Ex ministro dice que nunca se pudo probar nexo de "polibandas" y MLN

Actualidad

21/04/2017 05:04

Ex ministro dice que nunca se pudo probar nexo de "polibandas" y MLN

Doménica Pioli - UCU

El MPP dejará que la Justicia determine la falta de veracidad del libro de María Urruzola, que plantea cosas "absolutamente disparatadas".

El presunto vínculo entre los integrantes de una de las “polibandas” que operó entre fines de la década de 1980 y principios de la siguiente y el Movimiento de Liberacion Nacional - Tupamaros nunca se pudo probar.

Así lo dijo Juan Andrés Ramírez, que se desempeñó como ministro del Interior en la época en que operaban estas bandas.

El nexo está planteado en el libro “Eleuterio Fernández Huidobro, sin remordimientos”, escrito por María Urruzola y que viene generando una intensa polémica en los últimos días.

En diálogo con ECOS, el ministro recordó que en su momento la Policía apresó a tres ex integrantes del MLN que habían cometido varios delitos, entre ellos rapiña. Pero en ese entonces no se pudo probar que ellos o su actividad mantuvieran un vínculo orgánico con el MLN.

“Nunca apareció ninguna vinculación, sino el juez hubiera indagado a los supuestos receptadores”, dijo en referencia a los que en ese entonces dirigían el grupo.

El ex jerarca mencionó una serie de “sospechas” que en ámbitos policiales y en la propia opinión pública despertó el supuesto nexo entre esos asaltos y los tupamaros. “Pero lo que interesa no es la sospecha, interesa si respondían a una organizacion o actuaban por su cuenta”, expresó.

Ramírez fue ministro del Interior durante el gobierno de Luis Alberto Lacalle. Ocupó ese cargo entre 1990 y 1993, cuando renunció para ser candidato presidencial en las elecciones del año siguiente.

Disculpas

La Justicia volverá a investigar el caso de las “polibandas” luego que el fiscal de Corte, Jorge Díaz, remitiera una copia del libro a la sede del Ministerio Público de 11 turno, donde la causa será desarchivada.

Al respecto, el MPP dejará que el asunto siga su curso en la Justicia, y que sea alli donde se determine si lo que publica Urruzola es o no verdad.

Así lo dijo el diputado Sebastián Sabini, que consideró que si en ese ámbito se comprueba que lo afirmado en el libro no es cierto, la periodista debería retractarse.

“Uno debe tener responsabilidad como autor en lo que publica. El libro plantea cosas absolutamente disparatadas. Todo el mundo sabe que a principios de los ‘90 la situación financiera del MPP no era buena”, dijo.

Sabini sostuvo que era vox pópuli que el ex presidente José Mujica tuvo en ese entonces que vender su casa para pagar las deudas laborales de los trabajadores de la Radio Panamericana, vinculada al grupo.

“Esa situación no tiene mucha coincidencia con un MLN millonario, como plantea el libro”, dijo, recordando que acusaciones de este tipo ya habían surgido antes de las elecciones de 2009, cuando Mujica fue electo presidente.

El diputado se expresó además sobre la cifra que la publicación de Urruzola le adjudica al MLN como botín de esas actividades.

“Treinta millones de dólares debe ser lo que gastó todo el sistema político en las pasadas elecciones”.

El MPP tenía previsto reunir a su Comité Ejecutivo este jueves, y el asunto no integraba el orden del día.

Otro diputado de ese sector, Daniel Caggiani se mostró extrañado ante las “amplificaciones mediáticas” del caso. “Parece que en el Uruguay del siglo XXI sigue siendo más noticia un libro de chismes viejos que un ex ministro de Economía sea dueño de un estudio jurídico que lavó millones de dólares del Lavajato”.

Se refería a Ignacio De Posadas, al que “Folha de Sao Paulo” vinculó a principios de este mes con el lavado de más de US$ 5 millones de Eduardo Cunha, el ex diputado brasileño artífice de la destitución de Dilma Rousseff e investigado por corrupción por la Justicia brasileña.

Divagues

“La cabecita de Fernández Huidobro no era una cabecita muy coherente”. Así se expresó el ex diputado Esteban Pérez, viejo integrante del MLN, que responsabiliza al fallecido ministro de Defensa de los “divagues” del libro.

“Hubo cosas muy notorias que dijo en su momento que eran absolutos divagues”, aseguró.

Entre ellos, recordó cuando el ex ministro vinculó al Servicio Paz y Justicia con la CIA.

“Si hubiera algo de cierto en lo que dijo, Fernández Huidobro rompió los códigos más sagrados. Hubo gente que aguantó la tortura y no reveló secretos”, concluyó Pérez.

El ex diputado dijo no tener constancia de las afirmaciones del libro, ya que en ese momento no formaba parte del Ejecutivo del MLN.