Trabajadores de la construcción denuncian gravísimo desempleo en Salto

Actualidad

28/03/2017 18:08

Trabajadores de la construcción denuncian gravísimo desempleo en Salto

Obreros de Salto evaluarán movilizarse si el sector continúa con baja actividad. Oscar Andrade dijo que se debe al fin del "boom" del sector

El total de trabajadores de la construcción empleados en Salto es tres veces menor al que había hace tres años, denunció Heber Eduardo Arruda, secretario de la filial salteña del Sunca. “Hay 500 obreros con trabajo, cuando en 2014 había 1800; es poquísimo”, agregó.

El dirigente sindical estima que la cantidad de desocupados ronda los 1300, muchos de los cuales están al momento sin seguro de paro. “En la reunión con la directiva que tenemos agendada para hoy resolveremos qué pasos vamos a dar; si nos tenemos que movilizar para exigir empleo –dijo–, lo haremos".

La baja en la actividad, para Arruda, se debe principalmente a “la escasez de las inversiones privadas y la falta de obras públicas del gobierno”.

Hoy, según consignó el diario salteño El Pueblo, las principales construcciones que hay en el departamento son la planta de tratamientos de efluentes de OSE, con más de 100 trabajadores, y el futuro Hospital de Agudos, que emplea a 50.

“También está la planta fotovoltaica de La Jacinta que genera bastante actividad, pero nada más; el resto son trabajitos en donde se emplean a cuatro o cinco obreros”, dijo Arruda.

Meseta

Para Oscar Andrade, secretario general del Sunca, el fenómeno del desempleo de este departamento es una consecuencia esperable, “teniendo en cuenta que se acabó el boom inmobiliario e industrial que hubo entre 2012 y 2014”.

Entre esos años, recordó, “estuvo el momento de mayor actividad de la construcción de la planta de Montes del Plata, coincidiendo con la eclosión de la actividad inmobiliaria en Punta del Este y la Costa de Oro”.

“En ese entonces el BPS llegó a registrar un total de 70 mil trabajadores, más del triple de lo que hubo en la crisis de 2002, como para hacerse una idea”, contó.

Pero en 2015 sobrevino una meseta. “Muchos compañeros que en ese periodo tuvieron un montón de trabajo hoy están desocupados; no conozco la situación específica de Salto, pero seguramente es como se indica”, expresó.

Según datos del sindicato, Maldonado es otro de los departamentos con problemas de desocupación. Dijo Andrade: “allí llegó a haber cerca de 9.000 trabajadores en obras, y ahora hay menos de la mitad”.

De todas formas, anunció, de acuerdo a lo reflejado por algunos indicadores, como la perspectiva de las inversiones públicas y privadas, y el volumen de permisos de construcción solicitados a las intendencias –medido en metros cuadrados–, este año presentará un leve repunte. “Pero nada hace pensar que recuperaremos los niveles de actividad que había hace tres años”, concluyó.