A un mes de su desaparición, sigue sin haber noticias de Mónica Rivero

Por: Leonel García

Actualidad

13/03/2017 14:13

A un mes de su desaparición, sigue sin haber noticias de Mónica Rivero

Las investigaciones están "especialmente reservadas" y restringidas a la defensa. Desde la mañana del 13 de febrero no hay datos de ella.

Un mes después exacto de que su marido la dejara cerca de una peluquería del Buceo, sigue sin saberse nada de Mónica Rivero. Pareciera que se la tragó la tierra. Y la defensa de su familia tiene restringido el acceso a las indagaciones.

El 13 de febrero, Miguel Duarte dejó a Rivero, de 44 años, en las cercanías de Luis Alberto de Herrera y Ramón Anador. Eran las 7.45 de la mañana, aproximadamente. El matrimonio, que no tiene hijos, vive en el Cerrito de la Victoria, pero ella era habitué de ese comercio, al que no llegó a entrar, según los registros de su cámara de seguridad.

Ese día, según dijeron a ECOS fuentes vinculadas a la familia, ella y sus hermanos tenían previsto coordinar para acompañar a su padre, que sufre diabetes, al médico. Luego Rivero iba a ir a su lugar de trabajo, en la tesorería de la automotora Julio César Lestido. Estas fuentes aseguran que ella hizo una llamada por whatsapp en la mañana que nadie atendió y que nada hacía prever que pasara nada raro.

Lo cierto es que no se sabe más nada de ella desde entonces.

La familia denunció esta situación e incluso comenzó una campaña de búsqueda pidiendo información a través de las redes sociales. Pero lo que originalmente comenzó siendo una persona desaparecida adquirió ribetes más complejos. La mujer está registrada como jugadora VIP del Hotel Conrad, de Punta del Este, así como su marido, su hermano y su hermana. Y Lestido, donde ella trabajaba, había radicado una denuncia en enero por un faltante de casi doscientos mil dólares.

La abogada de la familia de Mónica Rivero, Fabiana González Raggio, dice que al habérsele aplicado a este caso la ley 18.494, la de “control y prevención de lavados de activos”, su acceso a las investigaciones que se están realizando está restringido. “Estoy a la espera de las novedades que pueda recibir. La semana pasada me reuní con la jueza. Me están informando las diligencias que se llevaron a cabo”, le dijo a ECOS.

La magistrada que interviene en el caso, la jueza en lo Penal de 13° Turno Ana Claudia Ruibal, se limitó a señalar a este portal que “están especialmente reservadas” las medidas que esa sede está tomando y que “no hay ningún dato, absolutamente ninguno”, de la mujer desaparecida. “Presumimos que del país no salió”, agregó. Aunque no se descarta que haya cruzado la frontera.

“Yo estoy recibiendo novedades de datos que he pedido todos los días, pero datos concretos no he recibido ninguno”, concluyó Ruibal.

La jueza había dispuesto el cierre de fronteras para Rivero, Duarte y los dos hermanos de la primera. También se bloquearon sus cuentas bancarias.

“Los familiares (de Rivero) están deshechos. Están viviendo una incertidumbre que los carcome día a día”, graficó González. A la incógnita de saber qué pasó con la mujer, está la situación de tener las cuentas bloqueadas. Según su abogada, varios allegados los están asistiendo.

Según se desprendió de la investigación, los cuatro habían jugado en el Conrad unos cinco millones de dólares. La doctora González indica que esa cifra no guarda relación con los ingresos de la familia. El marido y su hermano ya declararon y fueron puestos en libertad, al no habérsele encontrado relación con el faltante de Lestido. “La que puede decir algo al respecto es quien está desaparecida”, añadió.

El 24 de febrero, en declaraciones al noticiero Subrayado, de Canal 10, un desesperado Miguel Duarte le pedía por favor a su esposa que apareciera, que la familia – que estaba “destrozada”- la “iba a apoyar” si había cometido un error.