevideo

Afirman que el Frente Amplio no les permite investigar. Irán a la Justicia porque ahí “lo político no va a estar por encima de lo jurídico”.

“Vamos a presentar una denuncia penal ante la Justicia, porque ahí lo político no va a estar por encima de lo jurídico”, dijo a ECOS el edil nacionalista Diego Rodríguez, impulsor de la investigación sobre la polémica compra (y su posterior cancelación) de un inmueble en Brazo Oriental por parte de la Intendencia de Montevideo.

El Partido Nacional informó este miércoles que su bancada de ediles se retiró de la Comisión investigadora de esa compra que funcionaba en la Junta Departamental y que había contado con los votos del Frente Amplio para su creación. La decisión fue tomada luego que los ediles oficialistas impidieran la citación del intendente, Daniel Martínez, para consultarlo sobre el tema.

“De la investigación se desprendieron nombres de asesores, arquitectos, escribanos, abogados, todos funcionarios de carrera de la Intendencia, pero el FA nos negó la posibilidad de citarlos. Nos dijeron que funcionarios políticos sí, pero de carrera no. Entonces pedimos para citar al principal funcionario político, que es Martínez. Primero dijeron que sí y luego, el pasado viernes, en sesión extraordinaria, votaron en contra”, relató el edil.

Esto generó la molestia de la bancada nacionalista, que entiende que le están cortando la posibilidad de investigar y por eso anunciaron su abandono de la comisión y la presentación de una denuncia penal. “Avasallaron a la minoría y mostraron incoherencia”, afirmó Rodríguez.

El Partido Nacional tiene tiempo para presentar su informe final en la investigadora hasta el 16 de junio y luego comenzará la elaboración de la denuncia por “presuntas irregularidades en el proceso de compra de ese inmueble, tal como indicó el Tribunal de Cuentas al observarlo”.

Rodríguez dijo que también incluirán otros detalles que consideran “llamativos”. Uno de ellos es que “el pliego licitatorio es un traje a medida para ese inmueble”, dijo. Otro es que quienes lo compraron por US$ 750.000 y luego lo vendieron a la Intendencia en US$ 1.490.000 “son dos operadores inmobiliarios de apellido Kosak, que se presentaron como persona física y no como inmobiliaria”. “Los citamos a la comisión, pero ellos se excusaron por medio de una nota diciendo que el tema los afecta y no querían involucrarse”, agregó.

“Agotamos todos los recursos y esto no puede quedar como que acá no pasó nada, como siempre le pasa al intendente Martínez que con su simpatía queda como que no tuvo que ver”, enfatizó el edil.