Coronavirus en Uruguay
1353

Confirmados

37

Fallecidos

1125

Recuperados

Coronavirus en el mundo
19.919.559

Confirmados

732.284

Fallecidos

12.143.142

Recuperados

Editorial:Un presupuesto post pandemia
Ver editoriales anteriores
Colectivo de enfermeros reclama un cambio en su régimen de trabajo /// La vacuna rusa será producida en el sur de Brasil /// Diego Godín y su alegría tras la clasificación del Inter a semifinales /// Murieron 34 refugiados por explosión del puerto de Beirut según ACNUR /// Operación Casa Grande desmanteló organización criminal en Salto
Actualidad

3/03/2017 15:59

Lacalle Pou plantea debate público para rediscutir politicas sociales

"Nadie sabe bien en qué está gastando el Mides" dijo el senador, justificando la necesidad de una auditoría externa sobre el organismo.

Lacalle Pou plantea debate público para rediscutir politicas sociales

MEC

El senador nacionalista Luis Lacalle presentó este jueves 20 propuestas con el objetivo de “mejorar la gestión”, evitando así que “las ineficiencias sigan siendo pagadas por los uruguayos”.

En ese documento, muy crítico con la administración de Tabaré Vázquez, hubo un destinatario concreto: el Ministerio de Desarrollo Social (Mides).

"El uruguayo es solidario pero no tonto y quiere saber a dónde van sus recursos y para que se están usando”, fue la frase que utilizó para enfatizar la necesidad de mayores controles en ese organismo.

Directamente, Lacalle Pou quiere que, en el correr de este semestre, Vázquez ordene una auditoría externa independiente sobre el ministerio, cuyos resultados tengan la más amplia difusión.

Esa información, dijo, deberá servir como insumo para un debate público sobre las mejores políticas sociales que puede impulsar la sociedad.

“La sensibilidad social no es patrimonio exclusivo del actual gobierno, ni mucho menos del Mides. Por eso todos queremos saber qué impacto están teniendo los distintos programas en ejecución”, advirtió.

En el planteo se recuerda que el Mides tiene un presupuesto anual de US$ 160 millones, la misma cantidad de dinero de la que dispone Transporte y Obras Públicas para hacer obras de vialidad en todo el país.

Lacalle Pou plantea una diferencia importante entre estos casos. “Si el Ministerio de Transporte hace o no obra pública, es algo que se viste a simple vista. En cambio, nadie sabe muy bien en qué está gastando el Mides ni qué resultados está obteniendo”.

La propuesta pone el foco en los contratos que el ministerio tiene con diversas organizaciones no gubernamentales para la realización de una serie de tareas sociales, y que suponen unos US$ 15 millones anuales.

“No se conocen con precisión lo criterios y procedimientos con los que fueron seleccionadas, ni el uso que se están haciendo de estos recursos, ni el impacto que tiene su trabajo”, aseguró.

En el documento, señala que ni siquiera se sabe cuántas de estas organizaciones están recibiendo este tipo de financiamiento y que podrían ser, dijo, ser centenares.

Otro punto cuestionado es el propio presupuesto del Mides y su evolución en los últimos años. Según el planteo, lo ejecutado en 2014 fue más del doble que 2010.

“La suma de funcionarios públicos y no públicos con los que cuenta el ministerio pasó de 900 ese año a más de 2000 en 2016. Pese a la enorme cantidad de recursos movilizados, no hay buenos mecanismos de control ni evaluaciones de impacto”, sostuvo.

El informe da cuenta que el Mides, además, fue la oficina peor evaluada por el Tribunal de Cuentas en 2014. Casi la cuarta parte del gasto ejecutado fue observado por ese organismo.

“El dinero que administra el ministerio es el dinero que la sociedad destina a apoyar a los más vulnerables y a los más necesitados”, dijo Lacalle Pou.

“La ineficiencia en este terreno tiene consecuencias más dramáticas que en muchos otros. Pero el gobierno no puede mejorar la calidad de su gestión, por que ni siquiera sabe si es muy buena o muy mala”, señaló.

Lacalle Pou reivindicó el hecho que, al haber votado en su momento la creación del Mides, el Partido Nacional fue su impulsor. Es por eso que dijo sentirse en el deber de exigirle al Ejecutivo que evalúe lo que se está haciendo ahora mismo.

“Gastar mucho dinero no es suficiente para mejorar las condiciones de vida y ofrecer oportunidades a los uruguayos que están peor. Además hay que gastarlo bien, y el Mides no lo está haciendo”, dijo.