Denuncian “ninguneo” de Intendencia de Maldonado a Tribunal de Cuentas

Actualidad

18/05/2017 17:40

Denuncian “ninguneo” de Intendencia de Maldonado a Tribunal de Cuentas

Municipio Maldonado

En lo que va del período recibió 353 observaciones y en 106 de ellas mantuvo gasto. Video vigilancia y contratación de asesores cuestionadas

Este martes, en la Junta Departamental de Maldonado, el edil frenteamplista Joaquín Garlo denunció que la actual administración del intendente Enrique Antía “ningunea el rol de contralor del Tribunal de Cuentas de la República (TCR)” y apuntó específicamente al secretario general de la comuna, Diego Echeverría, a quien acusó de mentir respecto a las observaciones recibidas de parte del organismo de contralor.

Su crítica principal se centra en la compra directa que realizó la Intendencia a la empresa israelí Elbit System por el sistema de cámaras de video vigilancia pública que comenzó a funcionar en diciembre de 2016 en el departamento. Garlo dijo a ECOS que ese contrato, por US$ 18.500.000, fue observado en cinco ocasiones por el TCR y denunció que Echeverría le “mintió” a la Junta cuando aseguró que “no tuvo ni una sola observación del Tribunal de Cuentas respecto a su legalidad”.

En su exposición ante la Junta, el edil enumeró las observaciones realizadas por el TCR en julio, setiembre, octubre y noviembre. “En seis meses, el Tribunal de Cuentas de la República observó cinco veces el proyecto por vicios de su legalidad”, recalcó. En base a esto, Garlo consideró que “la Intendencia y la Junta Departamental con mayorías del Partido Nacional ningunean el rol de control del Tribunal de Cuentas”.

ECOS consultó a Echeverría sobre este tema, y sobre las 353 observaciones que el Tribunal de Cuentas hizo por gastos de la Intendencia desde el comienzo del período de gobierno de Antía, pero el jerarca prefirió no realizar declaraciones.

Según un relevamiento realizado acerca de las resoluciones del TCR, del total de casos la Intendencia de Maldonado reiteró el gasto en 106 ocasiones y el organismo volvió a observarlos. La comuna fernandina es la que más observaciones ha recibido entre los gobiernos departamentales desde que asumieron en julio de 2015. Le sigue la de Montevideo con 273 y bastante más atrás, Canelones con 107. Florida y Colonia tienen 45 y 27 respectivamente, y el resto no llega a la veintena.

Este año, el gobierno departamental de Maldonado recibió 98 observaciones. La última se relaciona a la reiteración del gasto derivado de una licitación pública convocada para el arrendamiento de maquinaria para la operativa de carga y transporte de limpieza.

Uno de los casos expuestos por Garlo ante la Junta fue el del arrendamiento de obras del ex ministro de Economía Isaac Alfie, que percibe $ 71.000 más IVA por mes, a cambio de “formular planes y programas que permitan financiar servicios y actividades públicas departamentales, diseñar formas, políticas y estructuración del financiamiento de gastos e inversiones de la Intendencia y, realizar informes y suministrar datos para la elaboración de la Modificación Presupuestal”.

La observación del Tribunal se basa en que la Intendencia dispuso “un primer pago dentro de los treinta días del dictado de la Resolución de contratación, sin la recepción de manera conforme de todo o parte de la obligación” por parte del contratado. Además, señala que “se dispuso un gasto sin que exista disponibilidad presupuestal”. El edil agregó: “no hemos recibido un solo informe de Alfie”.

Por otra parte, Garlo critica que la Junta Departamental no analiza las observaciones que el TCR realiza a la Intendencia. “Se acumulan todas en un expediente y no se las trata en la Comisión de Presupuesto, que sería el ámbito indicado, y menos en el Plenario”, sostuvo.

Según el curul del MPP, “los contratos de arrendamiento de obras y servicios están siendo continuamente observados porque son una forma de ingresar amigos, correligionarios y familiares a la administración, con sumas abultadísimas y funciones difusas”.

En ese sentido, mencionó el arrendamiento de obra de José Andrés Pereyra De Brum, titular de la Consultora Dígitos (unipersonal), por de $2.067.000 más IVA para la realización de tareas de consultoría y análisis de estados de Opinión Pública.

En este caso el Tribunal de Cuentas consideró, en abril de 2016, que “no se acredita la imposibilidad de realizar concurso de méritos o antecedentes, y tampoco se acredita que no existan en plaza diversas personas físicas y/o jurídicas, que ofrezcan servicios de consultoría, investigación de medios e investigación social en general, similares a los adjudicados a la Consultora Dígitos”.

El gasto en la contratación de Pereyra fue mantenido por la Intendencia, argumentando que “la contratación encuadra en el concepto de producción científica, lo que habilita la compra directa”. Ante esa respuesta, el Tribunal de Cuentas la volvió a observar en junio del año pasado y dio cuenta a la Junta Departamental.

Observados por no tener “cuidado en las formalidades”

Consultado sobre los casos de Maldonado y de Montevideo, que son las dos con mayor número de observaciones en todo el país, el ministro del Tribunal de Cuentas León Lev, dijo a ECOS que mayormente son cuestiones formales las que se señalan, porque se adoptan procedimientos “sin tener cuidado en las formalidades”. “El problema es la cantidad y no tanto la calidad”, aseguró.

Pese al número de dictámenes y a que en la mayoría de los casos se mantiene el gasto, dijo que no se piensa implementar ningún procedimiento diferente.
“Si ellos quieren tener menos observaciones, son ellos los que tienen que decidir, porque en definitiva quedan registradas y de la misma manera que a la prensa les llama la atención, se la llama a cualquier ciudadano”, afirmó.

Por otra parte, el ministro señaló que, pese a que una vez por año el TCR envía al Parlamento todas las observaciones realizadas a los distintos organismos del Estado y los gobiernos departamentales, estas no son tratadas “salvo que sean por algún problema puntual como un juicio político”.